Un niño somnoliento es más propenso a aumentar de peso

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 26 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Dormir mal quizá no solo haga que sus hijos estén irritables, según un nuevo estudio.

Los niños que no duermen lo suficiente son más propensos a ser obesos en el futuro, según unos investigadores. Y eso podría aumentar incluso sus probabilidades de sufrir un cáncer décadas más tarde.

El estudio de 120 niños estadounidenses, de 8 años de edad de promedio, asoció una mala calidad del sueño con un mayor índice de masa corporal (IMC), que es un estimado de la grasa corporal basado en el peso y la estatura.

"La obesidad en la niñez lleva con mucha frecuencia a la obesidad en la adultez. Esto los pone en un riesgo más alto de desarrollar cánceres en la adultez relacionados con la obesidad", explicó el autor del estudio, Bernard Fuemmeler, director asociado de prevención y control del cáncer del Centro Oncológico Massey de la Universidad Estatal de Virginia, en Richmond.

"Hoy, mucho niños no están durmiendo lo suficiente", comentó en un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research). "Hay una serie de distracciones, como la presencia de pantallas en el dormitorio, que contribuyen a un sueño interrumpido y fragmentado".

"Esto, si se perpetúa en el tiempo, puede ser un factor de riesgo de obesidad", añadió. "Debido a los fuertes vínculos entre la obesidad y muchos tipos de cáncer, la prevención de la obesidad infantil es prevención del cáncer, en mi opinión".

El estudio sugiere que aunque la duración del sueño es importante, evaluar la calidad del sueño en sí podría ser también importante para la prevención de la obesidad infantil, planteó Fuemmeler.

Se necesitará más investigación para comprender con exactitud el modo en que dormir mal podría afectar al peso, dijo. Este estudio no demuestra que dormir mal provocara la obesidad o el cáncer.

Los hallazgos serían presentados el lunes en la reunión de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer, en Austin, Texas. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el sobrepeso y la obesidad en la niñez.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: American Association for Cancer Research, news release, Jan. 26, 2018

--

Last Updated: