Los antioxidantes no son la panacea de la enfermedad cardiaca en las mujeres

Un estudio no halla sustitutos para los medicamentos convencionales o el estilo de vida saludable

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 13 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un macroestudio ha encontrado que los complementos de antioxidantes populares como la vitamina C, E y el beta caroteno no previenen la enfermedad cardiaca en mujeres de alto riesgo.

"Es evidente que los antioxidantes no son la panacea para la prevención de la enfermedad cardiaca", dijo la Dra. JoAnn E. Manson, investigadora principal del estudio y jefa de medicina preventiva en el Hospital Brigham and Women's de Boston. "No observamos un beneficio o riesgo general para estas vitaminas y la enfermedad cardiovascular".

El estudio muestra que los complementos de vitamina C, E y de beta caroteno no sustituyen los medicamentos cardiovasculares convencionales de resultados probados, agregó la Dra. Nanette K. Wenger, profesora asociada en la división de cardiología de la Facultad de medicina de la Universidad de Emory.

Las pacientes, en particular, parecen "adorar los antioxidantes, y a veces, por alguna razón, dejan de tomar los medicamentos que pueden salvarles la vida en pro del uso de complementos", agregó Wenger, directora del consejo de seguridad de datos y monitorización del estudio.

Los hallazgos también significan que "tenemos que redoblar los esfuerzos en cuanto a la prevención convencional", tales como dieta saludable, ejercicio, control de peso y evitación del tabaco, apuntó Manson. "Un problema ocasional es que cuando existe una expectativa de beneficio por tomar una pastilla, las personas se muestran menos vigilantes para controlar los factores de riesgo establecidos y hacer modificaciones más drásticas en el estilo de vida", agregó.

Los resultados fueron publicados en la edición del 13 de agosto de los Archives of Internal Medicine.

El Estudio cardiovascular sobre el uso de antioxidantes en mujeres (WACS, por su sigla en inglés) hizo seguimiento al impacto cardiovascular de los complementos de vitaminas C, E y de beta caroteno en 8,171 mujeres de alto riesgo durante más de nueve años. Las mujeres, con 40 años en promedio, tenían un historial de enfermedad cardiovascular o por lo menos tres factores de riesgo.

El estudio aleatorio controlado por placebo y doble ciego es "el primer ensayo a gran escala que se ha hecho para analizar el papel de la vitamina C en la prevención de la enfermedad cardiovascular", dijo Manson, que también es profesora de medicina en la Facultad de medicina de Harvard. El estudio analizó la efectividad de los complementos de vitamina C, E y de beta caroteno de manera individual, así como del uso de los tres complementos en dosis por encima de la cantidad diaria recomendada en combinaciones de dos y tres vías.

El estudio sí sugiere la posibilidad de que una combinación de vitaminas C y E parece reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, apuntó Manson. Este hallazgo "podría ser fruto de la casualidad", pero "necesita posteriores estudios", dijo. Sin embargo, "las personas no deberían precipitarse y empezar a tomar vitamina C y E con la promesa de obtener un beneficio para el accidente cerebrovascular", señaló, agregando que el hallazgo "no está listo para su uso masivo".

Estos hallazgos del WACS se hacen eco del panel consultivo de la American Heart Association (AHA) de 2004 que señaló que las investigaciones que se llevaron a cabo entre 1994 y 2002 no respaldan el uso de complementos de antioxidantes para la prevención o el tratamiento de la enfermedad cardiaca. A principios de este año, las directrices de la AHA respecto al riesgo para toda la vida que tienen las mujeres de sufrir enfermedad cardiaca establecen que los antioxidantes como la vitamina C, E y el beta caroteno no deberían usarse en la prevención de la enfermedad cardiaca.

La enfermedad cardiovascular es la causa principal de muerte entre las mujeres de EE.UU. Cerca del 37 por ciento de las mujeres estadounidenses viven con enfermedad cardiovascular, e incluso más están en riesgo de la afección, de acuerdo con la asociación cardiaca.

El Dr. Ishwarlal Jialal es experto en antioxidantes y director del Laboratorio para investigación de la arteriosclerosis y metabólica, así como profesor de medicina interna en el Centro médico de la Universidad de California en Davis. Estuvo de acuerdo en que los resultados del nuevo estudio muestran que "necesitamos buscar otras terapias" para la enfermedad cardiaca. Agregó que le gustaría ver más investigaciones sobre la combinación de vitaminas C y E. El estudio también es valioso, porque muestra que la vitamina C, E y el beta caroteno solos o combinados no causan daño alguno, apuntó.

Los resultados del WACS sobre los complementos de vitamina C, E y de beta caroteno tampoco descartan la teoría de los antioxidantes en la enfermedad cardiovascular, que el estudio describe como antioxidantes que eliminan los "radicales libres" y limitan "el daño que pueden causar", apuntó Otros antioxidantes menos comunes están siendo evaluados en ensayos clínicos, agregó.

En un estudio de seguimiento del ensayo WACS, el equipo de investigación analizará si la combinación de vitaminas C y E afecta los biomarcadores en la sangre que predicen el accidente cerebrovascular potentemente, añadió Manson. Ese trabajo utilizará las muestras de sangre de 300 participantes tomadas al principio y al final del estudio WACS.

Más información

Para mayor información sobre las mujeres y las enfermedades cardiacas, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: JoAnn E. Manson, M.D., chief of preventive medicine, Brigham and Women's Hospital, and professor of medicine, Harvard Medical School, Boston; Ishwarlal Jialal, M.D., Ph.D., Robert E. Stowell Endowed Chair in Experimental Pathology, director of the Laboratory for Atherosclerosis and Metabolic Research, professor of internal medicine (Endocrinology, Clinical Nutrition and Vascular Medicine), University of California, Davis, Medical Center; Nanette K. Wenger, M.D., professor of medicine, division of cardiology, Emory University School of Medicine, and chief of cardiology, Grady Memorial Hospital, Atlanta; Aug. 13, 2007, Archives of Internal Medicine

Last Updated: