Por qué con frecuencia se aumenta de peso con la edad

In English

LUNES, 9 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Le sucede a la mayoría de los estadounidenses al envejecer. El peso se acumula, a pesar de los esfuerzos por comer bien y hacer ejercicio.

Ahora, una investigación sobre las células grasas revela por qué es tan difícil permanecer delgado a medida que se envejece. Los nuevos hallazgos podrían apuntar a nuevas formas para tratar la obesidad, afirman unos investigadores suecos.

Un equipo dirigido por Peter Arner del Instituto Karolinska en Estocolmo analizó células grasas extraídas de 54 hombres y mujeres a lo largo de un promedio de 13 años. Las personas del estudio que consumieron las mismas o más calorías a medida que envejecían tuvieron un aumento promedio de peso del 20 por ciento.

¿Por qué? Según el grupo de Arner, las células grasas mostraron declives vinculados con la edad en la tasa a la cual las grasas (lípidos) se eliminaban y almacenaban en las células con el tiempo. Se trata de un proceso llamado "recambio de lípidos".

Los investigadores también evaluaron el recambio de lípidos en 41 mujeres que se sometieron a cirugías para perder peso, y su tasa de recambio de lípidos afectaba a su capacidad de mantener su pérdida de peso de cuatro a siete años tras la cirugía.

Solo las mujeres que tenían una tasa baja de recambio de lípidos antes de la cirugía experimentaron aumentos en su tasa tras la cirugía y lograron que el peso no volviera en los años posteriores a la cirugía.

El equipo sueco sugirió que esas mujeres podrían tener un mayor "espacio" para aumentar su recambio de lípidos en comparación con las mujeres que ya tenían una tasa alta de recambio antes de la cirugía para perder peso. Esto les dio una ventaja respecto a poder mantenerse relativamente delgadas.

"Los resultados indican por primera vez que unos procesos de nuestro tejido graso regulan los cambios en el peso corporal durante el envejecimiento de una forma que es independiente de otros factores", señaló Arner, profesor de medicina, en un comunicado de prensa del instituto.

Una experta en la pérdida de peso de EE. UU. dijo que los hallazgos tienen sentido, pero que es probable que haya muchos factores más implicados.

"Un proceso normal del envejecimiento es una tasa metabólica más lenta. Nuestro cuerpo usa menos energía para funcionar, y como resultado hay menos 'lipólisis', o degradación de la grasa", comentó Sharon Zarabi, dietista registrada y directora del programa bariátrico del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Pero "en última instancia, lo que influye en la pérdida de peso es nuestro metabolismo, microbioma, hormonas, ingesta de nutrientes, genética, composición muscular, ejercicio y toxinas ambientales: sí, es mucho", aseguró Zarabi.

Arner dijo que los hallazgos de su equipo podrían "ofrecer nuevas formas de tratar la obesidad".

Las investigaciones anteriores han mostrado que una forma de acelerar el recambio de lípidos en el tejido graso es aumentar la cantidad de ejercicio que hace, anotó Arner. El nuevo estudio respalda esa teoría, y también sugiere que aumentar la actividad física podría mejorar las probabilidades de éxito a largo plazo de los pacientes que se someten a una cirugía para perder peso.

Y Zarabi enfatizó que "la buena noticia es que, aunque no se puede controlar la edad, si tiene una mayor aptitud física y una mayor masa muscular, el recambio de lípidos sigue siendo posible".

Los nuevos hallazgos se publicaron el 9 de septiembre en la revista Nature Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre un peso sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Sharon Zarabi, R.D., director, bariatric program, Lenox Hill Hospital, New York City; Karolinska Institute, news release, Sept. 9, 2019

--

Last Updated: