¿Cuánto café es demasiado?

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES, 31 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Ya sea en cappuccinos o en bebidas frías, el café es un pilar de la mañana de muchos estadounidenses, pero ¿es saludable? ¿Y cuánto es demasiado?

Un estudio de la Universidad del Sur de Australia sugiere que un par de tazas para comenzar el día no hacen daño, y que podrían incluso ser buenas para uno. Pero beber seis o más tazas de café al día puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca en hasta un 22 por ciento, encontraron los investigadores.

Mas o menos una de cada cuatro muertes en Estados Unidos se debe a la enfermedad cardiaca, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte en todo el mundo.

Por eso, Elina Hypponen y Ang Zhou, del Centro Australiano de Salud de Precisión en Adelaida, decidieron descubrir en qué punto un exceso de cafeína provoca hipertensión, un factor de riesgo clave de la enfermedad cardiaca. El punto de inflexión: seis tazas de ocho onzas (237 mililitros), cada una de las cuales contenía unos 75 miligramos (mg) de cafeína.

"Conocer los límites de lo que es bueno para uno y que no es imperativo", dijo Hypponen en un comunicado de prensa de la universidad. "Si se deja llevar su salud lo pagará", añadió.

En el estudio, los investigadores usaron una base de datos de Reino Unido de más de 300,000 adultos de 37 a 73 años, para explorar cómo el gen que metaboliza a la cafeína (CYP1A2) afectaba a la capacidad de las personas de procesar la cafeína y su riesgo de enfermedad cardiaca.

Encontraron que los portadores de una variación del gen podían metabolizar la cafeína cuatro veces más rápido que los demás. Pero Hypponen dijo que eso no significa que puedan beber más café sin ningún riesgo.

El café es la bebida más popular del mundo, y se estima que cada día se consumen 3 mil millones de tazas.

Pero Hypponen anotó que una taza de café podría significar cosas distintas para distintas personas.

"Si suponemos que una taza tiene… la medida estándar de una taza, contendría unos 75 mg de cafeína", dijo. "Si solo vemos el contenido de cafeína, un espresso doble equivale a alrededor de un café normal". Un café helado grande de Starbucks, por otro lado, contiene hasta 150 mg de cafeína.

Hypponen dijo que las personas que deseen reducir su riesgo de enfermedad cardiaca deberían tener esas cifras en cuenta.

El Dr. Gregg Fonarow, cardiólogo en la Universidad de California, en Los Ángeles, revisó los hallazgos. Poniéndolos en contexto, dijo que un consumo muy empedernido de café se asoció con un "aumento modesto" en el riesgo de enfermedad cardiaca.

"Los efectos de la cafeína en el corazón tienden a ser cortos y leves, a menos que se consuman niveles muy altos", apuntó. "El café también contiene una variedad de compuestos que tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios".

Una taza o dos de café podrían incluso tener ventajas. Los investigadores encontraron que los participantes del estudio que bebían café descafeinado, o que no bebían café, tenían unas tasas más altas de enfermedad cardiaca que los que bebían uno o dos cafés al día.

Entre los que beben un poco de café, la cafeína solo debería tener unos efectos inmediatos en el corazón, por ejemplo un aumento en la energía, sugieren los hallazgos.

Hypponen dijo que no se puede sacar ninguna conclusión del estudio sobre otras bebidas que contienen cafeína, como las bebidas energéticas y el té.

"Nuestro estudio solo se enfoca en el café", señaló. "Una taza de café contiene más de 1,000 compuestos químicos, que podrían también afectar a la salud y al riesgo de enfermedad cardiovascular".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista The American Journal of Clinical Nutrition.

Más información

Para más información sobre el consumo de café, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Elina Hypponen, Ph.D., M.Sc., M.P.H., professor and director, Australian Center for Precision Health, University of South Australia, Adelaide; Gregg Fonarow, M.D., director, Ahmanson-UCLA Cardiomyopathy Center, University of California, Los Angeles; March 6, 2019, The American Journal of Clinical Nutrition

Last Updated: