Una sola bebida energética podría ser nociva para los vasos sanguíneos, según un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 5 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Las bebidas energéticas llenas de cafeína son populares, pero podrían hacer que sus vasos sanguíneos sean menos eficientes, sugiere un pequeño estudio.

Esas bebidas (vendidas bajo nombres como Monster o Red Bull, por mencionar dos) se han vinculado con problemas del corazón, los nervios y el estómago, advierten los investigadores.

"Muchos jóvenes usan bebidas energéticas antes de hacer ejercicio, un momento en que la función arterial debe estar al máximo", comentó el investigador principal, el Dr. John Higgins, profesor de medicina en la Facultad de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

El ejercicio y los deportes requieren un flujo sanguíneo máximo para que el oxígeno pueda llegar a las células rápidamente, dijo Higgins. Las bebidas energéticas que reducen el diámetro de los vasos sanguíneos de hecho restringen el flujo sanguíneo y la disponibilidad de oxígeno, explicó.

"El corazón trabaja más, y menos oxígeno llega al corazón. Esto podría explicar por qué ha habido casos en que los jóvenes han sufrido un paro cardiaco tras una bebida energética", planteó.

Además, las personas con frecuencia se toman las bebidas energéticas de un solo trago para obtener el efecto completo de una vez, lo que podría ser peligroso, dijo Higgins.

"Estas bebidas no son para los jóvenes", advirtió Higgins. Además, las personas menores de 18 años, las mujeres embarazadas o que dan el seno, los individuos sensibles a la cafeína, los que toman estimulantes o medicamentos basados en la cafeína, o los que sufren de enfermedad cardiaca deben evitar las bebidas energéticas, añadió.

El estudio incluyó a 44 estudiantes de medicina sanos y que no fumaban, de 20 a 29 años de edad. Los investigadores evaluaron el efecto de una bebida energética de 24 onzas (unos 71 centilitros) sobre las células que revisten a los vasos sanguíneos, llamadas células endoteliales.

La función de esas células se evaluó antes y después de que los participantes consumieran la bebida energética, y de nuevo 90 minutos más tarde. Los investigadores observaron la dilatación arterial mediada por el flujo, una medida de ultrasonido que es un indicador de la salud general de los vasos sanguíneos.

Tras 90 minutos, el diámetro interno de los vasos sanguíneos evaluados era dramáticamente menor, en promedio, que antes, encontraron los investigadores.

Este efecto negativo en los vasos sanguíneos podría relacionarse con los ingredientes de las bebidas energéticas, como la cafeína, la taurina, el azúcar y otros ingredientes herbales, sugirieron los investigadores. La taurina es un aminoácido del cual se alardea que aumenta la energía, y que se extraía originalmente del semen de toro, que es el origen del nombre Red Bull (que significa "toro rojo"), señalaron los investigadores.

Según el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención Yale-Griffin de la Universidad de Yale, "la función endotelial es, en general, un indicador potente del riesgo cardiovascular".

Pero Katz dijo que "se trata de un estudio pequeño que observó solo los efectos agudos, y no se puede considerar como una prueba de que las bebidas energéticas hagan daño al sistema cardiovascular con el tiempo".

Dicho esto, la combinación de azúcar y estimulantes en esas bebidas no tiene ningún beneficio probado, añadió Katz.

"Hay formas mucho mejores de mejorar la energía, por ejemplo ponerse en pie y hacer algo de ejercicio", sugirió. "Ante la ausencia de un beneficio fiable, incluso un nivel bajo de riesgo es inaceptable".

Un vocero de un grupo industrial que representa a los fabricantes de bebidas energéticas afirmó que las bebidas son seguras.

"Las bebidas energéticas populares contienen más o menos la mitad de cafeína que una taza de café hecho en casa de tamaño similar, y se han estudiado exhaustivamente, y las autoridades de seguridad gubernamentales de todo el mundo han confirmado que consumirlas es seguro", aseguró William Dermody, vocero de la Asociación Americana de Bebidas (American Beverage Association). "En esta investigación preliminar, nada contradice ese hecho bien establecido".

Los hallazgos del estudio se presentarán el 12 de noviembre en una reunión de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Chicago.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la cafeína y la enfermedad cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: John Higgins, M.D., professor of medicine, McGovern Medical School, University of Texas Health Science Center, Houston; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Yale-Griffin Prevention Research Center, New Haven, Conn.; William Dermody, spokesman, American Beverage Association, Washington, D.C.; Nov. 12, 2018, presentation, American Heart Association meeting, Chicago

Last Updated: