El ejercicio es clave para permanecer delgado tras perder peso, según un estudio

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 14 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Si ha perdido mucho peso y no quiere recuperarlo, debe hacer que la actividad física regular siga formando parte de su vida.

Una nueva investigación que observó a personas que habían perdido 30 libras (casi 14 kilos) o más y que no recuperaron el peso durante un año o más encontró que el ejercicio regular era clave.

"Esas personas dependen de la actividad física para mantener el peso, en lugar de restringir la ingesta de calorías. Esto muestra lo crítica que es la actividad física para mantener el peso", señaló la autora principal, Danielle Ostendorf, miembro postdoctoral del Centro de Salud y Bienestar Anschutz de la Universidad de Colorado.

Pero Ostendorf apuntó de inmediato que estos hallazgos no significan que las personas no deban prestar atención a la dieta. "La dieta es muy importante, sobre todo para perder peso", enfatizó.

Para perder peso, debe comer menos calorías de las que usa durante el día, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La cantidad de calorías que alguien necesita depende de varios factores, entre ellos la edad y el nivel de actividad.

En general, una mujer de 40 años necesita de 1,800 a 2,200 calorías al día, recomiendan las directrices dietéticas del gobierno de EE. UU. Un hombre de la misma edad usualmente necesita de 2,400 a 3,000 calorías al día. Mientras más se mueva, más calorías puede comer.

El estudio actual observó a tres grupos de personas.

El grupo de los que mantuvieron el peso incluyó a 25 adultos que habían perdido 30 libras o más y que no las habían recuperado durante más de un año. Otro grupo incluyó a 27 adultos con un peso normal. El último grupo estaba compuesto por 28 adultos que tenía sobrepeso o eran obesos.

Se monitorizó a los tres grupos durante una semana mientras vivían su vida normal. Nadie ganó ni perdió peso.

Los voluntarios no recibieron ninguna indicación específica sobre la dieta o el ejercicio. Proveyeron muestras de orina al inicio y al final del estudio, para medir cuántas calorías usaban (gasto energético).

Cada participante también usó un dispositivo de aptitud física para medir su actividad. Podía diferenciar si las personas estaban de pie o dando pasos, y determinar el nivel de intensidad, apuntó Ostendorf.

El estudio encontró que las personas que mantuvieron su peso quemaban unas 180 calorías más al día durante la actividad física que los demás participantes.

Las personas con sobrepeso u obesas usan más calorías, normalmente, solo para mover un cuerpo más grande a lo largo del día, explicaron los investigadores. Entonces, el hecho de que los que mantuvieron el peso usaran más calorías que las personas que seguían teniendo sobrepeso o siendo obesas sugiere que hacían más actividad física.

Los datos de los dispositivos de aptitud física sugirieron lo mismo. Los que mantuvieron el peso daban unos 12,000 pasos al día. Los adultos con un peso normal daban unos 9,000 pasos al día, y los que tenían sobrepeso o eran obesos daban 6,500.

Los que mantuvieron el peso pasaban unos 95 minutos al día realizando actividad de moderada a vigorosa, dijo Ostendorf. La actividad moderada podría ser caminar cuesta arriba; uno puede hablar, pero quizá le falte el aliento un poco. Correr es un ejemplo de actividad vigorosa, dijo.

En comparación con el grupo de peso normal, tanto los que mantuvieron el peso como el grupo de personas con sobrepeso y obesas comieron y usaron unas 300 calorías más al día. Pero los que mantuvieron el peso parecieron compensar con una mayor actividad, señalaron los investigadores.

La moraleja: hay que ser activo para permanecer en un peso sano.

"Las personas pueden perder peso y mantener la pérdida de peso. Hay personas que lo han logrado. Y no tiene que ser un ejercicio extremo", apuntó Ostendorf.

Las directrices actuales de actividad física de EE. UU. indican al menos de 150 a 300 minutos de actividad de intensidad moderada a la semana. Cualquier actividad física cuenta para esa meta.

Dana Angelo White, dietista registrada y profesora clínica asistente de entrenamiento atlético y medicina del deporte en la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut, se mostró de acuerdo con la conclusión del estudio.

"Si logra perder peso, se requiere cierto nivel de mantenimiento. Y no puede depender solo de la dieta o el ejercicio por sí mismos", apuntó White, que no participó en el estudio.

Enfatizó que todo el mundo (independientemente de su estatus de peso) debe ser físicamente activo para una buena salud.

"Comprométase a moverse más. Eso no significa que haya que pasar de cero a cien de un día para otro. Pero encuentre algún tipo de rutina de ejercicio agradable, y también aumente su actividad fuera del ejercicio. Dé pasos adicionales siempre que pueda. Camine durante la hora del almuerzo, o si puede, lleve a sus hijos a pie a la escuela. Lo que sea para mantenerse en movimiento", sugirió White.

El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Obesity.

Más información

Para más información sobre la importancia del ejercicio, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Danielle Ostendorf, M.S., Ph.D., postdoctoral fellow, University of Colorado Anschutz Health and Wellness Center, Aurora; Dana Angelo White, M.S., R.D., clinical assistant professor, athletic training and sports medicine, Quinnipiac University, Hamden, Conn.; March 2019, Obesity

Last Updated: