Aceite de pescado combate el efecto del smog en el corazón

Estudio halla que supera al aceite de soya en mantener a raya el daño cardiaco

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 26 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Tomar suplementos diarios de aceite de pescado rico en ácido graso podría contrarrestar los efectos de la contaminación atmosférica en el corazón.

"La respuesta cardiaca a los contaminantes aéreos se redujo dramáticamente en aquéllos que tomaban ácidos graso", dijo el Dr. Fernando Holguin, profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory. Holguin presentó su investigación esta semana en la conferencia anual de la American Thoracic Society en San Diego.

El equipo de Holguin hizo seguimiento de la salud cardiaca de 50 personas mayores que vivían en residencias para ancianos con un promedio de edad de 70 años en México D.F., una ciudad plagada por la contaminación.

Cada residente recibió un cápsula de aceite de un gramo dos veces al día (una por la mañana y otra por la tarde) que contenía ácidos grasos omega-3. La mitad del grupo recibió cápsulas de aceite de pescado y la otra mitad cápsulas de aceite de soya.

Los investigadores midieron constantemente la función cardiaca de cada participante, centrándose específicamente en la variabilidad del ritmo cardiaco. La variabilidad del ritmo cardiaco hace referencia a las alteraciones del ritmo del corazón de latido a latido.

"Exponerse a las partículas de contaminación atmosférica reducía la variabilidad del ritmo cardiaco, y tomar los ácidos grasos omega-3 la aumentaba", explicó Holguin. "Una mayor variabilidad del ritmo cardiaco reduce el riesgo de enfermedad cardiaca".

El aceite de pescado era mucho mejor en mantener un ritmo cardiaco saludable que el aceite de soya, halló el equipo de la Emory. "Aquéllos que tomaron aceite de soya sólo tuvieron una protección marginal", dijo Holguin, mientras que "aquéllos con aceite de pescado experimentaron una eliminación completa del efecto de las partículas [de smog] en el corazón".

Otro experto, el Dr. Zi-Jian Xu, cardiólogo de planta en el Centro Médico de la UCLA en Santa Mónica y profesor clínico asistente de medicina de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA, dijo que los resultados no lo sorprendieron. "Se ha determinado que el aceite de pescado reduce los episodios cardiovasculares, principalmente los ataques del corazón y las apoplejías", apuntó. "También se ha demostrado que reduce moderadamente el riesgo de otro ataque cardiaco. La teoría es que los ácidos grasos omega-3 pueden mejorar la salud cardiovascular".

El nuevo hallazgo también es consistente con la investigación anterior, agregó Xu.

Holguin recomienda que las personas deben seguir el consejo de la American Heart Association (AHA) con respecto al consumo diario de ácidos grasos omega-3. La AHA recomienda actualmente que los individuos con enfermedad cardiaca documentada consuman casi un gramo de ácidos grasos omega-3 al día, preferiblemente de pescado graso. A parte de eso, los complementos podrían ser considerados "en consulta con el médico", recomienda la AHA.

Para aquellas personas que no padecen de enfermedad cardiaca documentada, la AHA recomienda ingerir una variedad de pescado, preferiblemente de especies grasas como el salmón, macarela (caballa) y sardinas, al menos dos veces a la semana, así como incluir alimentos ricos en ácido alfa linolénico (aceite de semilla de linaza, canola y soya al igual que semilla de linaza y nueces) en la dieta.

Más información

Para saber más sobre la contaminación atmosférica, visite la American Lung Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Zi-Jian Xu, M.D., staff cardiologist, Santa Monica-UCLA Medical Center, and assistant clinical professor, medicine, David Geffen School of Medicine, University of California, Los Angeles; Fernando Holguin, M.D., assistant professor, medicine, Emory University School of Medicine, Atlanta; May 24, 2005, presentation, American Thoracic Society annual meeting, San Diego

Last Updated: