¿Cuáles alimentos son de verdad los mejores para el corazón?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 23 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Según una nueva revisión de la investigación, para los beneficios cardiacos, una dieta rica en frutas, verduras, frijoles y granos sigue siendo la mejor opción.

La revisión del comité de nutrición del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC), examinó las evidencias sobre algunos "bombos" de las dietas.

Algunos de los hallazgos: Las grasas omega 3 y las legumbres (lo que incluye a los frijoles, las lentejas y las arvejas) cuentan con unas evidencias sólidas de beneficios cardiacos. Por otra parte, el café y el té son opciones razonables, pero sin crema ni azúcar. Y probablemente se deban evitar los lácteos ricos en grasas.

Algunos otros alimentos con supuestos beneficios cardiacos, como las algas y los fermentados, podrían ser buenas opciones. Pero hasta ahora se han realizado pocas investigaciones.

¿Debería entonces comer solo legumbres, pescado y café? No, aseguró el Dr. Andrew Freeman, autor principal de la revisión.

Los estudios intentan examinar los alimentos individuales o los grupos de alimentos. Pero en la vida cotidiana, "lo que importa es la dieta general", apuntó Freeman, director de prevención y bienestar cardiovasculares de National Jewish Health, en Denver.

"Y las evidencias respaldan una dieta basada sobre todo en plantas, sin azúcares añadidos ni alimentos procesados", comentó Freeman.

Eso significa bastante frutas, verduras, granos ricos en fibra, legumbres y frutos secos, dijo Freeman. Enfatizó la importancia de obtener nutrientes de los "alimentos enteros" en lugar de los complementos.

"Siempre que intentamos extraer algo de una planta, nunca lo hacemos bien", lamentó Freeman.

Angela Lemond, una dietista registrada que no participó en la revisión, concurrió.

"Los complementos son solo nutrientes aislados, sin los otros componentes beneficiosos de los alimentos creados por la naturaleza", comentó Lemond, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

La revisión aparece en la edición del 31 de julio de la revista Journal of American College of Cardiology. Es la segunda que el panel de la ACC ha realizado sobre las "tendencias nutricionales controversiales".

Freeman dijo que muchos pacientes desean saber más sobre los alimentos y nutrientes específicos que son saludables para el corazón.

"Las personas comienzan a darse cuenta de que los medicamentos son magníficos, pero que la dieta y el estilo de vida también son críticos", apuntó.

Pero en el ambiente hay mucha información conflictiva, y también información errónea. Y, dijo Freeman, los médicos en general tienen poca educación sobre la nutrición.

En la revisión actual, él y su equipo observaron unos cuantos alimentos sobre los que los pacientes preguntan con frecuencia.

Encontraron que algunos contaban con evidencias firmes de beneficios cardiacos. Por ejemplo, las legumbres pueden ayudar a reducir la presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol "malo" LDL.

De forma similar, los ácidos grasos omega 3 (del pescado o fuentes vegetales como las semillas de linaza y las nueces) podrían ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca cuando forman parte de una dieta saludable.

Respecto a los lácteos, las evidencias son mixtas. Pero la revisión encontró varios estudios que sugieren que los productos lácteos ricos en grasa, que son ricos en grasa saturada, pueden aumentar el colesterol "malo" LDL.

Freeman recomendó evitar los lácteos ricos en grasa, mientras que Lemond dijo que los lácteos bajos en grasa y sin endulzar pueden ser opciones saludables.

Las personas también preguntan mucho sobre el café y el té, dijo Freeman. Su equipo encontró que en muchos estudios los amantes del café han mostrado unos riesgos de enfermedad cardiaca algo más bajos que los que no lo beben. Y no encontraron evidencias de que el café aumente la presión arterial ni desencadene arritmias cardiacas.

De forma similar, un estudio de gran tamaño con adultos chinos encontró que los que bebían té negro tenían un riesgo de enfermedad cardiaca ligeramente más bajo que los que no.

"El café y el té podrían ser beneficiosos... pero sin crema ni azúcar", dijo Freeman.

Pero la investigación no puede probar una relación causal directa. Y las personas deben prestar atención a la cafeína, anotó Lemond. El límite recomendado de cafeína es de unos 400 miligramos al día o, señaló Lemond, el equivalente a tres tazas de café de 8 onzas (unos 237 mililitros).

El equipo de Freeman también observó algunos alimentos cuya popularidad ha estado en aumento entre las personas que se preocupan por la salud: las algas, y los alimentos fermentados como el kimchi, el yogurt, la kombucha y la espirulina.

Algunos estudios pequeños sugieren que esos alimentos pueden ayudar a las personas a perder peso o a reducir su colesterol, encontró la revisión. Pero no hay suficientes evidencias para recomendarlos para reducir el riesgo cardiaco, apuntó Freeman.

Citó dos factores dietéticos que sin duda están "prohibidos": el azúcar añadido y las bebidas energéticas.

Las bebidas energéticas contienen grandes dosis de cafeína y de compuestos que contienen cafeína. Hay algunas evidencias de que las bebidas energéticas pueden aumentar la presión arterial o la tendencia de la sangre a coagular, aunque esto se basa en un estudio pequeño.

Dada la incertidumbre, dijo Freeman, lo mejor es evitar esas bebidas.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la dieta y la salud del corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Andrew Freeman, M.D., director, cardiovascular prevention and wellness, National Jewish Health, Denver; Angela Lemond, R.D.N., L.D., spokesperson, Academy of Nutrition and Dietetics; July 31, 2018, Journal of American College of Cardiology, online

Last Updated: