¿Quiere un lagarto con su ensalada?

Staged gecko in spinach. Photo: Lauren D. Quinn

In English

MARTES, 16 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Imagine esta situación: usted abre una bolsa de ensalada verde fresca, y sale un lagarto. O algo peor.

Lamentablemente, esa situación es más común de lo que muchos creen.

Los investigadores analizaron las noticias en línea de 2003 a 2018, y encontraron 40 artículos sobre consumidores de EE. UU. que descubrieron animales vivos, muertos o partes de animales en sus productos frescos.

En más de la mitad de los casos se vieron implicadas ranas, pero los lagartos, las serpientes, los ratones, las aves e incluso un murciélago se encontraron en ensaladas verdes, en ejotes o en mezclas de verduras. Diez de los animales (nueve ranas y un lagarto) se encontraron vivos.

En tres cuartas partes de los casos, los productos eran de agricultura convencional, no orgánica.

"Los artículos lo implicaron una y otra vez: si compra productos orgánicos, que haya una rana es normal, esencialmente", señaló el autor del estudio, Daniel Hughes, investigador postdoctoral en el Departamento de Ciencias Animales de la Universidad de Illinois.

"Si fuera verdad, deberíamos haber encontrado lo contrario. No tomamos en cuenta las diferencias en las cuotas de mercado entre los productos convencionales y los orgánicos, pero este resultado contradijo a la opinión común", aseguró Hughes en un comunicado de prensa de la universidad.

Apenas uno de los incidentes (un murciélago muerto que se encontró en un paquete de ensalada verde en Florida en 2017) condujo a una retirada, según el estudio, publicado en la edición del 20 de julio de la revista Science of the Total Environment.

Es probable que los hallazgos no representen del todo el alcance real del problema, añadió Hughes. Los consumidores podrían reportar esos incidentes directamente a las tiendas o a las compañías de los productos, y no a los medios de comunicación. Además, las historias podrían haber aparecido en las versiones impresas de los periódicos sin publicarse en línea, explicó.

"Si pudiéramos monitorizar esos incidentes, quizá sería posible detectar focos geográficos donde las ranas y otros animales pequeños son más comunes, o momentos del año en que están más activos. En esas áreas o momentos, quizá sea tan sencillo como cambiar la programación de rotación de las cosechas o la variedad de los productos a uno en que los animales no se puedan esconder de forma tan fácil", planteó Hughes.

Ofreció este consejo a los consumidores.

"Siga comiendo productos frescos, sobre todo verduras de hojas verdes, y si encuentra una rana viva, por favor no la libere en su patio", enfatizó Hughes. "Quédesela como mascota u ofrézcala a una escuela local para que la use como herramienta educativa. La liberación de los animales salvajes es la manera en que las especies invasivas comienzan, y podría introducir una enfermedad en las poblaciones de ranas locales. No lo haga".

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece recursos de seguridad de la comida para los consumidores.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Illinois, news release, July 11, 2019

--

Last Updated: