La soya no afecta la fertilidad

Un estudio con monas encontró que el estrés es un factor más importante

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 20 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los estrógenos vegetales que se encuentran en la soya no afectaron la fertilidad en monas.

Esa es la conclusión de un estudio de investigadores del Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory.

El estudio se diseño para evaluar la teoría de que las dietas con mucha soya podrían afectar la fertilidad de una mujer.

"Nuestros resultados sugieren que una dieta alta en soya probablemente no dañe la fertilidad en las mujeres. Pero nuestros resultados confirmaron hallazgos anteriores de que la fertilidad puede ser afectada por los niveles de estrés", afirmó el investigador principal Jay Kaplan, del Wake Forest Baptist, en una declaración preparada.

Las mujeres asiáticas, que consumen mucha soya, tienen tasas de cáncer de mama menores que las mujeres estadounidenses. Una teoría es que las isoflavinas de la soya reducen las hormonas del ovario o aumentan la longitud del ciclo menstrual. Ambos efectos reducirían la exposición al estrógeno de una mujer durante toda su vida. Pero se cree que tales cambios en el ciclo menstrual podrían dañar la fertilidad.

"Nuestro estudio se diseñó para determinar si un complemento de soya que contenía el doble de estrógeno vegetal consumido por mujeres asiáticas alteraría algún aspecto del ciclo menstrual o de la función del ovario en las monas", apuntó Kaplan.

Las monas tienen un ciclo menstrual parecido al de las mujeres

Durante el estudio, que duró un año, la mitad de las monas consumieron una dieta alta en soya, mientras que la otra mitad obtuvo su proteína de fuentes animales.

"El tratamiento con soya no cambió ninguna de las características del ciclo menstrual, incluyendo duración, cantidad de sangrado o niveles hormonales. Esto sugiere que cualquier protección contra el cáncer de mama que la soya pueda ofrecer no proviene de los cambios en el ciclo menstrual", apuntó Kaplan.

El estudio fue presentado el 19 de octubre en la reunión anual de la American Society for Reproductive Medicine en Filadelfia.

Más información

La National Infertility Association tiene más información sobre las mujeres y la fertilidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Wake Forest University Baptist Medical Center, news release, Oct. 19, 2004

--

Last Updated: