Los nombres son importantes para la popularidad de las verduras

In English

MIÉRCOLES, 9 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- ¿Cómo puede hacer que un alimento saludable sea más popular? Comience por ponerle un nombre que suene sabroso, aconsejan unos investigadores.

Es mucho más probable que las personas elijan alimentos saludables, como el brócoli o las zanahorias, si se etiquetan con nombres que enfaticen el sabor en lugar del valor nutricional, según Alia Crum, profesora asistente de psicología en la Universidad de Stanford, y sus colaboradores.

En investigaciones anteriores, el equipo de Crum encontró que los estudiantes de la Stanford eran mucho más propensos a elegir verduras cuyo nombre sonaba decadente, como "rizos de zanahorias caramelizados con cítricos", en lugar de una opción equivalente, que podría tener el nombre "zanahorias de dieta". Pero la clave es que el alimento de verdad debe ser sabroso, confirma el nuevo estudio.

"Esto es radicalmente distinto que nuestro método cultural para la alimentación saludable que, al enfocarse en la salud y descuidar el sabor, inspira accidentalmente la mentalidad de que comer de forma saludable es insípido y una privación", comentó Crum, autora sénior del nuevo informe, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Pero en retrospectiva parece obvio: ¿por qué no nos hemos enfocado en hacer que los alimentos saludables sean más deliciosos y decadentes desde el principio?", añadió.

En el nuevo estudio, los investigadores monitorizaron las opciones alimenticias elegidas por estudiantes inscritos en una red de 57 universidades de EE. UU. Observaron 71 platos de verduras etiquetados con nombres enfocados en el sabor, enfocados en la salud o neutrales.

Era un 29 por ciento más probable que los estudiantes seleccionaran las verduras cuando se enfatizaba el sabor en lugar de la salud. Y era un 14 por ciento más probable que consumieran verduras que tenían un nombre que parecía sabroso en lugar de un nombre insulso, como "verdura color naranja".

Los comensales al final comieron casi un 40 por ciento más de verduras (según el peso) cuando se utilizó un mercadeo apetitoso, mostraron los hallazgos.

Los nombres que hacían la boca agua aumentan las expectativas de un comensal de una comida sabrosa, aseguró Crum. Ciertas palabras clave (como "ajo", "jengibre", "asado", "caliente" y "estilo taberna") parecieron funcionar, anotó.

Saber esto podría hacer una diferencia en el esfuerzo de lograr que las personas, en particular los jóvenes, coman de forma más saludable, apuntaron los autores del estudio.

Según el coautor del estudio Bradley Turnwald, "los estudiantes universitarios tienen unos de los consumos más bajos de verdura de todos los grupos de edad. Los estudiantes están aprendiendo a tomar decisiones sobre la comida por primera vez en medio de un estrés, unos ambientes y unas opciones alimenticias nuevos. Es una oportunidad esencial para establecer una relación positiva con una alimentación saludable".

El informe se publicó en la edición en línea del 2 de octubre de la revista Psychological Science.

Más información

Para más información sobre una alimentación saludable, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Stanford University, news release, Oct. 3, 2019

--

Last Updated: