Unos cambios en el WIC mejoran la salud de madres y bebés

In English

MIÉRCOLES, 3 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Unos cambios importantes en un programa federal de nutrición para los pobres han mejorado la salud tanto de las mujeres como de sus bebés, encuentra un estudio reciente.

El Programa de nutrición complementaria especial para mujeres, bebés y niños, conocido como WIC, data de los años 70. Unos cambios en 2009 añadieron más frutas y verduras, lo que ayudó a reducir algunas de las complicaciones del nacimiento, encontraron los investigadores.

"A pesar de las mejoras en los programas como el WIC, nuestro país todavía tiene importantes disparidades de salud entre ricos y pobres", lamentó la autora principal, la Dra. Rita Hamad, profesora asistente de medicina familiar y comunitaria en la Universidad de California, en San Francisco.

Describió las revisiones de 2009 como "modestas", y aseguró que "todavía hay mucho que mejorar".

"Nuestra sociedad valora a las familias y a los niños, de forma que esta es una política que la gente puede respaldar", aseguró Hamad en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, los investigadores examinaron cómo los cambios afectaron a más de 2 millones de bebés nacidos entre 2007 y 2012 en California; sus madres estaban en el WIC. Compararon a esos bebés con los nacidos de mujeres que no recibían el WIC.

Los cambios en el WIC incluyeron una asignación mensual de comida de 10 dólares para comprar frutas y verduras frescas, en lugar de solo jugo de fruta. Las participantes que usaban la asignación para comprar pan y leche tenían que elegir variedades de granos integrales y bajas en grasa.

Después de los cambios de 2009, las mujeres embarazadas del WIC eran menos propensas a desarrollar preeclampsia, es decir, una presión arterial peligrosamente elevada. También eran más propensas a aumentar la cantidad recomendada de peso.

Pero algunas mujeres aumentaron menos peso de lo que deberían haber aumentado. No se observaron cambios en la diabetes gestacional ni en el nacimiento prematuro, señalaron los investigadores.

Los bebés tuvieron menos beneficios, pero de cualquier forma fueron positivos. Era más probable que nacieran más tarde. También era más probable que tuvieran un tamaño y un peso normales.

"Observamos esas mejoras en las madres y los bebés de alto riesgo, incluso con estas mejoras relativamente modestas en el contenido nutricional de los paquetes de comida del WIC", afirmó.

No se observaron cambios en el número de bebés nacidos con un peso muy bajo, la duración de la estadía en el hospital, ni la readmisión al hospital en el primer año tras el nacimiento.

El estudio concuerda con una atención renovada respecto a unos malos resultados en la salud materna de las mujeres con unos ingresos bajos, y un esfuerzo contrapuesto por reducir los programas de bienestar social. Los investigadores dijeron que los resultados muestran que el WIC ha beneficiado a millones de mujeres y a sus hijos recién nacidos.

"Esto muestra que hay áreas de política social que pueden afectar a millones de personas a la vez", añadió Hamad.

El informe se publicó en la edición en línea del 1 de julio de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el WIC, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, July 1, 2019

--

Last Updated: