Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Vinculan a los alimentos altamente procesados con un mayor riesgo de cáncer

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 14 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Si le preocupa desarrollar cáncer en algún momento, quizá deba pasar de largo ante los alimentos procesados en el supermercado.

Cada aumento de un 10 por ciento de los refrigerios empaquetados, las bebidas con gas, los cereales azucarados y otros alimentos altamente procesados en la dieta aumentan el riesgo de cáncer en un 12 por ciento, sugiere una nueva investigación.

El cáncer de mama, en particular, se asoció con un mayor consumo de alimentos producidos en masa y ultra procesados, según el estudio.

Aunque quizá esos alimentos tengan un sabor delicioso, con frecuencia están llenos de azúcar, sal y grasa. También carecen de vitaminas, fibra y otros tipos de valor nutricional.

Pero el valor nutricional quizá no explique el aumento observado en el riesgo de cáncer, dijeron los investigadores franceses.

"Nuestros resultados sugieren que la calidad nutricional en general más baja de los alimentos ultra procesados no es el único factor implicado en esta relación", apuntó el autor líder, el Dr. Bernard Srour, de la Universidad de París.

No se sabe exactamente por qué esos alimentos o los paquetes en que vienen podrían aumentar el riesgo de cáncer, comentó Srour, bioestadístico en la unidad de epidemiología nutricional.

"Se necesitan estudios para comprender el impacto de las distintas dimensiones del procesamiento de los alimentos", planteó. Esos estudios deben observar la composición nutricional y los distintos aditivos y contaminantes, añadió.

A Marjorie Lynn McCullough, directora estratégica de epidemiología nutricional en la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), los hallazgos no la sorprendieron.

"Este estudio respalda lo que recomendamos hace tiempo", aseguró McCullough. "Esto incluye comer una dieta de origen mayormente vegetal rica en verduras y frutas, y eliminar la carne roja, los alimentos procesados y el azúcar".

En varios países desarrollados, los alimentos ultra procesados podrían conformar hasta un 50 por ciento de la dieta diaria, anotaron los investigadores.

Esto incluye comida precocinada, por ejemplo productos horneados de producción masiva, como los panes y los panecillos, los refrigerios y las galletas, además de esos alimentos habituales de la niñez moderna, los nuggets de pollo y los palitos de pescado, señaló Srour.

En esa lista también están las sopas instantáneas, las comidas congeladas o listas para comer, los postres producidos comercialmente y los productos procesados con conservantes aparte de la sal, por ejemplo con nitritos.

Muchos de esos artículos también contienen aceites hidrogenados, almidones modificados, colorantes, emulsionantes, texturizadores, edulcorantes y otros aditivos.

El nuevo informe fue publicado en línea en la edición del 14 de febrero de la revista BMJ.

Es difícil desenredar los riesgos específicos que uno o todos esos aditivos plantean, dijeron los expertos.

"Nos falta mucho para comprender todas las implicaciones del procesamiento de la comida en la salud y el bienestar", escribió Martin Lajous, coautor de un editorial publicado junto con el estudio, e investigador en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Algunos estudios han vinculado los alimentos altamente procesados con aumentos en los riesgos de obesidad, hipertensión y en los niveles de colesterol, pero no existen pruebas firmes, dijo el equipo de Srour.

De forma similar, este estudio no puede probar que los alimentos altamente procesados provoquen cáncer, solo que existe una asociación entre ambas cosas, añadió Srour.

McCullough dijo que se debe tener cuidado al interpretar los resultados. "Las personas que comen más alimentos altamente procesados comen menos alimentos más saludables", dijo.

Una dieta rica en comida procesada tiende a aumentar el peso, y un aumento en el peso es un factor de riesgo conocido de varios tipos de cáncer, apuntó McCullough, que no participó en el estudio.

En el estudio, Srour y sus colaboradores pidieron a casi 105,000 hombres y mujeres franceses, con una edad promedio de 43 años, que completaran al menos dos cuestionarios sobre la dieta en línea.

Los investigadores también examinaron los expedientes médicos de los participantes.

Para intentar aislar el rol que los alimentos tenían en el riesgo de cáncer, los investigadores tomaron en cuenta algunos factores de riesgo bien conocidos, como la edad, el sexo, el nivel educativo, los antecedentes familiares de cáncer, el tabaquismo y los niveles de actividad física.

Además de encontrar que el riesgo de cualquier cáncer aumentaba en un 12 por ciento con un incremento de un 10 por ciento en los alimentos ultra procesados, los investigadores observaron a varios tipos específicos de cáncer.

Encontraron un aumento del 11 por ciento en el cáncer de mama, pero no un riesgo significativo en el cáncer de próstata o colon.

Además, otros análisis no descubrieron ninguna asociación significativa entre el riesgo de cáncer y los alimentos menos procesados, como las verduras enlatadas, los quesos y el pan recién hecho.

Por otra parte, los alimentos frescos y mínimamente procesados se asociaron con un riesgo más bajo de cáncer en general, y de cáncer de mama en específico, indicó Srour. Esos alimentos incluyen las frutas, las verduras, el arroz y la pasta, los huevos, la carne, el pescado y la leche.

Pero los resultados del estudio se deben confirmar en otros estudios a gran escala con poblaciones y en ambientes distintos, aseguró Srour.

Más información

Para más información sobre la dieta y el cáncer, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Bernard Srour, Pharm.D., M.P.H., biostatistician, unit of nutritional epidemiology, University of Paris, France; Marjorie Lynn McCullough, S.C.D., R.D., strategic director, nutritional epidemiology, American Cancer Society; Feb. 14, 2018, BMJ

Last Updated: