Vinculan una dieta rica en gluten de la futura madre con la diabetes tipo 1 en el bebé

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 19 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Si una mujer embarazada come muchos alimentos ricos en gluten, las probabilidades de que su hijo tenga diabetes tipo 1 aumentan de forma significativa, sugiere una nueva investigación.

En el estudio, las mujeres embarazadas que consumían la mayor cantidad de gluten presentaban el doble de riesgo de tener un hijo con diabetes tipo 1, en comparación con las que menos gluten comían. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada.

Pero los autores del estudio anotaron que demasiado pronto para recomendar que las mujeres embarazadas cambien sus dietas basándose en los resultados de este único estudio.

"El estudio aporta nuevas ideas sobre cómo se desarrolla la diabetes tipo 1. No sabíamos que el embarazo es un periodo importante para el desarrollo de la enfermedad [ni] que el desarrollo de la enfermedad comenzaba en una etapa tan temprana de la vida", señaló el coautor del estudio, el Dr. Knud Josefsen.

"Y también tiene el potencial de reducir la frecuencia de la enfermedad simplemente al cambiar la dieta durante el embarazo", añadió Josefsen, investigador sénior en el Instituto Bartholin en Copenhague, Dinamarca.

Pero "el estudio es observacional, y el vínculo que describimos es una asociación", no una relación causal, dijo Josefsen. La investigación también debe repetirse en otras poblaciones.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que provoca que el sistema inmunitario del cuerpo ataque por error a las células que producen insulina en el páncreas, según la JDRF (antes conocida como la Juvenile Diabetes Research Foundation). La insulina es una hormona que ayuda a que el azúcar de los alimentos entre en las células del cuerpo para ser usada como energía.

El ataque de las células del sistema inmunitario deja a alguien con diabetes tipo 1 con poca o ninguna insulina. Sin inyecciones de insulina (mediante varias inyecciones al día o una bomba de insulina), una persona con diabetes tipo 1 no tiene suficiente insulina para sobrevivir.

El gluten se encuentra en muchos alimentos (como el pan, la pasta, los cereales, las galletas saladas y las galletas dulces), según la Celiac Disease Foundation. El gluten desencadena el trastorno del sistema inmunitario conocido como enfermedad celíaca, que daña al intestino delgado cuando se consume gluten.

Ya se sabe de un vínculo entre la enfermedad celíaca y la diabetes tipo 1: más o menos un 10 por ciento de las personas con diabetes tipo 1 también tienen enfermedad celíaca, señaló Josefsen.

El estudio más reciente incluyó datos de casi 64,000 mujeres embarazadas, que se inscribieron entre 1996 y 2002. Casi 250 de los hijos de esas mujeres desarrollaron diabetes tipo 1.

Las mujeres respondieron a preguntas sobre los alimentos que consumieron en la semana 25 del embarazo.

La ingesta promedio de gluten fue de 13 gramos al día. El rango fue de menos de 7 gramos por día a más de 20 gramos por día. Josefsen dijo que una rebanada de pan tiene unos 3 gramos de gluten. Una porción grande de pasta, de más o menos dos tercios de taza, contiene de 5 a 10 gramos de gluten, apuntó.

Los investigadores encontraron que el riesgo de diabetes tipo 1 de un niño aumentaba proporcionalmente con cada 10 gramos de ingesta diaria de gluten de la madre.

Josefsen dijo que hay algunas teorías sobre cómo el gluten podría contribuir a la diabetes tipo 1. Una es que el gluten podría provocar inflamación y una respuesta inmunitaria.

Maija Miettinen, coautora de un editorial publicado junto con el estudio, dijo que la mayoría de las teorías sobre cómo podrían relacionarse ambas afecciones provienen de modelos animales. Como Josefsen, afirmó que es necesario realizar más investigación.

"Este es el primer estudio en sugerir una asociación entre una ingesta alta de gluten durante el embarazo y el riesgo de diabetes tipo 1 en los hijos. Por tanto, es demasiado pronto para cambiar las recomendaciones sobre la dieta respecto al consumo de gluten", comentó. Miettinen es investigadora en el Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Helsinki, en Finlandia.

Miettinen también apuntó que las mujeres que llevan dietas ricas en gluten en el embarazo quizá también sigan alimentando a sus hijos con comida rica en gluten. "No sabemos si el riesgo posible asociado con el gluten alto proviene de la exposición prenatal, de la dieta en la niñez o de ambas cosas", añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 19 de septiembre de la revista BMJ.

Más información

La Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre el gluten.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Knud Josefsen, M.D., Ph.D., senior researcher, Bartholin Institute, Copenhagen, Denmark; Maija Miettinen, Ph.D., researcher, National Institute for Health and Welfare, Helsinki, Finland; Sept. 19, 2018, BMJ, online

Last Updated: