La inflamación es la clave de los efectos malsanos de la grasa abdominal

Estudio halla que las células de grasa producen compuestos que estimulan la enfermedad arterial

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 31 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- La inflamación podría ser la razón por la que las llantas alrededor de la cintura aumentan las posibilidades de riesgo de enfermedad cardiaca.

"Es bien sabido que la obesidad afecta casi a un tercio de los adultos en los EE.UU. y que se relaciona muy de cerca con la enfermedad cardiaca", aseguró en una declaración preparada Tongijan You, instructor de medicina geriátrica del Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest, autor líder del estudio. "Aunque no entendemos completamente la relación entre la obesidad y la enfermedad cardiaca, nuestro estudio sugiere que las proteínas inflamatorias producidas por la grasa misma podrían tener algo que ver".

En un informe de la edición de abril del American Journal of Physiology, el equipo de You examinó a 20 mujeres posmenopáusicas entre los 50 y los 70, quienes eran obesas o tenían exceso de peso, cuyas cinturas tenían una circunferencia de más de 35 pulgadas (unos 89 centímetros).

Revisaron la grasa abdominal de cada mujer para detectar dos proteínas que promueven la inflamación, la interleuquina 6 y el factor alfa de necrosis de tumores, así como una tercer proteína que estimula los coágulos sanguíneos conocida como inhibidora del activador plasminógeno 1.

Los expertos sostienen que estas tres proteínas son todas fabricadas por el tejido graso y tienen que ver con el angostamiento de las arterias.

También buscaron dos proteínas "buenas", la leptina, que regula el metabolismo de la energía, y la adiponectina, que tiene propiedades antiinflamatorias.

A ocho de las mujeres se les diagnóstico lo que se conoce como síndrome metabólico, un conjunto común de síntomas (como obesidad, colesterol alto e hipertensión), los cuales incrementan los riesgos de enfermedad cardiaca del individuo. Según los investigadores, las mujeres con síndrome metabólico tenían niveles de adiponectina que eran 32 por ciento inferiores que los de las 12 mujeres que no tenían el trastorno.

"Esto sugiere que la baja producción de adiponectina en la grasa subcutánea está relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca", aseguró You.

"Es posible que modificar las proteínas inflamatorias a través de medicamentos también podría reducir el riesgo de enfermedad cardiaca", agregó la investigadora principal, Barbara Nicklas, profesora asociada de medicina interna. "Los hallazgos apuntan hacia un posible objetivo de tratamiento para nuevos medicamentos. Nuestro objetivo es aprender más acerca de cómo se producen estas proteínas y cómo se pueden cambiar sus niveles".

Los investigadores actualmente realizan un estudio para determinar si la dieta y el ejercicio afectan los niveles de estas proteínas.

Más información

La American Medical Association tiene más información acerca de la prevención de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Wake Forest University Baptist Medical Center, news release, March 28, 2005

--

Last Updated: