How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

El aceite de pescado podría prevenir la enfermedad cardiaca, pero no el cáncer, según un estudio

In English

MARTES, 3 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Cada día, millones de estadounidenses toman un complemento de aceite de pescado, que es rico en ácidos grasos omega 3, con la esperanza de que mejore su salud.

Una nueva revisión de los datos de gran tamaño sugiere que quizá tengan razón, en parte: los complementos podrían reducir ligeramente el riesgo de enfermedad cardiaca de una persona, pero no protegen del cáncer.

De hecho, los hombres que tomaban los complementos experimentaban en realidad un ligero aumento en su riesgo de cáncer de próstata, anotó un equipo británico dirigido por la Dra. Lee Hooper, de la Universidad de East Anglia en Norwich, Inglaterra.

En general, "si tomamos complementos de omega 3 durante varios años, quizá podamos reducir muy ligeramente nuestro riesgo de enfermedad cardiaca, pero hay que equilibrar esto con un aumento muy ligero en nuestro riesgo de ciertos tipos de cáncer. Los efectos generales en nuestra salud son mínimos", explicó Hooper en un comunicado de prensa de la universidad.

Un experto de EE. UU. que no participó en la investigación se mostró de acuerdo en que los complementos de omega 3 no son una panacea.

"En este momento, mantener un estilo de vida saludable con una dieta adecuada, ejercicio aeróbico regular y unos buenos patrones de sueño puede hacer más por prevenir el cáncer que los aceites de pescado", señaló el Dr. Guy Mintz, director de salud cardiovascular del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

"La conclusión es no tomar aceite de pescado para prevenir el cáncer", dijo Mintz. "No ayuda, y tal vez sea dañino".

Pero añadió que la historia podría ser muy distinta respecto a los beneficios cardiovasculares, sobre todo si una persona toma una forma de aceite de pescado con "potencia de receta".

Como explicó el equipo de Hooper, unas pequeñas cantidades de omega 3 son necesarias para una buena salud, y se pueden encontrar en los alimentos, como los frutos secos, las semillas y el pescado graso, por ejemplo el salmón.

También hay complementos de omega 3 de venta libre, en general de aceite de pescado. Son populares porque las personas creen que protegen de, o que incluso revierten, enfermedades como el cáncer, el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular (ACV).

Pero, ¿es realmente así? Para averiguarlo, el equipo de Hooper analizó los datos de 47 ensayos en que participaron adultos asignados a tres categorías: sin cáncer, con un mayor riesgo de cáncer, o con un diagnóstico anterior de cáncer.

Los investigadores también observaron los datos de 86 ensayos que se enfocaron en eventos relacionados con la enfermedad cardiaca.

En total, los ensayos incluyeron a más de 100,000 personas que aumentaron su ingesta de ácidos grasos omega 3 de cadena larga (aceite de pescado) o mantuvieron su ingesta usual durante al menos un año.

Los "puntos finales" estudiados fueron la muerte por cualquier causa o por cáncer o ataque cardiaco en específico, o cualquier diagnóstico nuevo de cáncer, ataque cardiaco o ACV.

El equipo encontró que los complementos de omega 3 podrían reducir ligeramente el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca, pero que también aumentaban ligeramente el riesgo de cáncer de próstata. Los investigadores también enfatizaron que tanto los beneficios como los daños de los complementos de aceite de pescado parecen ser pequeños.

Por ejemplo, si 1,000 personas tomaran complementos de omega 3 durante unos cuatro años, tres personas evitarían morir de enfermedad cardiaca, seis personas evitarían un problema cardiaco mayor, por ejemplo un ataque cardiaco, y tres personas adicionales desarrollarían un cáncer de próstata.

Los hallazgos se describieron en dos reseñas publicadas el 28 de febrero en las revistas British Journal of Cancer y Cochrane Database of Systematic Reviews.

"Nuestra investigación anterior ha mostrado que los complementos de ácidos grasos omega 3 de cadena larga, incluyendo a los aceites de pescado, no protegen de afecciones como la ansiedad, la depresión, el ACV, la diabetes ni la muerte", añadió Hooper.

Y sugirió que obtener el aceite de pescado directamente del pescado, y no en forma de complemento, podría tener unos resultados más potentes.

"Las evidencias sobre los omega 3 provienen sobre todo de ensayos de complementos de aceite de pescado, de forma que los efectos del pescado graso, una rica fuente de omega 3 de cadena larga, no están claros", comentó Hooper. "El pescado graso es un alimento muy nutritivo como parte de una dieta equilibrada, es rico en proteína y energía, además de micronutrientes importantes como el selenio, el yodo, la vitamina D y el calcio; es mucho más que una fuente de omega 3".

Mintz también cree que un aceite de pescado purificado de venta bajo receta, un fármaco llamado etilo de icosapento (de marca Vascepa), mostró un efecto potente contra la enfermedad cardiaca en un ensayo reciente.

Cuando se toma junto con una estatina para reducir el colesterol, el uso diario de la dosis de 4 gramos de Vascepa en los pacientes cardiacos pareció producir una reducción del 25 por ciento en resultados como la muerte por enfermedad cardiaca, los ataques cardiacos o ACV no letales, y los dolores en el pecho conocidos como angina, comentó Mintz. Ese estudio se publicó el año pasado en la revista New England Journal of Medicine.

No está claro por qué Vascepa tuvo este efecto robusto mientras que los complementos "regulares" de aceite de pescado no lo tienen, dijo Mintz, pero podría deberse a los efectos del fármaco en la inflamación o en los niveles de colesterol.

La Dra. Elena Ivanina es gastroenteróloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer el estudio británico, dijo que "la moraleja es que es magnífico obtener los ácidos grasos omega 3 de fuentes alimenticias naturales, como los furtos secos, las semillas y el pescado graso, pero que en este momento no hay suficientes evidencias que muestren un beneficio para la salud de tomar complementos de ácido graso omega 3".

Hooper, la autora del estudio, se mostró de acuerdo.

"Dados los problemas medioambientales respecto a la pesca industrial y el impacto que tiene en las poblaciones de peces y la contaminación con el plástico en los océanos, parece inútil seguir tomando tabletas de aceite de pescado que ofrecen poco o ningún beneficio", añadió.

Más información

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU. ofrece más información sobre los ácidos grasos omega 3.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Guy Mintz, M.D., director of cardiovascular health & lipidology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; Elena Ivanina, M.D., gastroenterologist, Lenox Hill Hospital, New York City; University of East Anglia, news release, Feb. 28, 2020

--

Last Updated: