Aumentan los cánceres vinculados con la obesidad entre los estadounidenses jóvenes

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 4 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Más adultos jóvenes estadounidenses tienen dificultades con el peso adicional, y están pagando un precio incluso más alto, dado que las tasas de cánceres relacionados con la obesidad están aumentando en ese grupo.

La obesidad ya se ha vinculado con unas tasas crecientes de diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca y reemplazos de rodilla. Ahora, una nueva investigación sugiere que el cáncer se puede añadir a esa lista, y es inevitable que la tasa de cánceres relacionados con la obesidad siga aumentando entre las personas de 25 a 49 años de edad, informan los investigadores.

"El hecho de que los aumentos fueran sobre todo en los cánceres relacionados con la obesidad se debe a la epidemia de obesidad, y preveríamos que la incidencia aumente a medida que esta población más joven envejezca", señaló el investigador principal, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente científico de investigación en vigilancia y servicios de salud de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

De hecho, esos cánceres están aumentando con mayor rapidez entre los adultos más jóvenes que entre las personas mayores, y eso podría estancar o revertir años de avances en la reducción de la mortalidad por el cáncer, dijeron los autores del estudio.

Para intentar controlar la tendencia al aumento de los cánceres entre las personas obesas, Jemal cree que los médicos de atención primaria deben evaluar la obesidad en todos sus pacientes. Los médicos de familia también deben aconsejar a sus pacientes que pierdan peso.

Aunque las pruebas de detección de la mayoría de esos cánceres no están disponibles o no son útiles para los pacientes más jóvenes, el cáncer de colon es una excepción, apuntó Jemal.

El año pasado, la Sociedad Americana Contra El Cáncer redujo la edad de inicio de las pruebas de detección del cáncer de colon para las personas promedio de 50 a 45 años.

Las comunidades también deben tomar medidas para fomentar unos estilos de vida saludables, sugirió Jemal. Éstas pueden incluir que sea obligatorio proveer los conteos de calorías de las comidas preparadas y las comidas de restaurantes, y restringir las ventas de las bebidas endulzadas con azúcar.

Además, las comunidades pueden proveer más oportunidades para que las personas hagan ejercicio, al crear senderos para bicicletas y para caminar.

Según el estudio, los aumentos en la incidencia de cáncer fueron particularmente graves en 6 de los 12 cánceres relacionados con la obesidad.

Esos cánceres son el de colon, el uterino, el de vesícula biliar, el de riñón y el de páncreas, así como el mieloma múltiple, un cáncer de la médula ósea.

El equipo de Jemal observó 18 tipos de cáncer más, pero solo dos mostraron un aumento similar, mientras que ocho cánceres relacionados con el tabaquismo mostraron una reducción, y los demás se mantuvieron estables.

En el estudio, los investigadores analizaron datos de 25 registros oncológicos estatales que cubren al 67 por ciento de la población de EE. UU. Observaron los 30 tipos de cáncer más comunes, incluyendo 12 cánceres relacionados con la obesidad, diagnosticados de 1995 a 2014.

La incidencia del mieloma múltiple y de los cánceres de colon, de útero, de vesícula biliar, de riñón, de páncreas y de tiroides aumentó en los adultos más jóvenes, mostraron los hallazgos.

Por ejemplo, la tasa anual promedio de cáncer de páncreas fue de alrededor de un 1 por ciento entre los que tenían de 40 a 84 años de edad, de 1.3 por ciento entre los que tenían de 35 a 39 años, de casi un 3 por ciento entre los que tenían de 30 a 34 años, y de un 4 por ciento entre los que tenían de 25 a 29 años.

En los seis tipos de cáncer relacionados con la obesidad, el aumento anual varió entre menos de un 1 por ciento en el cáncer de útero a un 3 por ciento en el cáncer de riñón entre los que tenían de 45 a 49 años de edad, y de un 1 por ciento en el mieloma múltiple a un 6 por ciento en el cáncer de riñón entre los que tenían de 25 a 29 años.

Pero aunque las tasas están aumentando con una mayor rapidez entre los adultos jóvenes, la tasa general es más baja entre los adultos mayores, según el informe.

La tasa de cáncer de mama, que también está relacionado con la obesidad, no ha cambiado en las mujeres jóvenes. Quizá algunos tipos de cáncer de mama están en aumento mientras que otros están en declive, sugirieron los investigadores. Otros factores, como los cambios en la edad de las pruebas de detección y la edad del primer embarazo y la cantidad de hijos, también podrían tener un rol.

Estos hallazgos parecen reflejar la epidemia de obesidad que ha estado asolando durante 40 años, dijeron los autores del estudio. En Estados Unidos, la tasa de obesidad se multiplicó por más de dos entre 1984 y 2014.

La obesidad es una de las causas más prevenibles de cáncer. Alrededor de uno de cada 12 casos de cáncer en Estados Unidos es provocado por el exceso de peso, anotaron los investigadores.

La obesidad es un factor de riesgo emergente que fomenta una variedad de cánceres importantes, advirtió Elizabeth Platz, experta en prevención del cáncer en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Platz cree que el problema es tan grande que dirigirse a los individuos no afectará a la epidemia de obesidad.

Tampoco cree que una pastilla mágica para perder peso, si existiera, sea un buen método. Elegir esa opción puede conducir a muchos problemas y efectos secundarios nuevos, dijo Platz.

"Los cambios tienen que ocurrir a nivel social", sugirió. "Lo que este estudio muestra es que se trata de generaciones de personas".

Se necesita un cambio cultural, explicó, lograr que las personas coman menos y hagan más ejercicio. "Necesitamos la voluntad política", añadió Platz.

El informe aparece en la edición en línea del 4 de febrero de la revista The Lancet Public Health.

Más información

Para más información sobre el cáncer y la obesidad, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Ahmedin Jemal, D.V.M., Ph.D., scientific vice president, surveillance and health services research, American Cancer Society; Elizabeth Platz, Sc.D., M.P.H. scholar in cancer prevention, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Feb. 4, 2019, The Lancet Public Health, online

Last Updated: