Cuando se avergüenza a las famosas por su peso, todas las mujeres se ven afectadas, encuentra un estudio

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 15 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Es probable que haya visto titulares escandalizados sobre el aumento de peso de una de sus estrellas favoritas. Tyra Banks, Jessica Simpson, Jennifer Lawrence... no importa qué tan delgada sea, parece que ninguna famosa es inmune a que la humillen por su peso.

Ahora, una investigación muestra que la tendencia podría tener un efecto de onda, haciendo que las personas que no son famosas también se sientan mal sobre sus cuerpos.

"La humillación por el peso es socialmente aceptable, y tan común que no sabemos qué tan generalizada está. Nadie ni se inmuta ni piensa lo terrible que es para la persona", señaló la autora principal del estudio, Amanda Ravary.

"Pero las consecuencias no solo afectan al objetivo de la humillación sobre el peso", comentó Ravary, estudiante doctoral en la Universidad de McGill, en Montreal, Quebec, Canadá.

Escuchar que el novio de Kourtney Kardashian quiere que pierda más rápidamente el peso que aumentó durante el embarazo, quizá piense que es horrible y que no está de acuerdo, pero la exposición constante a esas historias podría cambiar su "sesgo implícito", haciendo que se sienta de forma más negativa respecto a los temas relacionados con el peso.

"Cuando usted ve un titular y piensa 'es terrible', esa es su actitud explícita. La actitud implícita es si piensa que algo es bueno o malo", explicó la autora sénior del estudio, Jennifer Bartz, profesora asociada de psicología en la Universidad de McGill.

Bartz dijo que las actitudes implícitas pueden verse afectadas incluso aunque uno crea que no. "Se cree que, en general, las actitudes implícitas se conforman a lo largo de una vida. Recibimos constantemente mensajes de que las cosas son buenas o malas, y mientras más los escuchamos, más potente es la asociación", explicó. Sus reacciones implícitas tienden a ser una respuesta casi instantánea.

El impacto de la humillación por el peso puede ser abarcador, porque casi tres cuartas partes de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, según la información más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio observó en específico a los ejemplos en que se avergonzó a famosas por su peso, y a la forma en que afectaban a las actitudes de las mujeres sobre el peso. Encontró que cuando a las personas famosas se les avergonzaba por su peso, las actitudes implícitas negativas relacionadas con el peso aumentaban.

Los investigadores usaron datos recolectados de más de 93,000 mujeres, sobre todo de América del Norte, entre 2004 y 2015. Encontraron que el sesgo implícito sobre el peso también aumentó en ese periodo.

Los 20 ejemplos de famosas a quienes se avergonzó por su peso que revisaron incluyeron ocasiones en que a Lena Dunham, Tyra Banks, Jessica Simpson, Adele, Jennifer Lawrence y Anna Paquin les llamaron la atención por parecer que pesaban más que en el pasado.

La mayoría de esos eventos condujeron a un aumento en las actitudes implícitas contra la gordura de las mujeres normales durante dos semanas tras el evento.

"Aunque hay conversaciones en la sociedad en general sobre que las personas deben perder peso para mantener la salud, esas personas famosas en particular no estaban en peligro de una enfermedad cardiovascular", señaló Bartz. Los profesionales de atención de la salud considerarían que la mayoría de ellas seguían teniendo un peso normal, apuntó.

Bartz dijo que el sesgo podría ser duradero, porque el peso se considera algo que las personas pueden controlar.

La vergüenza nunca es un buen motivador, afirmó Judy Malinowski, una psicóloga de Ascension Health en Novi, Michigan, que no participó en el estudio.

"Juzgar a las mujeres por su peso, en lugar de como a seres humanos, es extremadamente destructivo. Nos decimos cosas como 'hoy fui buena porque almorcé con una ensalada', o 'hoy fue mala porque comí pastel de chocolate', y esos alimentos malos se convierten entonces en un defecto del carácter", comentó Malinowski.

Añadió que las personas con frecuencia proyectan su propio autodesprecio en los famosos. Y podrían pensar, "si ella no puede ser delgada con un chef y un entrenador personal, ¿cómo pueden esperar que yo sea delgada?".

Las tres expertas sugirieron limitar la exposición a los mensajes de humillación por el peso, aunque dijeron que hacerlo puede resultar difícil.

Malinowski sugirió intentar encontrar formas de aquietar la voz interior crítica.

"En lugar de pensar que la verdadera belleza consiste en tener una talla 2, piense en cómo se siente. ¿Qué desea? ¿Es estar sana y en forma?", planteó.

Los resultados del estudio se publicaron en la edición en línea del 15 de abril de la revista Personality and Social Psychology Bulletin.

Más información

Para más información sobre cómo detener la humillación por el peso de las mujeres, visite HealthyWomen.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Amanda Ravary, Ph.D. student, McGill University, Montreal, Canada; Jennifer Bartz, Ph.D., associate professor of psychology, McGill University, Montreal, Canada; Judy Malinowski, M.A., psychologist, Ascension Eastwood Behavioral Health, Novi, Mich.; April 15, 2019, Personality and Social Psychology Bulletin, online

Last Updated: