La epidemia de obesidad de EE. UU. podría significar que algunos tipos de cáncer ataquen antes

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 14 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Desde inicios de siglo, las tasas de obesidad de Estados Unidos se han disparado. Y ahora un nuevo estudio indica que a medida que las cinturas del país se ensanchan, unos cánceres que hace mucho se han vinculado con la obesidad están atacando a las personas de mediana edad más que nunca antes.

Los hallazgos ven la luz tras una revisión de datos de más de 6 millones de pacientes blancos, negros e hispanos con cáncer, diagnosticados entre 2000 y 2016.

Las consecuencias: en todas las razas, los hombres y mujeres de 50 a 64 años se enfrentan ahora a un mayor riesgo de desarrollar cánceres asociados con la obesidad que en el pasado, en comparación con sus pares más jóvenes y mayores.

¿Por qué? "El cáncer no es como un interruptor de luz", señaló el autor del estudio, el Dr. Nathan Berger, profesor de medicina experimental en el Centro Oncológico Integral Case de la Facultad de Medicina de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland. "El desarrollo del cáncer, desde la mutación al diagnóstico, es un proceso que tarda de 10 a 20 años", más o menos el tiempo que una persona joven obesa tarda en llegar a la mediana edad.

"Y en muchos tipos de cáncer, sin duda alguna, la obesidad acelera ese proceso", añadió Berger. "Básicamente, lo que creemos que sucede es que en el pasado las personas habrían desarrollado el cáncer a finales de la sesentena o en la setentena, y ahora el cáncer está apareciendo en la cincuentena y la sesentena".

En el informe, que se publicó en la edición en línea del 14 de agosto de la revista JAMA Network Open, Berger y sus colaboradores apuntaron que las tasas de obesidad de EE. UU. se dispararon entre 1988 y 2016.

Citando cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., el equipo anotó que las tasas de obesidad se multiplicaron por más de dos entre las personas de 20 a 39 años durante ese periodo. También aumentaron de más o menos un 28 a un 43 por ciento entre los de 40 a 59 años, y aumentaron de un 24 a un 41 por ciento entre los que tenían a partir de 60 años.

Al mismo tiempo, otro análisis de los CDC de 2014 encontró que un 40 por ciento de todos los cánceres diagnosticados se vincularon con tener sobrepeso o ser obeso,

Eso no sorprende al Dr. Howard Burris, presidente de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology). "Hace años que se ha habla sobre la conexión entre la obesidad y el cáncer", dijo, probablemente fomentada por la inflamación crónica y factores como el tabaquismo y el consumo de alcohol, que con frecuencia van de la mano con el exceso de peso.

La obesidad también conduce a un aumento en la producción de la insulina y el factor de crecimiento insulínico, además de una mayor producción de estrógeno; ambas cosas pueden aumentar el riesgo de cáncer, explicó Burris.

En la lista de cánceres vinculados con la obesidad se encuentran los cánceres hormonales, como el de mama, de ovario y de tiroides. "Pero resulta que la obesidad también se vincula con cánceres gastrointestinales, como el cáncer de la vesícula biliar, y el cáncer de hígado, estómago y colorrectal", señaló Burris, que no participó en el estudio. También citó al cáncer de riñón como otra enfermedad vinculada con la obesidad.

En el estudio, Berger y su equipo monitorizaron las tendencias de todos los tipos de cáncer vinculados con la obesidad, junto con cánceres que no se vinculan con la obesidad.

Durante el periodo del estudio, las tasas de cánceres vinculados con la obesidad se dispararon de forma dramática en el grupo de 50 a 64 años; el aumento varió mucho, desde un 25 por ciento entre las mujeres blancas hasta casi un 200 por ciento entre los hombres hispanos. Pero esas tasas no aumentaron de forma tan significativa entre las personas de 20 a 49 años, y en realidad se redujeron entre las personas mayores de a partir de 65 años.

Los autores del estudio reconocieron que las mejoras en la detección del cáncer podrían haber conducido a unas tasas de detección más tempranas. Y anotaron que varios factores que no exploraron podrían haber tenido un impacto en las tendencias del cáncer, incluyendo el tabaquismo, la pobreza y los antecedentes familiares de cáncer.

Al final, el equipo concluyó que las personas de mediana edad son cada vez más las víctimas de los cánceres asociados con la obesidad.

La autora del estudio, Siran Koroukian, afirmo que "el punto es que el cáncer no sucede de un día al siguiente. La obesidad es un estado de inflamación constante. Y creemos que el cambio general en el riesgo de cáncer a un grupo de edad más joven está sucediendo ahora tras décadas de una epidemia de obesidad entre las personas más jóvenes".

Y añadió que "eso significa que el cáncer sucede cada vez más en personas que se encuentran en el pico de sus años más productivos, lo que tiene un impacto en las vidas de las personas y en la sociedad como un todo". Koroukian es profesora asociada del Centro Oncológico Integral Case.

"Sin duda creo que los esfuerzos por controlar la obesidad deben continuar, y continuar con vigor", enfatizó.

"Pero también es importante asegurar que la comunidad oncológica se mantenga vigilante respecto a que el cáncer puede ahora presentarse a una edad más temprana. Ese tipo de concienciación es realmente importante, porque de otra forma el cáncer en las personas más jóvenes se diagnostica en etapas cada vez más avanzadas. Cuando las personas van al médico con síntomas relacionados con el cáncer, no deben despacharlas diciéndoles que son demasiado jóvenes para tener cáncer", añadió Koroukian.

Más información

Para más información sobre la conexión entre la obesidad y el riesgo de cáncer, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Nathan Berger, M.D., professor, experimental medicine, Case Comprehensive Cancer Center, Case Western Reserve University School of Medicine, Cleveland; Siran Koroukian, Ph.D., associate professor, department of population and quantitative health sciences, Case Comprehensive Cancer Center, Case Western Reserve University School of Medicine, Cleveland; Howard Burris III, M.D., president, American Society of Clinical Oncology, Alexandria, Va.; Aug. 14, 2019, JAMA Network Open, online

Last Updated: