Las tasas de obesidad de EE. UU. aumentan de nuevo

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 12 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Tras estabilizarse brevemente, la tasa de obesidad de EE. UU. podría estar aumentando una vez más, según un estudio preliminar.

La tasa había estado en aumento durante décadas, hasta que pareció estancarse en los últimos años. Pero en el nuevo estudio, los investigadores encontraron que la tendencia podría haber sido de corta duración.

Y si nada cambia, estiman que la mitad de los adolescentes de EE. UU. tendrán sobrepeso o serán obesos en 2030, al igual que un tercio de los niños de 6 a 11 años de edad.

Entre los hombres de EE. UU., por ejemplo, las crecientes tasas de sobrepeso y obesidad observadas desde 1999 se nivelaron entre 2009 y 2012. Pero se dispararon de nuevo en 2015-2016, cuando un 75 por ciento de los hombres tenían sobrepeso o eran obesos.

No está claro que las cifras representen un verdadero revés, según los investigadores, dirigidos por el Dr. Youfa Wang, profesor en la Universidad Estatal de Ball, en Muncie, Indiana.

Los hallazgos se basan en una cantidad relativamente pequeña de estadounidenses, dijo Wang. Además, anotó, habría que seguir los patrones durante un periodo más largo para saber si son tendencias duraderas o picos a corto plazo.

Pero parece claro que el problema nacional con la obesidad no va a desaparecer, según los investigadores.

"Es poco probable que la obesidad y los problemas de la salud relacionados en EE. UU. se hagan menos graves en el futuro", lamentó Wang. "Debemos seguir mejorando nuestros esfuerzos en la lucha contra la epidemia de obesidad".

Wang presentó los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición (American Society for Nutrition), en Boston. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

En el estudio, el equipo de Wang analizó datos de dos encuestas de salud federales en curso. Los investigadores encontraron que la prevalencia general de la obesidad aumentó entre 1999 y 2016, lo que no resultó sorprendente. Pero los patrones difirieron según el sexo, la raza y otros factores.

Entre las mujeres, la tasa de obesidad aumentó sin interrupción, llegando a un 41.5 por ciento en 2016. Y en ese momento, un 69 por ciento de las mujeres de EE. UU. tenían sobrepeso o eran obesas.

Entre los hombres hubo un estancamiento entre 2009 y 2012, cuando un tercio eran obesos, y poco menos de un 72 por ciento tenían, como mínimo, sobrepeso. Pero el aumento prosiguió en 2015-2016: un 38 por ciento de los hombres eran obesos en ese momento.

El patrón entre los niños y adolescentes también difirió según el sexo, encontró el estudio. Más o menos desde 2011, la tasa de obesidad de los chicos ha aumentado de forma constante, alcanzando un 21 por ciento en 2016. Más de un 7 por ciento de los chicos tenían una obesidad grave.

Por otra parte, la tasa de obesidad de las chicas se mantuvo constante, en poco más de un 18 por ciento, según Wang.

Los investigadores prevén que en 2030 más o menos la mitad de los adolescentes de EE. UU. tendrán sobrepeso o serán obesos.

También estiman que esto será así en la mayoría de los estadounidenses de origen mexicano: en 2015-2016, más o menos la mitad de los adultos estadounidenses de origen mexicano eran obesos.

Las tasas en los otros grupos raciales y étnicos variaron de un 32 a un 38 por ciento en los hombres, y de más o menos un 36 a un 55 por ciento en las mujeres.

Joy Dubost, dietista registrada y miembro de la Sociedad Americana de la Nutrición, señaló que es difícil saber si los hallazgos actuales significan que se ha perdido cualquier avance logrado en el problema de la obesidad.

Pero concurrió en que se necesitan esfuerzos generalizados para combatir la obesidad.

Para los individuos, dijo Dubost, una de las claves es romper la mentalidad de la "dieta de moda", y hacer cambios en el estilo de vida que puedan mantenerse a largo plazo.

"Enfóquese en comer una dieta más basada en las plantas", aconsejó. "Eso no significa que tenga que hacerse vegetariano. Simplemente coma más frutas, verduras, granos integrales, habichuelas, frutos secos y semillas".

En cuanto a ayudar a los niños a mantener un peso saludable, los padres son los que dan el ejemplo, según Dubost. Hacer que los niños ayuden con las compras y la preparación de la comida, desde una edad temprana, puede ayudarlos a aprender sobre una dieta saludable, dijo.

Respecto a unos esfuerzos más abarcadores, Wang apuntó que los estudios han mostrado algunas buenas noticias. En una revisión de la investigación, su equipo encontró evidencias "moderadas" de que los programas escolares enfocados en la dieta y el ejercicio pueden resultar útiles.

Pero como la obesidad es tan prevalente, Wang añadió que se necesitan esfuerzos a todos los niveles, desde las escuelas hasta los lugares de trabajo y las comunidades locales, y más allá.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos sobre la prevención y la gestión de la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Youfa Wang, M.D., Ph.D., endowed chair, wellness, Fisher Institute of Health and Well-Being, Ball State University, Muncie, Ind.; Joy Dubost, Ph.D., R.D., registered dietitian, member, American Society for Nutrition; June 11, 2018, presentation, American Society for Nutrition annual meeting, Boston

Last Updated: