Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Un restaurante de comida rápida en el vecindario podría significar unos niños y adolescentes con más peso, según un estudio

In English

MARTES, 29 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Tener un restaurante de comida rápida en la manzana quizá no sea un buen augurio para las probabilidades de su hijo de mantenerse en un peso sano, sugiere una investigación reciente.

Entre más de 1 millón de jóvenes que asisten a escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, mientras más cerca vivían los jóvenes de lugares que venden comida malsana, mayor era su riesgo de acumular sobrepeso, encontró el estudio.

Los investigadores analizaron los datos de niños y adolescentes de 5 a 18 años, y encontraron que entre los que vivían en un perímetro de media manzana de un restaurante de comida rápida, un 20 por ciento eran obesos y un 38 por ciento tenían sobrepeso.

Entre los niños que vivían en un perímetro de media manzana de una tienda de barrio o bodega, un 21 por ciento eran obesos y un 40 por ciento tenían sobrepeso.

Por cada media manzana o manzana completa de distancia que los niños vivían de lugares que venden alimentos malsanos, las tasas de obesidad se redujeron entre un 1 por ciento y más de un 4 por ciento, dependiendo del tipo de tienda de comida.

"Nuestro estudio indica que vivir muy cerca de tiendas de comida con muchas opciones de comida malsana y comida basura probablemente no sea bueno para reducir el riesgo de los jóvenes de tener sobrepeso y/o ser obesos", comentó el investigador sénior, Brian Elbel, profesor asociado del Departamento de Salud de la Población de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

"Simplemente tener las tiendas de comida una manzana más lejos, y quizá menos convenientes o accesibles, puede reducir de forma significativa las probabilidades de los niños y adolescentes de ser obesos o tener sobrepeso", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 29 de octubre de la revista Obesity.

El estudio es el más grande hasta la fecha sobre la obesidad infantil urbana en Estados Unidos, según Elbel.

Los hallazgos podrían respaldar a las políticas que mantienen a los restaurantes de comida rápida y a las tiendas de barrio a una distancia mínima de los complejos de viviendas o de los vecindarios con unas tasas altas de obesidad, sugirió.

Incluso una reducción leve en las tasas de obesidad podría salvar a miles de niños de la obesidad en la adultez y los problemas de salud asociados, como un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca, diabetes y muerte precoz, señaló Elbel.

Anotó que el estudio no encontró un aumento en el riesgo de obesidad basado en la distancia de la casa de un niño a los supermercados y los restaurantes formales. Lo que pone a un niño en riesgo de obesidad es qué tan fácil y rápidamente puede obtener comida basura, anotó Elbel, aunque el estudio no probó que la proximidad a la comida malsana provocara la obesidad.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la prevención de la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: NYU School of Medicine, news release, Oct. 29, 2019

--

Last Updated: