Un grupo de pediatras reclama más investigación sobre los edulcorantes artificiales

In English

LUNES, 28 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Hay muchas preguntas sin respuesta sobre la seguridad y los impactos a largo plazo de los edulcorantes artificiales en los niños, señala una declaración de política de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

La declaración de la AAP también recomienda que la cantidad de edulcorantes artificiales aparezca en las etiquetas de los productos, para ayudar a los padres y a los investigadores a comprender mejor la cantidad que los niños consumen, y los posibles efectos en la salud.

"Al observar las evidencias, encontramos que queda mucho por aprender sobre el impacto de los edulcorantes no nutritivos en la salud de los niños", comentó en un comunicado de prensa de la AAP la autora principal de la declaración, la Dra. Carissa Baker-Smith.

"Necesitamos más investigación sobre el uso de los edulcorantes no nutritivos y el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2, sobre todo en los niños. Si se toma en cuenta la cantidad de niños que consumen esos productos, que se han vuelto ubicuos, de forma regular, deberíamos comprender mejor cómo impactan a largo plazo a la salud de los niños", enfatizó Baker-Smith.

Un grupo que representa a la industria de comidas y bebidas con pocas calorías cuestionó a la declaración de política de la AAP.

"El Consejo de Control de Calorías (Calorie Control Council) discrepa de esas afirmaciones y mantiene su duradera posición respecto a que, cuando se consumen como parte de una dieta saludable y equilibrada, el consumo de [los edulcorantes artificiales] puede servir como herramienta para gestionar la ingesta total de calorías y azúcar", comentó Robert Rankin, presidente del consejo.

Los edulcorantes artificiales se han utilizado durante más de 60 años. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ha aprobado a seis como aditivos alimentarios: la sacarina, el aspartamo, el acesulfame de potasio, la sucralosa, el neotame y el advantame. Otros dos, la estevia y el luo han guo (la fruta del monje), están aprobados bajo la designación "reconocidos generalmente como seguros" (GRAS, por sus siglas en inglés).

Esos productos son entre 180 y 20,000 veces más dulces que el azúcar, según la AAP.

Más de una cuarta parte de los niños de EE. UU. reportaron que consumían edulcorantes artificiales, y de esos niños, un 80 por ciento reportaron un uso diario, encontró la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de 2009-2012.

La investigación sugiere que muchos padres no se dan cuenta de que sus hijos están consumiendo edulcorantes artificiales.

"Ahora mismo es difícil saber cuánto edulcorante no nutritivo contiene un producto, porque no se obliga a los fabricantes a especificar las cantidades", explicó Baker-Smith. "Incluir la cantidad de un edulcorante no nutritivo que un producto contiene ayudaría a las familias y a los investigadores a comprender cuánto consumen en realidad los individuos y las poblaciones, y a evaluar a mayor profundidad los efectos de salud potencialmente relacionados".

La declaración aparece en la edición en línea del 28 de octubre de la revista Pediatrics.

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre los edulcorantes artificiales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: American Academy of Pediatrics, news release, Oct. 28, 2019; Oct. 25, 2019, statement, Calorie Control Council

--

Last Updated: