¿Necesita usted alimentos vitaminados?

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 8 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Muchos alimentos envasados tienen el potencial de darle una sobrecarga de vitaminas, sobre todo si usted ya toma un multivitamínico a diario. Esto es lo que usted debe saber.

Los fabricantes han estado añadiendo nutrientes a la comida durante décadas. De hecho, comenzó hace casi 100 años con la adición de yodo a la sal. Las vitaminas y los minerales se pueden añadir a los alimentos de dos formas clave.

Los alimentos y las bebidas se pueden "enriquecer". Eso significa volver a incluir nutrientes que se pierden en el procesamiento, por ejemplo la duradera práctica de añadir vitaminas B a los panes y cereales envasados hechos con harinas refinadas. Tenga en cuenta que eso no necesariamente los hace tan ricos en nutrientes como los alimentos hechos con granos integrales, porque no se pueden reemplazar todos los micronutrientes perdidos en el procesamiento.

Los alimentos y las bebidas se pueden "fortificar". Eso significa añadir uno o más nutrientes que no se encuentran normalmente en el alimento en su estado natural. A veces esto es útil, por ejemplo al añadir la vitamina D (difícil de adquirir) a la leche, añadir calcio a las leches no lácteas y al jugo de naranja para los que son intolerantes a la lactosa, y añadir ácidos grasos omega 3 a los huevos para las personas que no comen suficiente pescado graso.

Pero algunos alimentos se fortifican con niveles de nutrientes que superan a los límites fijados por el Instituto de Medicina. Y a veces simplemente no son necesarios para uno. Por ejemplo, según un estudio de la Universidad de Toronto, las vitaminas más comunes añadidas a las aguas fortificadas ya son abundantes en la dieta promedio.

Un informe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. advierte que los refrigerios fortificados con vitaminas son los más engañosos. Los investigadores encontraron que es menos probable que las personas vean más allá de las afirmaciones en la parte frontal del envase y revisen la etiqueta de datos de nutrición, y que eligen refrigerios fortificados en lugar de productos más saludables. Cuando vaya de compras, recuerde siempre que añadir nutrientes a un alimento que está lleno de calorías vacías no hace que sea más saludable.

Más información

Consumer Reports ofrece más información sobre los peligros potenciales de los alimentos fortificados.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

Last Updated: