Los complementos de vitamina D quizá no ayuden a su corazón

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 19 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Si está buscando una forma de mejorar la salud de su corazón, hacer ejercicio con regularidad y comer alimentos saludables puede ayudar, sin duda alguna, pero una nueva investigación señala que tomar vitamina D a diario no.

La investigación, un metaanálisis de 21 ensayos clínicos aleatorios en que participaron más de 83,000 personas, no encontró una reducción en los eventos cardiovasculares mayores entre las personas que tomaban complementos de vitamina D. Tampoco hubo un descenso en las tasas de ataques cardiacos. Ni una reducción en el accidente cerebrovascular. Tampoco en las muertes por ninguna causa.

"Los complementos de vitamina D no mostraron ningún beneficio cardiovascular", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Mahmoud Barbarawi, residente jefe en el departamento de medicina interna del Centro Médico Hurley de la Universidad Estatal de Michigan, en Flint.

"Las personas pueden hacer muchas cosas para reducir el riesgo cardiovascular: hacer ejercicio con regularidad, alimentarse de forma saludable, dejar de fumar y controlar la hipertensión [presión arterial alta] y la diabetes. Pero no se recomienda administrar complementos de vitamina D con el objetivo de reducir el riesgo cardiovascular", indicó Barbarawi.

Estudios anteriores han reportado que las personas que han experimentado un ataque cardiaco, ACV, insuficiencia cardiaca y muerte por enfermedad cardiaca también tenían unos niveles bajos de vitamina D. Los investigadores dijeron que hay motivos biológicos plausibles para creer que los niveles de vitamina D podrían influir en la salud del corazón y de los vasos sanguíneos. Por ejemplo, algunos músculos de los vasos sanguíneos tienen receptores de la vitamina D, anotaron los investigadores.

Para tener una idea clara sobre qué cantidad de vitamina D podría ayudar a proteger el corazón, los investigadores revisaron casi dos docenas de ensayos clínicos aleatorios. En esos ensayos, más de 41,000 personas tomaron complementos de vitamina D, y otras 41,000 tomaron un placebo inactivo.

La edad promedio de los participantes del estudio era de 66 años, y tres cuartas partes de los voluntarios del estudio eran mujeres.

Los niveles de vitamina D de los participantes variaron de un ensayo a otro, dijo Barbarawi. La dosis de los complementos de vitamina D suministrados también varió mucho, al igual que la duración de los estudios.

Barbarawi comentó que a los investigadores les sorprendió ver que los complementos de vitamina D no parecieran tener ningún efecto en los problemas cardiacos importantes, el ACV ni la muerte.

"Creemos que unos niveles bajos de vitamina D son un marcador de algún tipo de enfermedad subyacente, pero eso no significa que si tratamos la vitamina D baja eso protegerá al corazón", explicó.

Pero si las personas tienen una deficiencia de vitamina D (menos de 12 ng/mL), sigue siendo importante tratar esa deficiencia, sobre todo para la salud de los huesos, añadió Barbarawi.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 19 de junio de la revista JAMA Cardiology.

El Dr. Arshed Quyyumi, coautor de un editorial publicado junto con el estudio, se mostró de acuerdo en que todo el que tenga una deficiencia de vitamina D debe tomar un complemento para prevenir los problemas relacionados con los huesos.

Quyyumi también concurrió en que no parece haber un motivo para tomar complementos de vitamina D con el objetivo de prevenir la enfermedad cardiovascular. Dijo que es probable que otros factores expliquen el vínculo entre la enfermedad cardiaca y los niveles de vitamina D.

Por ejemplo, planteó Quyyumi, es posible que las personas que tienen un estilo de vida sedentario muestren señales de enfermedad cardiovascular y de unos niveles bajos de vitamina D. Tal vez esas personas quizá no solo no hagan ejercicio saludable para el corazón, sino que tampoco reciban la exposición al sol por el ejercicio al aire libre que hace que el cuerpo produzca vitamina D.

Quyyumi dijo que si alguien ha tomado complementos de vitamina D para la enfermedad cardiaca, parece que las dosis bajas no hacen ningún daño. Pero como parece que no beneficia al corazón, uno podría ahorrar algo de dinero prescindiendo de los complementos.

Ambos expertos plantearon que sería útil realizar más estudios, sobre todo en personas que tengan una deficiencia de vitamina D. Barbarawi señaló que también sería beneficioso contar con unos estudios de mayor tamaño que observen específicamente cómo unos niveles distintos de la vitamina afectan a las personas según la raza, el sexo y la etnia.

Más información

Independientemente de su edad, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece consejos para mantener un corazón sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Mahmoud Barbarawi M.D., chief resident, department of internal medicine, Hurley Medical Center, Michigan State University, Flint, Mich; Arshed Quyyumi, M.D., professor of medicine, division of cardiology, Emory University School of Medicine, and director, Emory Clinical Cardiovascular Research Institute, Atlanta; June 19, 2019, JAMA Cardiology, online

Last Updated: