Investigan muertes por píldora abortiva

Continúa la batalla sobre la seguridad de Mifeprex luego de poco comunes casos de infección fatal

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 30 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Las muertes recientes de cinco mujeres jóvenes por una infección muy poco común durante la semana siguiente a haber tomado la píldora abortiva Mifeprex (también conocida como RU 486) enfrentan a los que dicen que el medicamento es un peligro para las mujeres contra los que consideran que es mayormente un método seguro para terminar un embarazo.

En la edición del 1 de diciembre del New England Journal of Medicine, expertos de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention describieron los cuatro casos de los EE.UU. (el quinto fue de una mujer canadiense), en que mujeres por lo demás sanas contrajeron una infección bacteriana con Clostridium sordellii.

En cada caso, las mujeres se enfermaron gravemente en cuestión de días después de su aborto médico y murieron por síndrome de shock tóxico relacionado con la infección.

Las familias de tres de las cuatro mujeres están demandando al fabricante del medicamento, Danco Laboratories. Y la semana pasada, el The New York Times citó a fuentes anónimas de la U.S. Food and Drug Administration que afirmaron que la agencia convocará a una reunión científica especial sobre las muertes a principios del año entrante, en cooperación con los CDC.

Algo que complica el asunto es el hecho de que los expertos aún no han encontrado la relación causal entre el uso de Mifeprex (mifepristona), la llamada "píldora abortiva", que normalmente se toma junto con un segundo medicamento, el misoprostol, y la infección por C. sordellii.

"Eso es lo que molesta a todo el mundo, que no haya una relación patofisiológica obvia entre estos medicamentos y esta, o cualquier otra, infección", aseguró el Dr. Michael F. Greene, profesor de obstetricia, ginecología y biología reproductiva de la Facultad de Medicina de Harvard y director de obstetricia del Hospital General de Massachusetts, en Boston. Greene también es el autor de un editorial en un boletín que comenta sobre el informe de los CDC.

En el otoño de 2000, las autoridades de la FDA aprobaron por primera vez el uso de Mifeprex para la terminación precoz del embarazo (de menos de siete semanas de gestación), luego de 54 meses de deliberación y revisión. La aprobación original incluía una advertencia de "recuadro negro" que advertía a quienes la recetaban sobre el riesgo potencial de un aborto incompleto y sobre complicaciones como embarazo ectópico y shock séptico, asociados con el uso del medicamento.

Según Danco, Mifeprex se ha usado en más de 500,000 abortos desde que fue aprobado por primera vez en los EE.UU. hace cinco años.

"Mifeprex es lo que se conoce como una "antiprogesterona", ya que bloquea los receptores de progesterona y básicamente priva el embarazo", explicó Greene. Sin embargo, cuando el medicamento se usa por sí solo, materiales relacionados con la concepción pueden permanecer en el útero, lo que representa un riesgo de infección. Es por eso que los médicos recetan misoprostol, que hace que el útero se contraiga y expulse este material de manera segura, cuando ofrecen Mifeprex a las mujeres.

En todos los cuatro casos bajo revisión de los CDC, se halló que las matrices de las mujeres estaban libres de este tipo de material en la autopsia, lo que deja aún más perplejos a los autores en cuanto a cuál es la fuente de las infecciones.

La infección grave por C. sordellii, especialmente en el útero, es extremadamente poco común, de manera que tener cinco casos de infecciones fatales que ocurrieron durante los últimos tres años sugiere una relación real con el uso de Mifeprex de las mujeres, afirmó Greene. "[De otra manera] ciertamente sería una coincidencia de circunstancias muy poco usual", señaló.

Otra parte del misterio viene del hecho de que todas las muertes en los EE.UU. ocurrieron en California. Pero la FDA evaluó lotes del medicamento distribuidos en ese estado y no encontró señal alguna de que hubieran sido contaminados de alguna manera.

Todas las mujeres, que por lo demás eran jóvenes y saludables, murieron en circunstancias similares: La bacteria consiguió llegar al útero, donde se multiplicó y entró al torrente sanguíneo. La infección con C. sordellii causa náuseas, diarrea y debilidad, pero no siempre provoca fiebre.

"En lugar de que se alarmen, desearía que las personas sean conscientes de este riesgo", afirmó Greene.

Pero no todo el mundo estuvo de acuerdo con esa evaluación.

Wendy Wright, vicepresidenta ejecutiva del grupo conservador Concerned Women for America, cree que Mifeprex es un medicamento peligroso que está siendo recetado sin una supervisión correcta.

"Esto está creando un peligro sanitario para las mujeres", dijo. "El propietario del medicamento [Danco] tiene sólo un producto, entonces no tiene incentivos para sacarlo del mercado. Por eso, la FDA debe actuar en el mejor interés de la salud de las mujeres y sacar este medicamento del mercado".

El editorial de Greene le molestó y afirmó que "claramente refleja una opinión y no menciona información clave". Según Wright, muchas complicaciones y muertes relacionadas tanto con el aborto quirúrgico como con el médico no son reportadas, de manera que el número real de muertes relacionadas con la píldora abortiva podría ser mucho más alto.

"La muerte [frecuentemente] no se atribuye al aborto", afirmó, "el certificado de muerte sólo dice, por ejemplo, hemorragia".

Pero el Dr. Scott Spear, profesor de pediatría de la Universidad de Wisconsin, y presidente del comité médico nacional de Planned Parenthood, afirma que cualquier caso de una mujer joven y sana que muriera en esas circunstancias "probablemente llamaría la atención de los CDC".

"Particularmente dado el hecho de que esto es algo que ahora está en el radar de los profesionales médicos. No es probable que ignoren una muerte como esta, y probablemente harían que se investigara completamente y se reportara a los CDC", apuntó.

Más información

Para más información sobre Mifeprex, visite la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Michael F. Greene, M.D., director, obstetrics, Massachusetts General Hospital, and professor, obstetrics, gynecology and reproductive biology, Harvard Medical School, Boston; Wendy Wright, executive vice president, Concerned Women for America, Washington, D.C.; Scott Spear, M.D., associate professor, pediatrics, University of Wisconsin, and chairman, National Medical Committee, Planned Parenthood Federation of America, Washington, D.C.; Dec. 1, 2005, New England Journal of Medicine; Nov. 23, 2005, New York Times; July 18, 2005, statement, Danco Laboratories, New York City

Last Updated: