¿Una pastilla anticonceptiva que se toma una sola vez al mes?

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 4 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Los científicos han desarrollado un método que podría algún día permitir a las mujeres tomar las pastillas anticonceptivas apenas una vez al mes.

En experimentos de laboratorio, los investigadores encontraron que su minúsculo dispositivo de administración del fármaco, contenido en una cápsula recubierta de gelatina, funcionó como se esperaba. En cerdos, permaneció en el estómago, liberando lentamente la hormona anticonceptiva levonorgestrel durante hasta un mes.

Falta mucho trabajo para que esté lista para el uso en humanos. Pero la meta, apuntaron los investigadores, es dar a las mujeres una opción de anticonceptivo oral que sea más fácil de tomar, y potencialmente más efectiva.

Las pastillas anticonceptivas tradicionales se deben tomar a diario, lo que puede resultar difícil. Las encuestas han mostrado que casi la mitad de las mujeres que toman "la píldora" habían olvidado al menos una dosis en los tres meses anteriores, o habían tomado las pastillas en el momento incorrecto.

Un uso imperfecto significa que la pastilla no siempre funciona. En promedio, el método tiene una efectividad de un 91 por ciento en la prevención del embarazo, según Planned Parenthood.

"Sin duda, uno de los beneficios teóricos de este sistema de administración del medicamento es que podría maximizar la eficacia [de las pastillas anticonceptivas], porque no depende de un uso diario", señaló el investigador sénior, el Dr. Giovanni Traverso, del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) y del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Todavía está por demostrarse. Pero Lyndra Therapeutics, una compañía fundada por Traverso y otros, recibió hace poco una subvención de 13 millones de dólares de la Gates Foundation para desarrollar más el método y pasar a estudios con humanos.

Los hallazgos actuales se publicaron en la edición en línea del 4 de diciembre de la revista Science Translational Medicine.

Ahora mismo, las mujeres de los países más ricos cuentan con una variedad de opciones anticonceptivas, además de las pastillas, incluyendo opciones reversibles y de larga duración. Esos métodos, como los dispositivos intrauterinos (DIU) y los implantes anticonceptivos, son altamente efectivos para la prevención del embarazo. Pero tienen que ser insertados por un profesional de la atención de la salud, lo que puede constituir una barrera.

Una pastilla mensual podría ser particularmente útil en los países en desarrollo, donde los recursos de atención de la salud son escasos, según Traverso.

Sería "de fácil uso, la controlaría la misma usuaria y tendría un perfil bajo", aseguró.

Pero incluso en países como Estados Unidos, dijo Traverso, una pastilla de acción prolongada podría resultar atractiva para las mujeres que deseen una forma oral de anticoncepción que sea más cómoda.

Una experta que no participó en el estudio enfatizó la importancia de las opciones.

"Lo que sabemos con certeza es que en la anticoncepción no hay una solución universal", indicó la Dra. Gillian Dean, directora médica sénior de la Planned Parenthood Federation of America.

"Es importante que sigamos realizando investigaciones sobre nuevos métodos que amplíen el rango de opciones disponibles, de forma que las personas puedan elegir lo que mejor funcione para su estilo de vida y cuerpo", planteó Dean.

El estudio actual amplía un trabajo anterior de investigadores del MIT, que buscaba formas de administrar los medicamentos diarios (incluso los que son para el VIH y la malaria) de forma mensual.

El protagonista es un minúsculo dispositivo en forma de estrella que se coloca en una cápsula recubierta de gelatina para que se pueda tragar. Cuando llega al estómago, la cápsula se disuelve y revela el dispositivo, cuyos "brazos" se expanden de forma que resulte demasiado grande para pasar al intestino delgado.

Permanece en el estómago, "flotando libremente", comentó Traverso, y libera el levonorgestrel de forma gradual con el tiempo. En pruebas con cerdos, el dispositivo liberó unos niveles bastante constantes de la hormona durante hasta cuatro semanas. En contraste, el levonorgestrel administrado mediante las tabletas estándar duró apenas un día.

Los investigadores seguirán estudiando la seguridad del método en animales, dijo Traverso. Para su uso en humanos, el dispositivo se diseñará para que se desintegre después de tres a cuatro semanas, y entonces se expulsará a través del tracto digestivo. Los investigadores están trabajando en formas de hacer que los brazos del dispositivo se desprendan, a través de cambios en el pH o la temperatura, por ejemplo.

Los científicos están trabajando en otras formas de ampliar las opciones anticonceptivas de las mujeres.

Un estudio publicado el mes pasado en la revista Science Advances reportó el trabajo inicial sobre un parche que proveería anticoncepción durante un mes o más tiempo. El parche se presiona contra la piel durante un minuto, e inserta una matriz de "microagujas" que contienen levonorgestrel bajo la piel. Con el tiempo, las microagujas se biodegradan, liberando el anticonceptivo lentamente en la sangre.

Más información

Planned Parenthood ofrece más información sobre los métodos anticonceptivos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Giovanni Traverso, M.D., Ph.D., gastroenterologist, Brigham and Women's Hospital, Boston, and assistant professor, mechanical engineering, Massachusetts Institute of Technology, Cambridge, Mass.; Gillian Dean, M.D., senior medical director, Planned Parenthood Federation of America, New York City; Dec. 4, 2019, Science Translational Medicine, online

Last Updated: