Las sales de Epsom disminuyen el índice de parálisis cerebral a la mitad entre los bebés prematuros

Investigadores anotan que la mayoría de hospitales ya tienen la sencilla y barata solución

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 31 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una infusión de sales de Epsom (sulfato de magnesio) administrada justo antes del parto a las mujeres embarazadas en alto riesgo de parto prematuro reduce el índice de parálisis cerebral entre los recién nacidos a la mitad, según informan investigadores de los EE.UU.

En el estudio participaron 2,241 mujeres de veinte lugares de los Estados Unidos. Las mujeres tenían un alto riesgo de dar a luz de manera prematura, entre las semanas 24 y 31 de sus embarazos. Las mujeres se seleccionaron al azar para que recibieran una infusión intravenosa de la solución de sulfato de magnesio o un placebo.

Las infusiones, que se comenzaron cuando el parto parecía inminente, comenzaron a una tasa de seis gramos de infusión durante veinte a treinta minutos, seguidos por una infusión de mantenimiento de dos gramos por hora. Si el parto no ocurría dentro de las doce horas siguientes, se detenían las infusiones y se reanudaban más tarde cuando parecía una vez más que la mujer iba a dar a luz.

No hubo una diferencia significativa en el riesgo de muerte del bebé entre las mujeres que recibieron el sulfato de magnesio y las que recibieron el placebo. Sin embargo, la parálisis cerebral moderada o grave ocurrió alrededor de la mitad de veces en los bebés que nacieron de las mujeres del grupo del sulfato (1.9 por ciento) frente a las del grupo de placebo (3.5 por ciento).

"Este es uno de los avances más promisorios en la gestión de los embarazos de alto riesgo en más de treinta años", aseguró en una declaración preparada el Dr. John Thorp, coautor del estudio y profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Señaló que "casi toda sala de partos en los Estados Unidos ya tiene soluciones de sulfato de magnesio que se administran a las mujeres embarazadas durante el parto por otros motivos".

"Lo que aprendimos de este estudio es que tenemos un tratamiento ampliamente disponible que ya está a mano y que reduce a la mitad el riesgo de que los bebés nazcan con un trastorno extremadamente debilitante. Se trata de un avance tremendamente emocionante", añadió Thorp.

Se espera que los resultados del estudio sean presentados el jueves en la reunión anual de la Society for Maternal-Fetal Medicine en Dallas. El estudio fue llevado a cabo para la Red de unidades de medicina materno-fetal del U.S. National Institute of Child Health and Human Development.

Más información

March of Dimes tiene más información sobre la parálisis cerebral.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Public Communications Inc., news release, Jan. 31, 2008

--

Last Updated: