Otro motivo de que la leche materna sea lo mejor para los frágiles bebés prematuros

In English

LUNES, 17 de junio de 2019 (HealthDay News) -- La leche materna provee muchos beneficios a los bebés. Y ahora, unos investigadores afirman que la leche materna contiene un anticuerpo que protege a los bebés prematuros de una enfermedad intestinal bacteriana llamada enterocolitis necrosante (ECN), que con frecuencia resulta letal.

Los anticuerpos de inmunoglobulina A (IgA) protegen de esta enfermedad. Y los bebés prematuros obtienen la IgA de la leche de la madre en las primeras semanas de vida, explicaron los investigadores, de la Universidad de Pittsburgh y el Hospital Pediátrico de la UPMC de Pittsburgh.

Los anticuerpos IgA se vinculan con bacterias en los intestinos. Mientras más bacterias se vinculan con la IgA, menos probable es que los bebés desarrollen ECN, encontró el estudio.

"Hace una década que se sabe que los bebés que desarrollan ECN tienen una bacteria en particular, la Enterobacteriaceae, en los intestinos, pero lo que encontramos es que no se trata de la cantidad de Enterobacteriaceae que haya, sino que lo que importa es si está vinculada con la IgA o no. Y eso es algo respecto a lo que, potencialmente, se pueden tomar medidas", señaló el autor sénior del estudio, Timothy Hand, profesor asistente de enfermedades pediátricas infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.

Los investigadores analizaron las muestras fecales de 30 bebés prematuros con ECN y de 39 sin ECN. Los bebés que se alimentaban de leche del seno tenían más bacterias vinculadas con la IgA en los intestinos, algo que es positivo, que los bebés alimentados con fórmula. Era más probable que los bebés que desarrollaron ECN hubieran sido alimentados con fórmula.

En los bebés sin ECN, la Enterobacteriaceae estaba mayormente vinculada con la IgA, lo que permite que diversos tipos de bacterias prosperen. Pero entre los bebés con ECN, la Enterobacteriaceae no vinculada con la IgA dominaba en los días anteriores al diagnóstico de la enfermedad, según los investigadores.

El estudio se publicó el 17 de junio en la revista Nature Genetics.

Como parte de su investigación, el equipo crió ratones que no podían producir IgA en la leche materna. Las crías que recibieron leche sin IgA de sus madres fueron igual de susceptibles a la ECN que las que fueron alimentadas con fórmula.

Pero quizá evitar la ECN no sea tan sencillo como añadir IgA a la fórmula infantil, advirtió Hand.

Anotó que la leche materna provee otros beneficios más allá de la IgA, de forma que la leche donada es la mejor opción si dar el seno o extraer la leche del seno no son opciones.

"Lo que mostramos es que la IgA es necesaria para prevenir la ECN, pero quizá no sea suficiente", comentó Hand en un comunicado de prensa de la universidad. "Lo que planteamos es que quizá se deba evaluar el contenido de anticuerpos de la leche donada, y suministrar la leche más protectora a los bebés con el riesgo más alto".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la enterocolitis necrosante.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Pittsburgh, news release, June 17, 2019

--

Last Updated: