Tomar leche directamente del seno es lo mejor para el peso del bebé

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 24 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- La leche materna en biberón quizá no tenga tantos beneficios para el peso de un bebé como alimentarse directamente del seno, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron lo mismo que muchos otros: en general, los bebés que habían sido amamantados tendían a tener un peso más saludable que los que habían sido alimentados con fórmula.

Pero los bebés que recibieron leche materna extraída con bomba no se beneficiaron tanto como los que se alimentaron del seno.

Los investigadores enfatizaron que la leche materna, en cualquier forma, es mejor que la fórmula. Pero dijeron que los hallazgos respaldan la idea de que el método de alimentación también importa.

Muchas mujeres, en particular en Estados Unidos, tienen que extraer la leche del seno con una bomba cuando vuelven a trabajar, anotó la investigadora principal, Meghan Azad, profesora asistente de pediatría y salud infantil en la Universidad de Manitoba, en Canadá.

"El mensaje de esto no es que extraer la leche sea 'malo' o 'equivocado'", dijo. "Es mejor que alimentar con fórmula".

Pero, explicó Azad, hay motivos por los cuales alimentarse en el seno podría fomentar el ritmo más saludable de aumento de peso.

Uno es que la leche materna contiene una variedad de "enzimas y hormonas interesantes", apuntó. Y es posible que su actividad se vea disminuida cuando la leche extraída se refrigera.

Además, apuntó Azad, se cree que los bebés aprenden a "autorregular" la ingesta de alimentos cuando se alimentan en el seno materno. Al contrario, cuando los padres dan el biberón, con frecuencia se hacen cargo, animando al bebé a terminar el biberón completo.

La Dra. Joan Meek, presidenta de la sección de lactancia materna de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), dijo que la AAP recomienda la lactancia materna exclusiva durante unos seis meses. Una vez el bebé comienza a comer alimentos sólidos, apuntó Meek, la lactancia materna puede continuar "todo el tiempo que la madre y el niño deseen".

Se mostró de acuerdo en que hay motivos por los cuales amamantar directamente es ideal, y en que los nuevos hallazgos respaldan esa noción. Pero en términos prácticos, añadió Meek, muchas mujeres tienen que utilizar una bomba de extracción.

"La falta de políticas de licencia materna pagas en EE. UU. puede ser una barrera para las madres que trabajan fuera de casa", dijo Meek. "Sin duda, para esas madres, la leche materna [extraída] sigue siendo lo mejor después de amamantar directamente".

Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 24 de septiembre de la revista Pediatrics, se basan en más de 2,500 parejas de madres y bebés.

El estudio encontró que, en promedio, los bebés que seguían amamantándose exclusivamente a los 6 meses de edad tenían el peso más saludable a los 12 meses de edad. En comparación, los bebés que no tomaban leche del seno de forma exclusiva a los 6 meses de edad tenían el triple de riesgo de tener sobrepeso en su primer cumpleaños.

Sin embargo, cuando los investigadores observaron los métodos de alimentación de las madres, encontraron que los bebés que recibían leche extraída tendían a pesar un poco más que los que se alimentaron del seno.

Todo esto sugiere que amamantar directamente es mejor para una "trayectoria saludable de peso", comentó la Dra. Alison Holmes, pediatra en el Centro Médico Dartmouth-Hitchcock, en Hanover, New Hampshire.

Como Meek, Holmes reconoció las barreras prácticas. Recomendó que siempre que las madres trabajadoras estén con sus bebés opten por la ruta directa en lugar del biberón.

Holmes también apuntó a un beneficio secundario: "menos tiempo lavando platos".

El estudio también observó los efectos de la introducción de los alimentos sólidos sobre el peso de los bebés. En general, encontró, cuando los bebés comenzaron a ingerir sólidos antes de los 5 meses, su aumento de peso fue más bien rápido.

Pero no hubo ninguna señal de que introducir los alimentos sólidos a los 5 meses en lugar de a los 6 provocara un aumento de peso particularmente rápido.

"Introducir sólidos a esa edad podría estar bien, si es lo que el bebé desea", dijo Azad.

Respecto a la introducción de los sólidos, dijo Holmes, parece haber un periodo que es el mejor para la salud general de los bebés.

"Introducir alimentos sólidos en algún momento después de los 5 meses pero antes de los 7 es lo más saludable en términos de equilibrar los beneficios de un aumento saludable de peso, la prevención de las alergias y la prevención de las enfermedades infecciosas", señaló.

Para Azad, los hallazgos tienen implicaciones no solo para los padres, sino también para las políticas sobre las licencias pagas por maternidad.

"Esto plantea que no basta con dar a las madres una bomba para la leche y pensar que el problema se ha resuelto", dijo Azad.

Más información

La AAP ofrece más información sobre la lactancia materna.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Meghan Azad, Ph.D., assistant professor, pediatrics and child health, University of Manitoba, Winnipeg, Canada; Alison Volpe Holmes, M.D., M.P.H., associate professor, pediatrics, Dartmouth-Hitchcock Medical Center, Hanover, N.H.; Joan Younger Meek, M.D., R.D., chair, American Academy of Pediatrics, Section on Breastfeeding, and professor, clinical sciences, Florida State University College of Medicine, Tallahassee; Sept. 24, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: