¿El estrógeno podría jugar un papel en las migrañas de los hombres?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 27 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Muchas mujeres con migrañas tienen dolores de cabeza que se producen por las fluctuaciones hormonales. Ahora un pequeño estudio sugiere que el estrógeno también podría influir en las migrañas de los hombres.

El estudio de 39 hombres encontró que los que sufrían de migrañas tenían unos niveles de estrógeno más altos, en promedio, que los hombres que no tenían migrañas.

Por otra parte, ambos grupos de hombres tenían unos niveles de testosterona parecidos. Para el grupo de las migrañas, eso significó que la proporción total entre la testosterona y el estrógeno era más baja.

Los investigadores dijeron que el estudio, aunque fue pequeño, apunta a la importancia del equilibrio hormonal también en las migrañas de los hombres.

Hace tiempo que se sabe que las fluctuaciones hormonales podrían desencadenar las migrañas en las mujeres. Aproximadamente tres cuartas partes de las personas que sufren de migrañas son mujeres, y más de la mitad de sus migrañas aparecen en un momento cercano a su periodo menstrual de cada mes, según la Oficina para la Salud de las Mujeres de EE. UU.

Se cree que el vínculo se explica mediante los cambios en las hormonas "femeninas", particularmente en el estrógeno, que afecta a la percepción del dolor. También hay evidencias de que el estrógeno hace que el cerebro sea más susceptible a la "despolarización cortical extendida", dijo el Dr. Ron van Oosterhout, director de investigación del nuevo estudio.

Eso se refiere a una "onda expansiva de hiperactividad" entre las células de la superficie del cerebro, seguido por un periodo de "silencio", explicó Oosterhout, neurólogo en el Centro Médico de la Universidad de Leiden, en Róterdam, Países Bajos.

Se considera que es una posible causa subyacente de las migrañas.

Pocas investigaciones han examinado el papel de las hormonas en las migrañas de los hombres, y esas investigaciones se han centrado en la testosterona, dijo la Dra. Jelena Pavlovic, profesora asistente de neurología en el Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.

"Pero las hormonas no trabajan aisladas", dijo Pavlovic, que no participó en el estudio.

Por eso Oosterhout y su equipo midieron no solo los niveles de testosterona, sino también de estradiol (un tipo de estrógeno).

Tomaron muestras de sangre de 22 hombres sin antecedentes de dolores de cabeza recurrentes, y de 17 hombres con migrañas periódicas (con un promedio de 3 veces al mes).

En total, encontró el estudio, los hombres con migrañas tenían unos niveles de estradiol más altos entre un ataque de migraña y el siguiente, en comparación con los hombres sin migrañas. Sus niveles de testosterona eran parecidos.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 27 de junio de la revista Neurology.

Ciertos factores pueden aumentar los niveles de estrógeno de un hombre, incluyendo el exceso de grasa corporal y la edad. Pero, dijo Oosterhout, los dos grupos tenían unos datos demográficos parecidos, y no hubo diferencias en su promedio de edad o de su índice de masa corporal. Ninguno estaba tomando medicamentos que podrían afectar a sus niveles hormonales.

Pavlovic dijo que los hallazgos apuntan a que el estrógeno juega un papel, no solo en las migrañas de las mujeres, sino también en las de los hombres.

"Este estudio se ha quedado en la superficie", señaló. "Ahora tenemos que buscar con mayor profundidad".

Algunos hombres presentaron un aumento de testosterona justo antes de que sus migrañas aparecieran. Eso pasó en los hombres con los llamados síntomas premonitorios (señales como los bostezos, la fatiga y las ansias de comer excesivos) que les advertían de que estaban a punto de tener una migraña.

Los investigadores apuntaron a una posible explicación: las señales de advertencia previas a las migrañas estresaron a los hombres, y ese estrés, a su vez, aumentó sus niveles de testosterona.

Eso tiene sentido, señaló Pavlovic.

Todavía se necesitan estudios de mayor tamaño para comprender cómo influyen las hormonas en las migrañas de los hombres, dijo van Oosterhout. Y es demasiado pronto para afirmar si podría haber implicaciones para el tratamiento, enfatizó.

Pavlovic señaló lo mismo. Pidió precaución y que no se pasara directamente a la conclusión de que los hombres con migrañas podrían beneficiarse de una terapia de testosterona para "equilibrar" sus niveles de estrógeno.

Eso podría acabar siendo así, dijo. Pero primero se necesitan estudios más extensivos.

Y, señaló van Oosterhout, el tratamiento hormonal todavía no ha demostrado ser efectivo en las mujeres con migrañas.

Solo en Estados Unidos, se estima que 39 millones de personas sufren de migrañas, según la Migraine Research Foundation. En todo el mundo, esa cantidad es de aproximadamente mil millones. No hay cura, pero los medicamentos pueden prevenir los dolores de cabeza en las personas que las sufren a menudo.

Las personas también tienen unos "desencadenantes" distintos para sus migrañas, como la deshidratación, saltarse las comidas, dormir demasiado poco o beber alcohol, según la fundación. Los expertos advierten que se eviten esos desencadenantes cuando sea posible.

Más información

Para más información sobre las migrañas, visite la Migraine Research Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Ron van Oosterhout, M.D., neurologist, Leiden University Medical Center, Rotterdam, Netherlands; Jelena Pavlovic, M.D., Ph.D., assistant professor, neurology, Albert Einstein College of Medicine, Montefiore Health System, New York City; June 27, 2018, Neurology, online

Last Updated: