¿Qué alimentos pueden acelerar o retrasar la menopausia?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 30 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Lo que las mujeres comen podría determinar en qué momento entran en la menopausia, sugiere una investigación reciente.

Tras seguir a más de 35,000 mujeres británicas durante cuatro años, los investigadores encontraron que la menopausia tendía a comenzar antes en aquellas cuyas dietas eran ricas en carbohidratos refinados. Al contrario, la menopausia tenía a comenzar más tarde entre las que consumían mucho pescado y legumbres.

"En particular, se encontró que un consumo más alto de pescado graso retrasaba el momento de la menopausia natural en unos tres años, y las legumbres frescas (como los guisantes y los ejotes) se vincularon con una menopausia más o menos un año más tardía", indicó la autora del estudio, Yashvee Dunneram.

"Por otra parte, un mayor consumo de carbohidratos refinados (como la pasta y el arroz) aceleró el inicio de la menopausia en 1.5 años", dijo Dunneram, investigadora de postgrado en el grupo de epidemiología nutricional en la facultad de ciencias de la salud y la nutrición de la Universidad de Leeds, en Inglaterra.

Los motivos del vínculo no están claros. Pero Dunneram especuló que quizá tenga que ver con la forma en que ciertos alimentos afectan a las hormonas.

"Los carbohidratos refinados son uno de los principales culpables de la resistencia a la insulina", apuntó Dunneram. "Un nivel alto de insulina en circulación podría interferir con la actividad de las hormonas sexuales y aumentar los niveles de estrógeno; ambas cosas podrían aumentar el número de ciclos menstruales y acabar más rápido con las existencias de óvulos, provocando así una menopausia más temprana".

Pero los investigadores advirtieron que el estudio no prueba causalidad, y que investigaciones previas han vinculado una menopausia más temprana con un riesgo tanto más alto como más bajo de desarrollar una amplia variedad de enfermedades.

"Como tal, en realidad no podemos recomendar que las mujeres consuman esos alimentos específicos para que eso influya en el inicio de su menopausia natural", dijo Dunneram.

En el estudio, los investigadores analizaron a un grupo de mujeres inglesas, escocesas y galesas para establecer sus patrones nutricionales respecto a 217 alimentos específicos. Todas las mujeres tenían de 40 a 65 años de edad, y no se instruyó a ninguna para que alterara sus patrones de alimentación.

Se siguió a unas 14,000 mujeres durante cuatro años tras la encuesta, y en ese periodo poco más de 900 experimentaron una menopausia natural.

En promedio, la menopausia comenzó a los 51 años. Pero por cada ingesta diaria adicional de una porción estándar de carbohidratos refinados, el inicio de la menopausia fue unos 1.5 años antes, mostraron los hallazgos.

Asimismo, cada porción diaria adicional de pescado graso y legumbres se vinculó con un retraso de unos tres años de la menopausia. Una ingesta diaria más alta tanto de vitamina B6 como de zinc se vinculó con un retraso similar en la menopausia.

Pero los investigadores también encontraron algo que complica el tema: las mujeres vegetarianas experimentaron la menopausia más o menos un año antes que las que comían carne. El equipo del estudio anotó que el contenido rico en fibra y bajo en grasas animales de las comidas vegetarianas ya se habían vinculado antes con unos niveles bajos de estrógeno.

Pero las que comían carne que ingerían unas cantidades diarias más altas de alimentos salados (como papitas fritas, pretzels y cacahuates) experimentaban la menopausia unos dos años antes que de otra forma.

Dunneram sugirió que se necesitará más investigación para diferenciar más los puntos específicos de la conexión entre la dieta y la menopausia.

Connie Diekman, directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington, en St. Louis, advirtió que "la edad de la menopausia también viene determinada por la genética, de forma que la dieta es solo un factor".

Pero, señaló, "como dietista registrada, mi respuesta a este estudio es que, como tantos otros, muestra por qué es importante que sigamos cambiando de las opciones de proteína animal a opciones vegetales para mejorar la salud general".

Lona Sandon, directora de programa del departamento de nutrición clínica del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas, se hizo eco de ese punto.

"Las mujeres deben adoptar el consumo de pescado y legumbres porque son saludables", dijo Sandon.

Pero en cuanto a la idea específica de que la comida podría tener un impacto en el momento de la menopausia, "en realidad no podemos concluir gran cosa a partir de este estudio", advirtió.

"Hay mucha especulación, y aparentemente correlaciones aleatorias en este momento", observó Sandon.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 30 de abril de la revista Journal of Epidemiology & Community Health.

Más información

Para más información sobre la menopausia, visite el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Yashvee Dunneram, postgraduate researcher, nutritional epidemiology group, school of food science and nutrition, University of Leeds, Leeds, U.K.; Connie Diekman, R.D., M.Ed., director, university nutrition, Washington University, St Louis, and former president, Academy of Nutrition and Dietetics; Lona Sandon, Ph.D., RDN, LD, program director and assistant professor, department of clinical nutrition, school of health professions, University of Texas Southwestern, Dallas; April 30, 2018, Journal of Epidemiology & Community Health, online

Last Updated: