Diez minutos adicionales de actividad diaria podrían salvar 110,000 vidas al año en EE. UU.

exercise and stroke
Adobe Stock

MARTES, 25 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Estadounidenses, levántense de ese sillón y muévanse.

Si todas las personas de entre 40 y 85 años estuvieran activas apenas 10 minutos más al día, esto podría salvar 110,000 vidas al año en EE. UU., informa un estudio de gran tamaño.

"Nuestras proyecciones se basan en 10 minutos adicionales de actividad física entre moderada y vigorosa", señaló el investigador principal, Pedro Saint-Maurice, de la Rama de Epidemiología Metabólica del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., en Bethesda, Maryland. "Si es una caminata a paso vivo, cuenta".

Y el ejercicio adicional beneficia a todo el mundo: a los blancos, los negros, los asiáticos, los hombres y las mujeres, encontraron los investigadores.

En el estudio, los investigadores examinaron los datos de más de 4,800 adultos de mediana edad y mayores, que participaron en un estudio del gobierno sobre salud y nutrición entre 2003 y 2006. Durante siete días, los participantes usaron monitores que registraron sus niveles de actividad. Entonces, los investigadores revisaron los datos nacionales sobre la mortalidad para ver cuántos habían muerto a finales de 2014.

La conclusión fue que el ejercicio ofrecía grandes dividendos.

Añadir 10 minutos de ejercicio redujo el riesgo de morir de los participantes durante el periodo en un 7 por ciento, 20 minutos adicionales redujeron el riesgo en un 13 por ciento, y media hora adicional de actividad entre moderada y vigorosa rebajó el riesgo de muerte en un 17 por ciento, mostraron los hallazgos.

En otras palabras, 20 minutos adicionales de ejercicio podrían prevenir casi 210,000 muertes al año, y 30 minutos más podrían evitar más de 270,000 muertes, apuntaron los autores del estudio.

El Dr. David Katz, presidente de True Health Initiative, una organización sin fines de lucro que fomenta los estilos de vida saludables como la mejor forma de prevenir las enfermedades, revisó los hallazgos del estudio.

Katz anotó que el estudio no establece una prueba causal de que el ejercicio adicional prevenga la muerte prematura. Pero, añadió, "incluso una parte de un beneficio como este tendría una gran importancia para la salud pública".

Aunque el estudio no investigó las causas específicas de muerte, Saint-Maurice anotó que algunas de las más comunes en Estados Unidos, como la enfermedad cardiaca, la diabetes y algunos tipos de cáncer, "se podrían prevenir en los adultos que son más activos".

Las Directrices de Actividad Física para los Estadounidenses del gobierno de EE. UU. recomiendan:

  • Al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada, 75 minutos de aeróbicos vigorosos, o una combinación de ambas cosas, distribuidos a lo largo de la semana.
  • Actividad de fortalecimiento muscular de intensidad entre moderada y alta, por ejemplo de resistencia o pesas, al menos dos días por semana.
  • Pasar menos tiempo sentado. (Incluso la actividad de intensidad leve puede compensar algunos de los riesgos de ser sedentario).
  • Hacer al menos 300 minutos (5 horas) de actividad por semana.
  • Aumentar la cantidad y la intensidad de la actividad de forma gradual con el tiempo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. estiman que más de un 60 por ciento de los estadounidenses adultos no hacen la cantidad recomendada de actividad. Y más o menos una cuarta parte no hacen ninguna actividad.

Pero según un estudio de 2021, que se publicó en la revista Socius, más estadounidenses que antes comenzaron a hacer ejercicio durante la pandemia. Unos investigadores canadienses encontraron que, en 2019, alrededor de un 73 por ciento de los estadounidenses participaron en algo de actividad física o ejercicio. En 2020, mientras la pandemia se arraigaba, esta cifra aumentó a un 83 por ciento. Además, un 76 por ciento de los estadounidenses encuestados dijeron que habían salido a caminar, a dar un paseo o a hacer ejercicio en la semana anterior.

Incluir actividad en su día no tiene que ser oneroso. Caminar para hacer ejercicio, hacer ciclismo por diversión o para transportarse, usar máquinas de cardio, bailar y jugar deportes como el tenis o el gol puede ayudar, anotó Katz.

Limpiar la casa, trabajar en el jardín y jugar con los niños son otras formas de incrementar su nivel de actividad. Parquear más lejos de su destino y caminar lo que quede del camino es una estrategia fácil. Marchar en el mismo sitio mientras ve televisión o subir por las escaleras con más frecuencia también puede ayudar.

"Unas abundantes evidencias de diversas fuentes indican que toda la actividad física contribuye al mismo beneficio común", aseguró Katz.

"Este es otro recordatorio del profundo potencial de aprovechar las prácticas de estilo de vida como la mejor medicina para prevenir la enfermedad, promover la salud, añadir años a la vida y añadir vida a los años", agregó.

Katz apuntó que hacer que este conocimiento sea común y empoderar a todo el mundo para que actúe según este conocimiento debería ser una importante prioridad de salud pública y cultural.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 24 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los beneficios del ejercicio.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Pedro Saint-Maurice, PhD, postdoctoral fellow, Metabolic Epidemiology Branch, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; David Katz, MD, MPH, specialist in preventive and lifestyle medicine, president, True Health Initiative, Tulsa, Okla.; JAMA Internal Medicine, Jan. 24, 2022, online

Consumer News in Spanish