See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Gotas para los ojos pueden salvar la visión

Alivio de presión intraocular, un factor mayor de riesgo para el glaucoma

Jueves, 13 de junio (HealthDayNews) -- Un importante estudio nacional ha confirmado lo que muchos oftalmólogos han creído durante mucho tiempo: La detección temprana y el pronto tratamiento de la presión incrementada del líquido que es el principal factor de riesgo para el glaucoma pueden prevenir la ceguera.

"Había una gran controversia antes", dijo el Dr. Michael A. Kass, quien condujo el estudio. "Algunos estudios mostraron beneficios otros no. Ahora existe una evidencia muy clara de que tratar la alta presión intraocular pueden ayudar a prevenir el glaucoma".

El estudio, que incluyó más de 1,600 personas en 22 centros médicos en todo el país, mostró que las gotas para disminuir la presión de los ojos redujeron el comienzo del glaucoma en más de 50 por ciento.

Todos los participantes tenían presión alta del líquido en sus ojos, pero no habían comenzado a sufrir de pérdida de visión causada por el deterioro gradual del nervio óptico que es el sello del glaucoma.

Durante el estudio de cinco años, 4.4 por ciento de las personas quienes recibieron gotas para disminuir la presión de los ojos desarrollaron glaucoma, en comparación con 9.5 por ciento de aquellos quienes no recibieron nada excepto una supervisión cuidadosa.

Estas son noticias importantes para millones de estadounidenses, especialmente personas mayores y negras. Aproximadamente 2.2 millones de estadounidenses mayores de 40 años han sido diagnosticados con glaucoma, y unos 2 millones estimados están en etapas tempranas de la enfermedad, pero no se les ha diagnosticado la misma.

Por algunas razones desconocidas, el glaucoma es más común entre los negros. Por esta razón, formaron una cuarta parte de los participantes en el Estudio de Tratamiento de Hipertensión Ocular, cuyos resultados son reportados en la edición de junio de la Archives of Ophthalmology.

El hallazgo refuerza la recomendación persistente para exámenes oculares anuales que comienzan a los 60 años para todos los estadounidenses y a los 40 años para los negros, expuso Kass, quien es presidente del departamento de oftalmología y ciencias visuales en la Escuela de Medicina de Washington University.

"Si tienen un historial familiar de glaucoma, deben comenzar a examinarse incluso antes", agregó.

El estudio iba dirigido al glaucoma de ángulo abierto, la forma más común de la condición y una causa principal de ceguera. La mayoría de los casos ocurren cuando el líquido en el ojo no se drena adecuadamente y el nervio óptico sufre un daño que ocasiona la reducción del campo visual.

Las gotas oculares que reducen la presión son utilizadas en la mayoría de los casos; en algunos, se practica la cirugía para mejorar el flujo del líquido fuera del ojo.

Lo que es impresionante acerca de los resultados del estudio es que una reducción relativamente baja en la presión del líquido produjo tales beneficiosos resultados, indicó Kass. La reducción del 50 por ciento en el glaucoma se logró por una disminución promedio de sólo 20 por ciento de la presión del líquido.

"Una modesta disminución en la presión hace una gran diferencia", señaló.

Pero no todos con presión incrementada son candidatos para tratamiento de gotas oculares, expuso Kass, señalando que 90 por ciento de aquellos en un grupo no tratado no desarrolló glaucoma.

Los oftalmólogos tienen que evaluar otros factores de riesgo antes de tomar una decisión en cuanto al tratamiento, porque "todos los medicamentos tienen efectos secundarios", añadió.

"La edad y la raza de una persona, cuán alta es la presión, cómo luce el nervio óptico, además del grosor de la córnea, ya que alguien con una córnea fina está en alto riesgo", son todos los factores, explicó Kass. "El estatus general de salud de una persona también se debe considerar. El doctor y el paciente deben discutir esto junto con determinar si el tratamiento está garantizado".

Una cantidad de gotas oculares diferentes se utilizaron en el estudio, todas se desempeñaron más o menos de la misma manera, apuntó Kass. "Existen muchas gotas para bajar la presión, de manera que podemos encontrar alguna que es razonablemente segura para la mayoría de las personas", comentó.

El Dr. Jeffrey M. Liebmann, profesor de oftalmología clínica en el New York Medical College, quien condujo la extensión del estudio de Nueva York, manifestó que los resultados "muestran que debe haber mayor énfasis en detectar personas en alto riesgo. Hay muchas personas con presión intraocular elevada quienes aún no han desarrollado glaucoma".

"Nuestra práctica es tratar sólo personas que se encuentran en alto riesgo para el progreso de la enfermedad", expresó Liebmann. "Pero este estudio probablemente cambiará nuestra perspectiva en cuanto al tratamiento".

Qué hacer

El glaucoma se conoce como "el ladrón silencioso de la vista", porque para cuando los síntomas se tornan obvios, el daño está hecho. Puedes obtener información detallada acerca de la condición del Instituto Nacional del Ojo o el Instituto de Investigación Ocular Schepens.

FUENTES: Michael Kass, M.D., profesor y presidente de oftalmología, Escuela de Medicina, Washington University, St. Louis; Jeffrey M. Liebmann, M.D., profesor de oftalmología clínica, New York Medical College; junio 2002, Archives of Ophthalmology
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.