See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Beber demasiada agua constituye un problema para los corredores

Niveles de sal en la sangre peligrosamente bajo se encuentran en muchos corredores de maratón

MIÉRCOLES 14 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Los corredores de maratón que consumen demasiada agua durante una carrera dura no le están haciendo un favor a sus cuerpos, reportan los investigadores.

Un nuevo estudio sobre los participantes del Maratón de Boston en 2002 halló que beber cantidades excesivas de agua durante la durísima carrera de 26 millas (unos 42 km), causaba que los niveles de sal en la sangre cayeran a niveles potencialmente peligrosos en una condición conocida como hiponatremia.

De hecho, una corredora en ese maratón, una mujer de 28 años, murió de hiponatremia tras terminar la carrera.

Aunque los corredores citaron a menudo el temor a la deshidratación como la razón para consumir cantidades excesivas de agua, el estudio "mostró que existe un punto en que tomar demasiada agua puede ser crítico", dijo el investigador principal, el Dr. Christopher S.D. Almond, cardiólogo pediátrico practicante del Hospital Infantil de Boston. Los hallazgos de su equipo aparecen en la edición del 14 de abril del New England Journal of Medicine.

Almond y sus colegas registraron a 766 corredores del maratón en su ensayo y obtuvieron muestras de sangre de 488 de ellos en la línea final. De éstos, 62 tenían niveles de sal anormalmente bajos en la sangre, tres de ellos lo suficientemente bajo como para considerarlo "crítico".

Los niveles de sal anormalmente bajos eran más comunes en las mujeres (37 de 166, o sea un 22 por ciento) que en los hombres (25 de 322, o sea un 8 por ciento) Muchos de los corredores afectados tomaban más de tres litros de agua durante la carrera, lo suficiente como para aumentar su peso corporal a pesar de las más de 26 millas que corrieron.

Tomando como base esa muestra, 1,900 de los casi 15,000 corredores del Maratón de Boston ese año tuvieron hiponatremia, estimó Almond.

Los corredores más ligeros, aquellos con un índice de masa corporal de 20 aproximadamente, eran más propensos a terminar con menores niveles de sal, halló el estudio. Eso podría explicar la alta incidencia entre las mujeres, indicó Almond, ya que se cree que las mujeres corredoras tienden a beber tanta agua como los hombres, aunque su peso promedio sea inferior.

Una carrera con duración de más de cuatro horas estuvo también asociada con niveles de sal anormalmente bajos en la sangre, reportaron los investigadores.

Los que sufrieron hiponatremia no fueron los corredores campeones, que completaron el trayecto en casi dos horas, anotó el Dr. Benjamin D. Levine, profesor de medicina del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas y del Hospital Presbiteriano en Dallas, además de coautor de un editorial acompañante.

"Las personas que son verdaderamente rápidas no tienen tiempo para tomar agua", explicó Levine. "Mientras más lento el atleta, mayor el riesgo, y la razón predominante para ese comportamiento es que se dispone de más tiempo para beber agua".

Hasta un punto, beber agua durante una carrera tiene sentido, destacó Levine. "Estas personas no son idiotas", explicó. "Siguen unas reglas que dicen que se debe tomar mucha agua para adelantarse a la sed. Pero los atletas pierden agua y sal a diferentes velocidades, así que la regla general puede que no sea aplicable a un individuo".

Directrices detalladas sobre el consumo de agua durante una carrera de larga distancia han sido emitidas por la USA Track & Field, una organización que aborda el tema en profundidad, afirmó Levine. Los corredores dedicados que construyen su vida en torno a las carreras tienden a estar conscientes de esas directrices, indicó.

Para los corredores menos devotos, "el uso de la sed como una directriz sería le mejor forma de manejarlo", explicó Levine. "No deben preocuparse por deshidratarse un poco. Se debe tomar si hay sed, pero no beba agua por el simple acto de beber".

Almond señaló que su estudio no estaba diseñado para producir recomendaciones sobre cómo evitar los problemas causados por el consumo excesivo de agua, sino para que los corredores simplemente tomen conciencia de que esos problemas existen.

"Si pudiera decir algo una y otra vez, sería seguridad, seguridad, seguridad", declaró Almond.

Más información

En la USA Track & Field hallará las directrices sobre el consumo de agua para los atletas.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Christopher S.D. Almond, M.D., pediatric cardiology fellow, Children's Hospital Boston; Benjamin D. Levine, M.D., professor, medicine, University of Texas Southwestern Medical Center and Presbyterian Hospital, Dallas; April 14, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined