See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El ejercicio puede combatir la disfunción eréctil

Aunque los hombres son propensos mientras envejecen, una vida saludable puede ayudar

(HealthDay es el nuevo nombre de HealthScoutNews)

Lunes, 4 de agosto (HealthDayNews) -- La disfunción eréctil es común en los hombres mayores de 50 años y aumenta con la edad, pero mantener una buena condición física parece contrarrestar el problema.

Un tercio de los hombres encuestados en un estudio que aparece en la edición del 5 de agosto de la Annals of Internal Medicine reportó tener problemas con disfunción eréctil (DE) aumentó aproximadamente 5 por ciento cada año para todos los hombres, el problema era notablemente menos común entre hombres que llevan un estilo de vida saludable. Para estos hombres, hubo aproximadamente un retraso de 10 años en la DE.

"Hubo un claro riesgo elevado de disfunción eréctil a medida que las personas envejecían", confirma el autor del estudio Eric Rimm, un profesor asociado de nutrición y epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston "Hay una forma de retrasar el comienzo de DE, y esto es bastantes significativo".

Estos formas coinciden fuertemente con varias formas de prevenir o retrasar otros problemas de salud, tales como enfermedades cardiovasculares y diabetes. Esto significa que los hombres necesitan confiar en las antiguas resoluciones de ejercitarse, mantener un cuerpo en buen estado y no fumar.

"Existe un incremento que depende de la edad pero, también, modificación de factores de riesgo pueden afectar la función sexual. Perder peso, dejar de fumar, hacer más ejercicio están asociados con mejor salud sexual", indicó el doctor Andrew McCulllogh, director de Salud Sexual Masculina, Fertilidad y Microcirugía en el Centro Médico de New York University en la ciudad de Nueva York. "Hablamos demasiado de tratamiento, tratamiento, tratamiento. Aquí estamos viendo un cuerpo de evidencia creciente de que podemos modificar la apariencia de esto cambiando el estilo de vida".

Aunque otros estudio han evaluado la DE, éste parece ser el más extenso (que involucró más de 30,000 hombres) e incluyó hombres mayores, hasta 90 años de edad. "Estudios previos incluyeron muy pocos hombres mayores de 70 años", señaló Rimm. "Con la población estadounidense envejeciendo, deseamos asegurarnos que no pasamos por alto nombres en el margen de edad superior". El estudio se financió parcialmente por Pfizer Inc., que fabrica la droga contra la impotencia Viagra.

Rimm y su equipo evaluó a 31,742 hombres entre la edades de 53 y 90 años quienes fueron parte del Estudio de Seguimiento a Profesionales de la Salud, un grupo de hombres dentistas, optómetras, osteópatas, podiatras, farmacéuticos, y veterinarios. Ninguno de los hombres se supo que tenía cáncer protático y todos habían completado varios cuestionarios en relación con su salud, el más reciente en el 2000.

Treinta y tres por ciento de los participantes reportaron tener disfunción eréctil en los tres meses previos, en la que DE se definía como la incapacidad, sin tratamiento, de tener y mantener una erección adecuada para la relación sexual.

Menos de 2 por ciento de los hombres que reportaron problemas dijeron que dichos problemas habían ocurrido antes de sus 40, mientras que 4 por ciento tuvo problemas antes de las edades de 40 y 49. Luego de los 50, sin embargo, los problemas aumentaron sustancialmente, ya que 26 por ciento de los hombres reportaron dificultades entre los 50 y 59, 40 por ciento las notaron entre los 60 y 69 años, y 61 por ciento de los hombres mayores de 70 años dijeron que era un problema.

Setenta y cuatro por ciento de los hombres menores de 59 años reportaron funcionamiento sexual "bueno" o "muy bueno", en contraste con sólo 10 por ciento de los hombres mayores de 80 años.

Los hombres quienes ejecutaron el equivalente de tres horas o más, a la semana, de correr o jugar cinco horas de sencillos de tenis reportaron un riesgo menor de 30 por ciento de DE, en comparación con aquellos que hicieron poco ejercicio o no hicieron ninguno. Observar más de 20 horas de televisión cada semana, consumo excesivo de alcohol, fumar y estar en sobrepeso se asocian con niveles superiores de DE, así como tener diabetes, derrame previo o tomar antidepresivos o betabloqueadores.

"El ejercicio en oposición a estar sentado viendo televisión es claramente beneficioso", comentó Rimm. La idea central es que los factores de riesgo para DE eran aproximadamente los mismos que para enfermedades cardiacas. "Uno podría casi decir que la disfunción eréctil podría ser un buen indicador para enfermedades cardiovasculares debido al vínculo con estos factores", expresó Rimm.

Rimm espera que estas noticias puedan ayudar a cambiar el comportamiento. "Muchas de estas personas han sabido acerca de hacer ejercicios y la obesidad y enfermedades cardiovasculares; y el mensaje no está llegando. La población está tornándose más en sobrepeso", manifestó. "Tal vez las personas piensan que las enfermedades cardiovasculares son algo lejano, pero la DE es mucho más inmediata y afecta la calidad de vida. Es algo que podría afectar cada día".

McCullough expresó: "Ya que la DE está íntimamente ligada con la salud del sistema vascular, un hombre necesita un buen examen para factores de riesgo cardiovascular de manera que podamos llevar a cabo alguna prevención". Esto claramente demuestra que la prevención puede afectar la función eréctil.

"Si preguntas a las personas acerca de su función eréctil, incluso si están en sobrepeso, son hipertensos y fumadores, dirán 'todo es mental', pero su cuerpo está pidiendo ayuda a gritos. El mensaje público es que el pene es un barómetro de salud del sistema vascular y cuando no está trabajando bien, uno necesita escucharlo", argumentó McCoullough.

El hallazgo podría no aplicarse enteramente a la población general porque los hombres estudiados tendían a ser blancos, altamente educados, con mayores ingresos y mejor acceso al sistema de salud que la población general. Quizás, la disfunción sexual en el grupo de estudio se probablemente menor que en la población general.

Más información

Para más sobre la disfunción eréctil, visita el Instituto Nacional de Diabetes y Enferemedades Digestivas y Renales o la Fundación Americana para Enfermedades Urológicas.

Fuentes: Eric Rimm, Sc.D., profesor asociado, nutrición y epidemiología, Escuela de Salud Pública de Harvard, Boston; Andrew McCullough, M.D., director, Salud Sexual Masculina, Fertilidad y Microcirugía, Centro Médico de New York Univesity, y profesor clínico auxiliar, urología, Escuela de Medicina de New York University; 5 de agosto de 2003, Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.