El ejercicio tiene que ver con la recuperación de las lesiones deportivas

Experto asegura que el objetivo es mantener la fuerza, no obtenerla, durante la curación

MIÉRCOLES 23 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Si usted es un atleta o un fanático del estado físico que sufre de músculos distendidos, esguince de tobillo o lesión de pie, no tiene necesariamente que dejar de hacer ejercicio.

"El ejercicio definitivamente puede ser beneficioso para una persona que se enfrenta a una lesión. Según el tipo, el área lesionada se debe mover y no dejarse en el mismo lugar por periodos prolongados", aseguró en una declaración preparada Colleen Greene, coordinador de bienestar de MFit, la división de promoción de la salud del sistema de salud de la Universidad de Michigan.

"Algunas personas creen que sólo necesitan descansar y no moverse si tienen una lesión. Hacer eso en realidad puede ser peor porque, según la cantidad de tiempo que uno no mueva la extremidad, el músculo podría comenzar a atrofiarse", aseguró Greene.

Si usted sufre una lesión, la regla general para el tratamiento inicial es reposo, hielo, compresión y elevación. En cuanto haga eso, consulte al médico tan pronto como sea posible. Si la lesión es lo suficientemente grave, se le podría remitir a un fisioterapeuta o entrenador especializado. Le ayudarán a guiar su recuperación y le ofrecerán consejos sobre cómo mantener la fortaleza mientras sana.

El objetivo es mantener la fuerza, no obtenerla, mientras se recupera, aseguró Greene, que agregó que se debe prestar atención al dolor mientras intenta distintos tipos de ejercicio.

"El dolor siempre es el indicador. La incomodidad está bien, pero el dolor avisa cuando hay que parar y tratar otra cosa". Siempre hay que tener en cuenta que se debería estar haciendo algo que no empeore o repita la lesión", dijo.

Es mejor evitar las lesiones desde un principio y hay medidas preventivas que se pueden tomar para evitar distender o desgarrar un músculo. Se debe hacer calentamiento durante diez minutos, enfriamiento después del ejercicio y estiramientos.

"Nos encontramos que, a medida que la gente envejece, en realidad puede sufrir desgarramientos haciendo cosas de todos los días como agacharse a recoger un paquete o empinarse para poner algo en la repisa", señaló Greene. "Entonces, las medidas preventivas que se deben tomar para evitar desgarramientos musculares con el ejercicio también son medidas que se deben tomar para evitarlo en la vida diaria, no sólo en la cancha de básquet".

Más información

El U.S. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases tiene más información sobre las lesiones deportivas.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: University of Michigan Health System, news release, April 2008
Consumer News in Spanish