Incluye la salud en tu estilo de vida

Integra el ejercicio y la dieta saludable en tu cargada agenda

Lunes, 21 de abril (HealthDayNews) -- Seguro que tu rutina requiere que hagas malabares constantemente, pero eso no significa que debes rendirte cuando se trata de ejercitarte y tener hábitos alimentarios saludables.

Los cambios menores en el estilo de vida que puedan acomodarse en tu agenda proveen muchos beneficios a tu salud, indicó el Ayuntamiento Americano de Ejercicio y Nutrición.

El ayuntamiento ofrece algunas sugerencias sobre cómo incorporar la actividad física en tu rutina casera y laboral.

En casa:

  • Haz una caminata vigorosa de 10 minutos antes de desayunar, luego de cenar o ambas. Aun las menores cantidades de actividad física en el transcurso de la semana ayudan a mantener tu metabolismo funcionando a un ritmo saludable.
  • Haz levantamiento de piernas y ejercicios abdominales mientras hablas por teléfono o ves televisión. Olvídate del control remoto y levántate del sofá para cambiar los canales de televisión.
  • Trabaja en el jardín en las tardes y fines de semana. Pasar la podadora quema 150 calorías, cultivar el jardín por 30 a 45 minutos o recoger hojas por media hora quema la misma cantidad de calorías.
  • Practica actividades de ocio que te hagan mover. Ve a jugar al parque, pasea el perro, juega béisbol, corre bicicleta, nada o da una larga caminata.
  • Cuando vayas de tiendas, estaciona tu auto en un lugar lejos del centro comercial o establecimiento.
En el trabajo
  • En vez de enviar un correo electrónico a las personas al final del pasillo, camina hasta sus oficinas para dar el mensaje.
  • Si almuerzas en tu escritorio, da una caminata de 10 minutos. Ayudará a evitar la pesadez de mitad de tarde.
  • Inicia o inscríbete en equipos deportivos recreativos con tus compañeros de empleo.
  • Utiliza las escaleras, no el elevador. Caminar por las escaleras toma 15 minutos y quema 150 calorías.
El ayuntamiento indica que debes ser buen ejemplo para enseñar a tus hijos la importancia de una vida saludable. Limita su tiempo frente al televisor o los videojuegos. Esa clase de actividad sedentaria debe limitarse a dos horas diarias. Estimula a tus hijos a practicar deportes y actividades diferentes. Pueden descubrir uno o más que disfruten tanto que lo practiquen por el resto de su vida. Utiliza los centros de comunidad local u organizaciones recreativas para encontrar clubes o equipos para tus hijos.

Dale a los niños quehaceres activos, como recoger las hojas. Permite a tus niños una o dos horas para que jueguen en el patio luego de llegar de la escuela.

El ayuntamiento también aconseja cómo tú y tu familia pueden añadir variedad y balance saludables a tu dieta. Come una variedad de alimentos en cantidades moderadas para satisfacer el hambre y mantenerte con energía. Toma mucho agua u otros líquidos durante el día. La deshidratación puede hacerte sentir hambriento y flojo.

Anima a tus hijos a dejar de comer cuando se sientan satisfechos. No los obligues a terminar todo el contenido del plato si no tienen hambre.

Más información

Puedes aprender más en el Ayuntamiento Americano de Ejercicios y Nutrición.

Fuente: Ayuntamiento Americano de Ejercicios y Nutrición, comunicado noticioso, abril de 2003
Consumer News in Spanish