See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los ataques cardiacos son más comunes en invierno

Tenga cuidado al palear la nieve y tome medidas para evitar una emergencia cardiaca

MIÉRCOLES, 30 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Es probable que sepa por experiencia propia que el invierno trae consigo una oleada de resfriados y gripe. Pero, ¿sabía que el invierno también es la temporada de los ataques cardiacos?

El aire frío hace que los vasos sanguíneos se contraigan a medida que el cuerpo trata de evitar la pérdida de calor, señaló la Dra. Holly Andersen, directora de programas de educación y de gran alcance del Instituto del Corazón Ronald O. Perelman del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Centro Médico Weill Cornell.

"Ésta es una respuesta natural que puede poner a las personas con enfermedades cardiacas y a los que realizan actividades vigorosas en mayor riesgo de tener un ataque cardiaco", dijo Anderson.

El estrechamiento eleva la presión arterial y puede reducir el flujo de oxígeno al corazón. Combinado con una actividad extenuante como palear la nieve, esto puede hacer que el corazón realice mayores esfuerzos, lo que provoca un ataque cardiaco entre los que están en riesgo.

Los síntomas de un ataque cardiaco pueden incluir dolor, molestias o sensación de opresión en el pecho, dolor en los brazos, la espalda, el cuello o la mandíbula, falta de aliento, nauseas y sudor frío, de acuerdo con la American Heart Association. Aunque muchas mujeres podrían experimentar dolor, son más propensas que los hombres a tener falta de aliento, nauseas, vómitos y dolor en la espalda o mandíbula.

Un ataque cardiaco se puede confundir por error con un tirón muscular, así que tome en serio cualquier síntoma que tenga después de palear la nieve.

Para reducir su riesgo de tener problemas cardiacos en el invierno, Anderson recomienda lo siguiente:

  • No vaya a palear la nieve de la entrada desde que se levante. Haga calentamiento mediante ejercicios de estiramiento o camine antes de empezar.
  • Use ropa apropiada. Utilice ropa impermeable y resistente al viento, use una bufanda alrededor de la boca y la nariz para calentar el aire que respira y use varias capas de ropa. Si se abriga bien mantendrá el calor de su cuerpo.
  • Para evitar hacer un esfuerzo excesivo, pruebe la técnica menos extenuante de empujar la nieve con la pala en lugar de levantarla. También tome pausas frecuentes, por cada 15 minutos paleando la nieve, descanse otros 15.
  • Si tiene más de 50 años y tiene sobrepeso, lleva una vida sedentaria, fuma o ha tenido un ataque cardiaco, consulte a un médico antes de palear la nieve. Quizá prefiera contratar a un adolescente de su comunidad para que haga el trabajo por usted.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre el invierno y los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTE: New York-Presbyterian Hospital/Weill Cornell Medical Center news release, December 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined