See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los quehaceres domésticos pueden ser un buen ejercicio

Actividades rutinarias pueden fortalecer y tonificar

Miércoles, 27 de noviembre (HealthDayNews) -- Si eres una de los muchas personas que tienen problemas encontrando el tiempo para ejercitarte, la salvación podría estar tan cerca como la escoba en el armario.

De acuerdo con la Academia Americana de Medicina y Rehabilitación Física, las tareas domésticas comunes podrían convertirse en ejercicios para tonificar, ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento. Llamada "educación funcional", estos ejercicios pueden aumentar la flexibilidad, fortalecer los músculos y minimizar lesiones y problemas de la espalda. Y son más prácticos que levantar pesas o utilizar equipo de gimnasia, indicó la academia.

"Lo que estamos tratando de hacer es lograr que el programa de ejercicios estimule lo que una persona hace en su vida, con el fin de hacerlo funcional", expuso el doctor Joel Press, un fisiatra en el Centro de Rehabilitación Ocupacional, Deportiva y Espinal de Chicago. "Creamos ejercicios que luzcan como actividades diarias".

Press diseñó el programa, y las actividades pueden ser tan simples como balancearse en una pierna mientras te cepillas los dientes o barrer el piso de la cocina con barridas deliberadas. He aquí algunos ejemplos de los ejercicios recomendados:

  • Tiro de lavandería : Párate aproximadamente a 10 ó 15 pies de distancia de la máquina de lavar con la canasta de ropa a la altura de la cintura al lado izquierdo y la máquina de lavar al lado derecho. Recoge piezas de ropa sucia y, mientras giras las caderas, lanza la ropa a la lavadora abierta. Este ejercicio puede fortalecer los abdominales, la espalda baja y los músculos de la cadera.
  • Descarga y levanta: A medida que remueves los platos de la lavadora de platos, gira tu cuerpo de un lado para otro de manera que el torso se tuerza mientras colocas lejos los platos limpios. Press recomienda colocar lejos un plato o un cubierto de metal a la vez para un estiramiento máximo.
  • Rastrilla y gira: Bien sea que estés rastrillando hojas o barriendo realiza barridas largas y constantes, volteando en tus caderas mientras rastrillas o barres hacia tu cuerpo. Asegúrate de hacer el ejercicio de barrer tanto de izquierda a derecha como de derecha a izquierda.
  • Estiramiento lateral de pie: Sujeta el objeto pesado más cercano, bien sea un cartón de leche como un maletín, y sosténlo en una mano mientras te paras derecho con tus pies separados levemente a un poco más de la anchura de un hombro. Luego dobla lentamente la cintura derecha a un lado, bajando la mano con el objeto pesado lo más separado del costado posible y sosténlo por un conteo de 15 ó 20. Repite con el otro lado.

Los fisiatras son doctores médicos quienes especializan en diagnósticos y el tratamiento agudo y condiciones de dolor crónico. No utilizan tratamientos quirúrgicos ni recetan ejercicio terapéuticos rutinarios para tratar condiciones tales como dolor de la espalda baja, artritis y osteoporosis.

Press, quien trabaja con personas a quienes se han practicado cirugías así como con aquellos con problemas músculo-esqueléticos, indicó que es particularmente importante para las personas mayores aumentar las fuerza de las caderas y las nalgas. Cuando desarrolla un programa de ejercicio para sus pacientes, se atiende a dos palabras: hacerlo simple.

"Lo que he aprendido en 20 años del cuidado de pacientes con problemas músculo-esqueléticos es que no puedes darles un libro con 20 ejercicios para la espalda o que sigan un programa de dos horas", indicó. "Si les puedes dar dos o tres ejercicios que se acoplen a su diario vivir, hay mayor probabilidad de que vayan a hacerlo".

El doctor Richard A. Stein, profesor de medicina clínica en Weill Cornell Medical Center en la ciudad de Nueva York y un portavoz para la Asociación Americana del Corazón, concuerda con que el cumplimiento del paciente con un programa de ejercicios a largo plazo es por lo general muy escaso.

Y aunque duda que las personas se tomen el tiempo de arrojar una pieza de ropa a la vez a la máquina de lavar, concuerda con que las actividades domésticas pesadas tales como pasar el trapeador y la aspiradora pueden ser buenos ejercicios aeróbicos.

"Las personas necesitan examinar las tareas del hogar que ocurren más de una vez a la semana y que duran entre 10 y 30 minutos", indicó Stein. "Se necesita una buena cantidad de movimiento corporal, y se necesita causar una buena cantidad de fatiga, según sucede con el ejercicio".

Qué hacer

Para más sobre el ejercicio en casa, visita la Asociación Americana de Terapia Física o Physical TherapyAbout.com.

Fuentes: Joel Press, M.D., fisiatra, Centro de Rehabilitación Ocupacional, Deportiva y Espinal, Chicago; Richard A. Stein, M.D., profesor, medicina clínica, Weill Cornell Medical Center, ciudad de Nueva York, y portavoz, Asociación Americana del Corazón
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined