Solo 1 de cada 4 estadounidenses hace suficiente ejercicio

treadmill

JUEVES, 28 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Tres cuartas partes de los estadounidenses se están quedando muy cortos con respecto al ejercicio que hacen, y el sur y el medio oeste tienen el triste honor de tener la mayor cantidad de personas sedentarias, según un nuevo informe del gobierno.

Solo aproximadamente 1 de cada 4 adultos (el 23 por ciento) cumple con las directrices federales mínimas para la actividad física, según los investigadores del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU.

El Dr. William Roberts, expresidente del Colegio Americano de Medicina Deportiva (American College of Sports Medicine), dijo que la única sorpresa es que el porcentaje de estadounidenses que cumplen con el objetivo de ejercicio "sea tan alto".

Pero sugirió que nunca es demasiado tarde para los que no son activos.

"El ejercicio regular reduce la prevalencia de la enfermedad cardiaca, [la hipertensión], la diabetes, la obesidad, el depresión y muchas otras afecciones médicas", dijo. "Depende de la dosis y básicamente es gratis".

En el estudio, las investigadoras Debra Blackwell y Tainya Clarke encuestaron sobre los hábitos de ejercicio a más de 155,000 hombres y mujeres estadounidenses, de 18 a 64 años, entre 2010 y 2015.

El objetivo fue ver si los estadounidenses cumplían con las recomendaciones más recientes publicadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. en 2008. Las actividades realizadas en el trabajo o mientras se desplazaban al trabajo no fueron incluidas.

Las directrices de 2008 defienden que se realice un entrenamiento muscular al menos dos veces a la semana, junto con 150 minutos a la semana de un ejercicio aeróbico moderado o 75 minutos de ejercicio aeróbico de alta intensidad (o una mezcla de ambas cosas).

La cifra del 23 por ciento cambió poco a lo largo del estudio de 5 años de duración, encontraron los investigadores. Y la buena noticia es que aunque tres cuartas partes de estadounidenses no cumplían con los objetivos mínimos, el 23 por ciento que sí lo hicieron excedían el objetivo federal de lograr un cumplimento del 20 por ciento para el año 2020.

Pero la mala noticia es que el informe también encontró unas grandes diferencias geográficas, de modo que los niveles de actividad en algunos estados están muy por debajo o muy por encima del promedio nacional.

"14 estados y el Distrito de Columbia tenían unos porcentajes significativamente más altos de adultos que cumplían con las directrices que el promedio nacional, y 13 estados tenían unos porcentajes que estaban significativamente por debajo del promedio nacional", dijo Blackwell.

Entre los hombres, Washington, D.C. estuvo a la cabeza de la clasificación, donde un poco más del 40 por ciento de los residentes cumplían con las directrices. Pero en Dakota del Sur, menos del 18 por ciento de los residentes varones hacían el ejercicio recomendado.

Colorado quedó en primer lugar en el caso de las mujeres, dijo Blackwell, donde casi un tercio de ellas cumplían con las directrices. Por el contrario, Mississippi quedó en último lugar, y solo aproximadamente 1 de cada 10 mujeres llegaban a los niveles mínimos.

En cuanto a lo que podría explicar las diferencias regionales, Blackwell dijo que "hay probablemente muchos factores que juegan un papel", incluyendo la procedencia social y cultural, el estatus económico y el estatus laboral.

Blackwell y Clarke descubrieron que los estados que albergaban una mayor cantidad de trabajadores profesionales o gerenciales cumplían con unos objetivos de ejercicio más altos. De forma similar, los estados que tenían menos adultos desempleados abrumados por una salud entre regular y mala o por discapacidades también registraron unas tasas de ejercicio más altas.

El género también era importante, ya que menos del 19 por ciento de todas las mujeres cumplieron con los objetivos de ejercicio del HHS.

Pero las personas sedentarias que se levanten del sofá y empiecen a moverse en realidad obtendrán "la mayor ganancia de salud con respecto a cualquier grupo de personas", indicó Roberts, profesor en el departamento de medicina familiar y salud comunitaria de la Universidad de Minnesota.

"O visto de otro modo", dijo, "el mismo aumento en la actividad beneficia a una persona sedentaria mucho más que un aumento parecido en una persona que ya es moderadamente activa, e incluso más que en una persona muy activa".

¿Qué pueden hacer los que quieran empezar a hacer ejercicio?

"Las personas pueden empezar con un paseo de 5 minutos, añadir un minuto al día (más o menos) y aumentar gradualmente la actividad a lo largo de unas semanas y meses", dijo Roberts. "Una vez haga entre 30 y 60 minutos casi todos los días de la semana, está bien aumentar el ritmo. Cualquier actividad física, como caminar, correr, bailar y andar en bicicleta, está bien. El objetivo es moverse".

Los hallazgos fueron reportados en la edición del 28 de junio de la revista National Health Statistics Reports.

Más información

El Departamento de Servicios de Salud y Humanos de los EE.UU. tiene más información sobre las directrices sobre el ejercicio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Debra Blackwell, Ph.D., statistician/demographer, U.S. National Center for Health Statistics, Hyattsville, Md.; William Roberts, M.D., professor, department of family medicine and community health, University of Minnesota, Minneapolis, and past president, American College of Sports Medicine; June 28, 2018, National Health Statistics Reports
Consumer News in Spanish