See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio revela que los negros están más gordos y en peor forma que los blancos

Las diferencias son más pronunciadas en los hombres, según los investigadores

LUNES 13 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- La raza de una persona puede afectar (sobre todo en los hombres) los niveles de obesidad y de bienestar físico, según un nuevo estudio que aparece en la edición de diciembre de Chest.

Luego de evaluar a 5,069 personas remitidas para una prueba de estrés para detectar enfermedad de la arteria coronaria, el Dr. Carl J. Lavie, director de los laboratorios de ejercicio de la Ochsner Clinic Foundation en Nueva Orleáns, y sus colegas, encontraron que los pacientes negros tenían en general niveles más altos de obesidad y una capacidad de ejercicio menor que los pacientes blancos. Las diferencias más pronunciadas, apuntó Lavie, se encontraron en los hombres.

Lavie afirmó que algunos médicos y consumidores perciben a los negros como más en forma que otras razas, posiblemente debido a los altos perfiles en los deportes profesionales de algunos atletas negros. Sin embargo, su estudio refuta tal percepción.

Entre los participantes se encontraban 4,428 blancos y 641 negros entre los 52 y los 74 años de edad. Fueron evaluados en cuanto a su capacidad para hacer ejercicio en términos sencillos, explicó Lavie, como cuánto tiempo podían caminar en una pendiente en una caminadora. En promedio, los hombres negros eran tres años más jóvenes que los blancos, tenían un índice de masa corporal (IMC) mayor y su capacidad de ejercicio era 7 por ciento más baja, apuntó Lavie.

Las mujeres negras tenían una capacidad de ejercicio ligeramente menor que las blancas, pero las diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Los hombres negros tenían IMC más altos (29.1 en comparación con 28.2) que los blancos. Un nivel por debajo de 25 se considera saludable. El cuarenta y cuatro por ciento de los hombres negros era obeso, en comparación con el 33 por ciento de los blancos; el 37 por ciento de las mujeres negras era obeso, en comparación con el 27 por ciento de las mujeres blancas.

"No creo que sea una sorpresa que los afroamericanos presentaran un nivel alto de obesidad", señaló Lavie. "Otros estudios indican eso también".

Lavie afirmó que no está consciente de ningún estudio que evaluara la capacidad de ejercicio en los pacientes negros adultos o el impacto de la raza de una persona sobre sus niveles de bienestar físico.

La capacidad para hacer ejercicio es una medida importante, declaró Lavie. Los niveles bajos de buena forma cardiorrespiratoria son un pronosticador de muerte por enfermedad del corazón tan sólido como otros factores de riesgo mejor conocidos, tales como fumar y alta presión sanguínea.

Lavie dijo que parte de la razón por la que los negros tienen una menor capacidad para hacer ejercicio está relacionado con los niveles de obesidad más altos en general. "Pero no puede explicarse con tan sólo esto", dijo. "Encontramos que la raza está independientemente relacionada con la capacidad para hacer ejercicio".

"No fue como una diferencia como la del agua y el aceite en la capacidad para hacer ejercicio", apuntó. Sin embargo, la diferencia entre los hombres negros y los hombres blancos fue estadísticamente significativa.

Lavie dijo que todo el mundo necesita prestar atención al control del peso y al bienestar físico, pero que tal vez los médicos deban ser especialmente fuertes al enviar ese mensaje a los pacientes negros.

Otros dos expertos no se sorprenden con los hallazgos del estudio.

"Se sabe muy bien que la población más delgada es la asiática, la segunda la caucásica, y entonces tenemos una competencia entre los hispanos y los negros", apuntó el Dr. Richard Johnson, profesor clínico de medicina familiar en la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles.

En algunos casos, añadió Johnson, las consideraciones financieras inciden. "Una persona no va a pagar un gimnasio si puede trabajar horas extra y sus niños necesitan zapatos", apuntó.

En tales casos, añadió, el médico debe tratar de adaptar las sugerencias para la actividad física al estilo de vida del paciente. "El trabajo del medico es reducir las barreras", aseveró. "Si el paciente no puede ir al gimnasio, sugiera que suba las escaleras, que estacione lejos de la tienda".

Si no tiene tiempo, puede hacer media hora de ejercicio en periodos cortos en lugar de uno largo, añadió.

"El estudio brinda importantes datos que apoyan el concepto de que la obesidad es un factor importante que contribuye a la enfermedad cardiovascular, así como a otros problemas médicos", afirmó el Dr. Mark Rosen, jefe de medicina pulmonar y de atención crítica en el Centro Médico Beth Israel.

"Debido a que la obesidad es más común entre los afroamericanos, este mensaje podría ser de particular importancia para ellos", dijo Rosen.

Cualquiera que sea la raza de una persona, los consejos deben ser los mismos, añadió Rosen. "Todo el mundo debe evitar la obesidad y modificar su estilo de vida", aconsejó y añadió que tales cambios deben incluir consumir una dieta saludable y hacer ejercicio frecuentemente.

Más información

Lea consejos sobre el bienestar físico en el American College of Sports Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Mark Rosen, M.D., chief, pulmonary and critical care medicine, Beth Israel Medical Center, and professor, medicine, Albert Einstein College of Medicine, both in New York City; Richard Johnson, M.D., family physician, Santa Monica-UCLA Medical Center, and clinical professor, family medicine, UCLA David Geffen School of Medicine, Los Angeles; Carl J. Lavie, M.D., medical co-director, preventive cardiology, and director, exercise laboratories, Ochsner Clinic Foundation, New Orleans; December 2004 Chest
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined