Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Cómo convertir la natación en un deporte seguro para los niños

Consejos sobre cómo asegurarse de que sus hijos no se ahoguen

VIERNES 28 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Con el inicio de la temporada de verano a partir del fin de semana del Memorial Day, los padres están siendo avisados de que se aseguren en todo momento de que sus hijos estén seguros dentro y alrededor del agua.

El ahogo es la segunda causa de muerte por lesión entre niños estadounidenses de 1 a 14 años, según los datos de la National SAFE KIDS Campaign. Un estudio realizado por SAFE KIDS reveló que el 88 por ciento de los niños que se ahogaron en EE.UU. entre los años 2000 y 2001 estaban bajo supervisión de otra persona, generalmente un familiar.

Junto a la poca vigilancia, el estudio reveló que muchos adultos no cercan apropiadamente las piscinas, no obligan a utilizar dispositivos de flotación personales o no enseñan a sus hijos a nadar.

SAFE KIDS urge a los padres a cumplir a rajatabla estas cuatro "Normas de seguridad en el agua" cuando sus hijos estén dentro o alrededor de agua:

  • Supervisión. Los adultos deberían turnarse como vigilante designado, una persona cuya única responsabilidad sea supervisar a los niños dentro o cerca del agua. La supervisión activa significa que el adulto pueda, en todo momento, ver y oír a los niños y que esté lo suficientemente cerca de ellos como para actuar en caso de emergencia.
  • Entorno. Construir piscinas y estanques seguros instalando un cerco aislante completo, que podría evitar entre un 50 y un 90 por ciento de los ahogos si todos los dueños de piscinas y estanques lo hicieran. Una cerca aislante significa que dicha cerca debe separar completamente el área de la piscina de la casa y del resto de la propiedad. Esto evitará que un niño pueda ir directamente desde la puerta trasera de la casa hasta la piscina.
  • Equipos. Utilice chalecos salvavidas perfectamente ajustados, especialmente cuando esté navegando, utilizando una embarcación personal o si realiza deportes acuáticos.
  • Educación. Antes de los 8 años, los niños deberían tomar un curso de natación con un instructor certificado. El estudio de SAFE KIDS encontró que casi el 75 por ciento de los niños que se ahogaron no sabían nadar.

El estudio de SAFE KIDS también reveló que mucha gente no entiende la importancia de la seguridad en el agua. Por ejemplo:

  • Más de la mitad de los padres (el 55 por ciento) encuestados señalaron que en algunas circunstancias es aceptable que un niño nade sin supervisión.
  • Casi dos tercios (el 61 por ciento) de los padres que tienen piscinas o estanques no cuentan con un cercado aislante y el 43 por ciento no cuenta con puertas de cerrado automático en su piscina.
  • Muchos niños de 8 a 12 años admitieron que no utilizaban nunca un chaleco salvavidas cuando utilizaban algún tipo de embarcación de navegación personal (el 50 por ciento), cuando realizaban deportes acuáticos (el 37 por ciento) o cuando se navegaban en un bote (el 16 por ciento).
  • Muchos de los padres afirmaron que todos los niños deberían tomar clases de natación antes de los 8 años, pero el 37 por ciento de los padres de niños de 5 a 14 años señalaron que sus hijos nunca han tomado una clase de natación.

Más Información

La Cruz Roja de EE.UU. ofrece múltiples consejos de seguridad en el agua.

FUENTE: SAFE KIDS, news release, May 25, 2004
Consumer News in Spanish