La temporada de la gripe actual de Australia es dura. ¿Será igual en EE. UU.?

a woman is very sick cold flu
Adobe Stock

JUEVES, 4 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Mientras la peor temporada de gripe en cinco años llega a su final en Australia, las autoridades de salud de EE. UU. se preparan para una gravedad similar este próximo otoño.

¿Por qué? La temporada de la gripe en países del Hemisferio Sur, como Australia, con frecuencia puede predecir el potencial de una experiencia similar en los países del Hemisferio Norte.

"Vigilamos a los países del Hemisferio Sur muy de cerca, con la esperanza de poder obtener cierta información, pero no es un método perfecto en lo absoluto", declaró a NBC News la Dra. Alicia Fry, jefa de la Rama de Epidemiología y Prevención de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La temporada de gripe de Australia tuvo un gran impacto en los niños.

Los niños de 5 a 9 años tuvieron las tasas más altas de gripe, mientras que los de hasta 4 años y los adolescentes también se vieron muy afectados.

"Hay muchos niños pequeños que no han tenido la gripe en lo absoluto en los últimos dos años", comentó a NBC News el Dr. James Cutrell, experto en enfermedades infecciosas del Centro Médico del Suroeste de la UT, en Dallas. "Esto hará que sean más susceptibles a contraerla y entonces a contagiarla a otras personas".

Los jóvenes no solo son más vulnerables, sino que la temporada de gripe australiana también comenzó pronto.

"Mientras más pronto comienza, peor tiende a ser", advirtió a NBC News el Dr. Robert Citronberg, director médico ejecutivo de enfermedades infecciosas y prevención de Advocate Aurora Health, en Illinois.

Esto se debe a que una temporada temprana también puede continuar durante más meses, y tener más tiempo para infectar a las personas. Entre 9 y 41 millones de estadounidenses contraen la gripe cada año, según los CDC. Hasta 52,000 personas mueren.

Aunque las autoridades de salud pública han advertido desde 2020 sobre los desafíos de una mala temporada de la gripe junto con la pandemia de COVID-19, esto todavía no ha sucedido.

Cutrell apuntó que no es el momento de entrar en pánico, sino "el momento de que la gente se prepare".

Esto incluye a las vacunas contra la gripe, que en Estados Unidos protegerán contra cuatro cepas de la gripe, dos de la influenza A y dos de la influenza B. En los últimos años, la inmunidad ha menguado, por la poca circulación de la gripe, informó NBC News.

Estas vacunas deberían llegar pronto a las farmacias y consultorios médicos de EE. UU. Fry comentó que los CDC recomiendan ponerse las vacunas en septiembre u octubre. Las vacunas contra la gripe pueden reducir el riesgo de una gripe grave y la muerte.

"La gripe no es prevenible del todo mediante una vacuna, pero es controlable", aseguró Citronberg. "Si un número significativo de personas se vacunan contra la gripe este año, de verdad podría tener un impacto en la cantidad de casos que tenemos, y en la gravedad de estos casos".

Entonces, "tendremos nuestras manos llenas", anotó Citronberg.

Los niños pequeños y las mujeres embarazadas en el tercer trimestre deben ser los primeros que se vacunen.

"Es buena idea vacunarse antes de dar a luz, para que el bebé reciba algunos de los anticuerpos que mamá desarrolla y esté protegido", añadió Fry.

Los bebés no pueden recibir sus propias vacunas contra la gripe hasta los 6 meses.

Los refuerzos de las vacunas contra la COVID-19 también serán importantes, porque la protección contra una infección viral puede ayudar a proteger contra la otra, señaló Citronberg.

"Una vez se tiene una inflamación pulmonar, se es más susceptible a otras infecciones o patógenos", explicó Citronberg.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la gripe.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: NBC News

Consumer News in Spanish