See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Tiene ERGE? Perder peso podría ayudarle

Esos kilos de más duplican el riesgo del trastorno digestivo, según un estudio

MARTES 2 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Todos saben que el exceso de peso puede aumentar el riesgo de una persona de sufrir de enfermedad del corazón y diabetes. Ahora, investigadores informan que demasiados kilos también pueden exacerbar los síntomas de la enfermedad de reflujo gastroesofágico, conocido comúnmente como ERGE.

En su metaanálisis (una revisión de varios estudios), los investigadores encontraron que un exceso de peso casi duplicaba el riesgo de síntomas de ERGE tales como acidez estomacal, regurgitación de ácido, dolor en el pecho y dificultad para tragar.

Las personas obesas, definidas como aquéllas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30, tenían casi tres veces más probabilidades de desarrollar cáncer esofágico que aquéllas con un peso corporal sano. El IMC es una medida del peso de la persona en relación con su estatura.

El ERGE ocurre cuando la válvula entre el estómago y el esófago no se cierra apropiadamente. Debido a esto, los contenidos del estómago, incluido el ácido estomacal, pueden derramarse en el esófago, lo que lleva a la erosión del esófago, y en algunos casos, el cáncer esofágico.

Los resultados del estudio, publicados en la edición del 2 de agosto de Annals of Internal Medicine apuntan a una manera tanto de prevenir como de tratar el ERGE y las complicaciones relacionadas, afirmó el Dr. Hashem B. El-Serag, uno de los autores del estudio. Añadió que sería importante como siguiente etapa investigar si la pérdida de peso en realidad mejora los síntomas y complicaciones de ERGE.

"Hay evidencia creíble para incriminar a la obesidad en otro conjunto más de enfermedades. Aunque hay poca información sobre si perder peso revertiría el riesgo de estas complicaciones, es muy probable que mantener un peso normal ayude a reducir el riesgo de ERGE y sus complicaciones".

El Dr. David A. Johnson, profesor de medicina y jefe de gastroenterología de la Escuela de Medicina del Este de Virginia estuvo de acuerdo y anotó que se ha demostrado que la pérdida de peso mejora una variedad de problemas médicos.

"La relación causal está ahí y podría sugerir que la reducción en la obesidad y el sobrepeso ayudarían por muchos motivos", apuntó.

Los hallazgos del nuevo estudio surgen del contexto de un aumento constante tanto en la obesidad como en las complicaciones del ERGE en los Estados Unidos y en Europa Occidental. Casi dos tercios de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso, de acuerdo con los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

Al mismo tiempo, la tasa de adenocarcinoma esofágico se ha cuadruplicado durante los últimos 20 años y se calcula que el 20 por ciento de los adultos de EE.UU. sufre de ERGE, según informan los autores del estudio.

Pero todavía no está claro exactamente cómo aumenta el peso corporal excesivo los síntomas y complicaciones del ERGE. Una posibilidad es que un exceso de peso en el abdomen comprime el estómago y aumenta la presión en su interior, lo que lleva al reflujo gástrico.

Alternativamente, la obesidad abdominal puede contribuir a la liberación de sustancias inflamatorias que podrían aumentar el riesgo de ERGE. En tercer lugar, muchas personas obesas comen cantidades excesivas de grasa y comidas grasosas que pueden aumentar el riesgo de ERGE, explicó El-Serag, profesor asistente de medicina en el Baylor College of Medicine de Houston.

Los resultados del estudio se basan en un análisis de nueve estudios llevados a cabo durante 18 años. Las personas con sobrepeso, definidas como aquéllas con un índice de masa corporal de 25 a 30, tenían 1.4 veces más probabilidades de desarrollar síntomas de ERGE, mientras que las personas obesas tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar síntomas, en comparación con las personas que tienen un peso normal.

El estudio "añade otra razón para que los pacientes mantengan un peso saludable", apuntó El-Serag. "Esto puede ayudarlos a evitar ERGE y todas sus molestias asociadas, el tratamiento y las complicaciones potenciales, incluido el cáncer del esófago".

Más información

Para más información sobre el ERGE, visite el National Digestive Diseases Information Clearinghouse.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Hashem B. El-Serag, M.D., assistant professor of medicine, Baylor College of Medicine in Houston, Texas; David A. Johnson, M.D., professor of medicine and chief of gastroenterology at Eastern Virginia Medical School, Norfolk, Va.; Aug. 2, 2005 Annals of Internal Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined