See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamentos contra el reflujo podrían aumentar el riesgo de diarrea

Estudio halla que una menor acidez estomacal estimula la bacteria que causa la enfermedad

MARTES 21 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los medicamentos usados para tratar la acidez y la enfermedad del reflujo gastroesofágico podrían estar promoviendo un mayor riesgo de infección por Clostridium difficile, una causa significativa de diarrea.

El uso de estos medicamentos, especialmente los inhibidores de la bomba de protones, tales como AcipHex, Nexium, Prevacid, Prilosec y Protonix -- y los antagonistas del receptor H2 -- como Axid, Pepcid, Tagamet y Zantac -- parecen incrementar la incidencia de la enfermedad asociada al C. difficile (CDAD, por sus siglas en inglés), según informan investigadores canadienses.

"Sí hallamos que los pacientes que estaban tomando agentes supresores del ácido tuvieron un mayor riesgo de desarrollar CDAD que aquéllos que no lo hicieron", dijo la autora principal Dra. Sandra Dial, directora de medicina respiratoria de la Universidad McGill en Montreal.

El informe aparece en la edición del 21 de diciembre del Journal of the American Medical Association.

Un estudio británico anterior halló que el C. difficile es la tercera causa más común de infecciones de diarrea entre los pacientes de 75 años o más. Los expertos estiman que hasta 920,000 pacientes ambulatorios estadounidenses podrían desarrollar potencialmente la infección cada año.

Además, estudios recientes sugieren que tanto las tasas como la gravedad de CDAD están creciendo.

Para el estudio, Dial y sus colegas recopilaron datos de 1,672 casos de la infección por C. difficile registrados entre 1994 y 2004 entre pacientes registrados en consultorios médicos británicos.

Hallaron que el uso actual de los inhibidores de la bomba de protones estaba relacionado con casi tres veces la tasa de CDAD y que el uso de los antagonistas del receptor H2 estaba relacionado con el doble de la tasa de CDAD. También, el uso actual de los analgésicos conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (excluida la aspirina) estaba relacionado con un incremento del 30 por ciento en la tasa de la enfermedad por C. difficile.

Dial considera que la supresión del ácido estomacal podría incrementar el riesgo de CDAD. "El ácido estomacal es una de las protecciones contra las infecciones por organismos ingeridos", apuntó.

El riesgo de desarrollar CDAD es mínimo, señaló Dial. "Pero cuando consideramos el número de personas que toman estos medicamentos, aunque el riesgo es pequeño, aún así aumentan el riesgo", destacó.

De acuerdo con Dial, la lesión de este estudio es que los consumidores tienen que ser prudentes cuando toman estos medicamentos comunes. "Necesitamos ser cuidadosos con la forma en que usamos estos medicamentos", explicó. "Cada medicamento tiene el potencial para tener efectos secundarios. Si está tomando un medicamento, es importante hacerlo por todas las razones correctas".

Un experto estuvo de acuerdo en que cambiar el contenido de ácido estomacal favorece el crecimiento del C. difficile.

"Esto era predecible", dijo el Dr. Philip Tierno, director de microbiología clínica e inmunología del Centro Médico de la Universidad de Nueva York. "Los microorganismos responden a los cambios fisicoquímicos de un ambiente. Todo lo que hacemos a nuestro cuerpo afecta los microorganismos que viven en nuestro interior", apuntó.

"Sabemos que una acidez reducida es un factor de riesgo para todas las enfermedades diarreicas", declaró Tierno. "Parte de la defensa es la acidez".

Tierno recomienda que los pacientes que toman estos medicamentos y experimentan diarrea deben consultar a su médico. "Podrían tener una infección por C. difficile que se deba al cambio químico en el entorno de su organismo".

Otro experto considera que el riesgo de desarrollar una infección por C. difficile no es una razón para dejar de tomar estos medicamentos.

"No existe información suficiente para afirmar que todo el mundo necesite volverse paranoico con este cuadro en particular", dijo la Dra. Mary Maish, profesora asistente de cirugía y directora de cirugía de la Universidad de California, en el Centro de Trastornos Esofágicos de Los Ángeles. "No es algo sobre lo que todo aquél que tome inhibidores de la bomba de protones deba preocuparse".

Maish también anotó que el C. difficile es muy fácil de tratar. "Éste podría ser uno de los riesgos potenciales de estos medicamentos que no han sido analizados del todo todavía", manifestó. "Si alguien resulta sintomático, debería visitar a su médico. Para las personas promedio, no constituirá un riesgo significativo".

Más información

Para saber más sobre la infección por C. difficile visite el Medical College of Wisconsin.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Sandra Dial, M.D., M.Sc., director, respiratory medicine, McGill University, Montreal; Philip Tierno, M.D., Ph.D., director, clinical microbiology and immunology, New York University Medical Center and author, The Secret Life of Germs; Mary Maish, M.D., assistant professor, surgery, and surgical director, UCLA Center for Esophageal Disorders, Los Angeles; Dec. 21, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined