See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El alcohol aumenta el riesgo de cáncer entre mujeres de mediana edad

Un estudio de gran tamaño encuentra que hasta una bebida al día representa un peligro

MARTES, 24 de febrero (HealthDay News/Dr.Tango) - Una investigación en la que participaron más de un millón de mujeres de mediana edad encuentra que incluso una ingesta moderada de alcohol eleva el riesgo de cáncer de mama, de hígado y de otros tipos.

"Hasta los niveles relativamente bajos de alcohol, es decir una copa al día, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer", dijo la investigadora principal Naomi Allen, de la unidad de epidemiología del cáncer de la Universidad de Oxford en Reino Unido. "Debido a la alta proporción de mujeres que bebe bajas cantidades de alcohol con regularidad y a que la gran parte del incremento en el riesgo es para el cáncer de mama, el riesgo entre las mujeres asociados con el consumo de alcohol es de particular importancia".

De hecho, el estudio encontró que el consumo moderado de alcohol representa el trece por ciento de los cánceres de mama, hígado, recto, del tracto digestivo o del tracto respiratorio superior entre las mujeres.

La relación entre el consumo moderado de alcohol y el cáncer de mama entre las mujeres es bien conocida, apuntaron los investigadores. Lo nuevo aquí, destacan, es el hallazgo de que incluso los niveles bajos de alcohol pueden elevar el riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de hígado y recto. En las mujeres fumadoras, los cánceres de boca y garganta también fueron relacionados con el consumo elevado de alcohol.

El informe aparece en la edición en línea del 24 de febrero de la Journal of the National Cancer Institute.

Para el estudio, el equipo de Allen recopiló los datos de más de 1.2 millones de mujeres británicas de mediana edad que participaron en el Estudio de un millón de mujeres. Los investigadores utilizaron los Registros Centrales de los Servicios Nacionales de Salud para identificar casos de cáncer entre estas mujeres.

La mayoría de las mujeres del estudio tomaban una copa al día, y un pequeño porcentaje bebía tres o más copas de alcohol al día, hallaron los investigadores. En los más de siete años de seguimiento, 68,775 mujeres desarrollaron cáncer.

"Estos hallazgos son contundentes, además el consumo de alcohol se evaluó varias veces antes de que las mujeres fueran diagnosticadas con cáncer, lo que hace que estas estimaciones sean confiables", dijo Allen.

En general, el riesgo de cáncer se incrementaba con el aumento del consumo de alcohol. El tipo de alcohol consumido no parecía crear ninguna diferencia.

Las mujeres que bebían y que también fumaban enfrentaban un riesgo mayor de cánceres de la cavidad oral y de faringe, esófago y laringe, hallaron los investigadores.

El estudio sugiere que "en los países desarrollados, donde las mujeres consumen generalmente cantidades de alcohol entre bajas y moderadas, según nuestras estimaciones por cada copa de alcohol adicional consumida de manera regular cada día, se diagnosticarán cerca de quince casos extra de cáncer de mama, hígado, recto, boca y garganta por cada 1,000 mujeres hasta la edad de 75 años", dijo Allen. "La mayoría de este riesgo excesivo se debe al cáncer de mama".

Susan M. Gapstur, vicepresidenta de epidemiología de la American Cancer Society, dijo que los hallazgos confirman y amplían los de estudios anteriores en hombres y con cohortes más pequeños de mujeres.

No obstante, varias preguntas siguen en el aire, dijo. "Por ejemplo, los investigadores siguen preocupados por el patrón de consumo", apuntó Gapstur. "No está claro, por ejemplo, si alguien que bebe varias copas de vino un día en la semana tiene el mismo riesgo que alguien que toma una copa de vino al día durante una comida. Además, los efectos de dejar o reducir el consumo de alcohol sobre el riesgo de cáncer tampoco están claros".

La American Cancer Society recomienda limitar el consumo de alcohol a una copa al día para las mujeres y dos al día para los hombres, dijo Gapstur.

Por otra parte, varios estudios han sugerido que el alcohol, sobre todo el vino tinto, puede ayudar a evitar enfermedades cardiacas, lo que complica aún más las decisiones en torno al consumo de alcohol y la salud.

"Si usted no bebe, no hay razón para que empiece a hacerlo", concluyó Gapstur. "Sin embargo, a la luz de los hallazgos del estudio de un millón de mujeres, las mujeres que están preocupadas por su riesgo de cáncer en contraste con su riesgo de enfermedad cardiovascular quizá prefieran discutir los riesgos y beneficios potenciales del consumo de alcohol, aunque sea bajo, con sus proveedores de atención de la salud".

En un editorial acompañante en la revista, el Dr. Michael Lauer,, director de la división de ciencias de la población y prevención del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU., dijo que cree que el riesgo de cáncer podría superar cualquier beneficio percibido en términos de enfermedad cardiaca.

"Las personas que no consumen alcohol no deberían empezar a beber ahora para prevenir enfermedades cardiacas, e incluso las personas que toman deberían discutirlo con su médico", destacó. "Y como parte de la conversación, deberían considerar otras afecciones aparte de la enfermedad cardiaca. No podemos centrarnos únicamente en la enfermedad cardiaca".

Más información

La American Cancer Society tiene más información sobre el alcohol y el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Naomi Allen, D.Phil., Cancer Epidemiology Unit, University of Oxford, United Kingdom; Michael Lauer, M.D., director, Division of Prevention and Population Sciences, U.S. National Heart, Lung and Blood Institute, Bethesda, Md.; Susan M. Gapstur, Ph.D., M.P.H., vice president, epidemiology, American Cancer Society, Atlanta; Feb. 24, 2009, Journal of the National Cancer Institute, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined