See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El alcohol podría retrasar el desarrollo de la artritis reumatoide

Pero según los científicos los resultados encontrados en ratones podrían no ser aplicables a los humanos

LUNES 18 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Una dosis abundante de alcohol redujo el riesgo de que los ratones desarrollaran artritis reumatoide, informan investigadores suecos.

Sin embargo, esto no significa que los humanos deben recurrir a la botella para aplazar la presencia de esta dolorosa enfermedad.

Cuando se le preguntó al investigador principal, el Dr. Andrzej Tarkowski, profesor de reumatología en la Universidad Goteborg, sobre si se intentaría hacer un experimento similar en humanos, respondió "no me atrevería a hacerlo".

A los ratones se le administró un régimen diario de agua de la llave complementada con un 10 por ciento de alcohol. "Eso causaría daños hepáticos en los humanos", anotó Tarkowski.

"Es posible que exista cierto tipo de correlación con los humanos, pero eso no es lo que estamos estudiando", agregó Tarkowski, quien publicó los hallazgos en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

En lugar de eso, Tarkowski está interesado en conocer el mecanismo por el que el alcohol podría ayudar a prevenir la artritis reumatoide, una condición autoinmune en la que el cuerpo ataca sus propios tejidos articulares.

"Hemos demostrado que actúa a través de la regulación por incremento [aumento] de la testosterona", agregó. "Lo que a su vez regula por decremento la inflamación, que forma parte del proceso artrítico".

Estudios en tubos de ensayos también muestran que el alcohol incrementa la migración de glóbulos blancos, que participan en el proceso inflamatorio, según Tarkowski.

En el experimento, los ratones machos fueron inyectados con colágeno para inducir la artritis reumatoide. Los investigadores notaron una manifestación significativamente menor de la enfermedad y menos síntomas destructores entre los ratones que bebieron el agua que contenía 10 por ciento de alcohol añadido, que en los que bebieron sólo agua.

El Dr. Stephen Lindsey, jefe de reumatología del Hospital de la Ochsner Clinic Foundation en Baton Rouge, Los Ángeles, estuvo de acuerdo en que los hallazgos del estudio no son una licencia para empezar a beber.

"Este trabajo está relacionado con ratones machos", apuntó Lindsey. "Es todo lo que podemos decir en este momento". Otra razón de advertencia es que muchos de los medicamentos usados para tratar la artritis reumatoide también son tóxicos para el hígado, como el alcohol, apuntó. Este estudio también se centró en ratones machos y la testosterona, mientras que la mayoría de los que sufren artritis reumatoide son mujeres.

Finalmente, señaló Lindsey, el estudio aborda la prevención de la artritis, no su tratamiento.

Los hallazgos sí sugieren direcciones para los posibles ensayos, señaló, quizá entre los hombres con artritis reumatoide para determinar si su afección se ve afectada por el consumo de alcohol.

Sin embargo, no hay razón para cambiar las recomendaciones establecidas para las personas con artritis, anotó.

"La recomendación estándar es hacer de todo con moderación, menos fumar", dijo Lindsey. "Un par de tazas al día de café, unas o dos copas de alcohol al día, pero no fumar".

Tarkowski observó la posibilidad de usar acetaldehído, un producto derivado del alcohol, en la prevención de la artritis reumatoide. Sin embargo, advirtió de nuevo que el acetaldehído "debe ser usado en cantidades relativamente pequeñas, porque, en grandes cantidades, es tóxico".

Más información

Para más información sobre la artritis reumatoide, visite la Arthritis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Andrzej Tarkowski, M.D., professor, rheumatology, Goteborg University, Sweden; Stephen Lindsey, M.D., head of rheumatology, Ochsner Clinic Foundation Hospital, Baton Rouge, La; Dec. 18-22, 2006, Proceedings of the National Academy of Sciences
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined