Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El tabaquismo, el alcohol y el colesterol podrían ser factores de riesgo para el Alzheimer

Estudios sugieren que los comportamientos en la mediana edad pueden tener un impacto décadas más tarde

MIÉRCOLES 16 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente muestra que beber alcohol en exceso, fumar de manera excesiva y tener niveles elevados de colesterol en la mediana edad están asociados con la aparición de la enfermedad de Alzheimer en la tercera edad.

La relación aparente entre el comportamiento de los 40 a 49 años y el desarrollo de la demencia décadas más tarde procede de dos informes presentados el miércoles en la reunión anual de la American Academy of Neurology en Chicago.

Un estudio de 938 personas a partir de los 60 años que fueron diagnosticadas con enfermedad de Alzheimer posible o probable detectó una manifestación precoz de la enfermedad en bebedores empedernidos (más de dos copas al día) y fumadores empedernidos (un paquete de cigarrillos o más al día), dijo el Dr. Ranjan Duara, director del Centro para la enfermedad de Alzheimer del Centro médico Mount Sinai en Miami Beach, Florida.

"El pensamiento actual es que la patología de la enfermedad de Alzheimer se desarrolla muchos años antes de que aparezcan los síntomas clínicos", señaló Duara. "Las personas que empiezan con una buena reserva cognitiva, y que permanecen activas mentalmente, son capaces de compensar la patología del cerebro durante un periodo más largo de tiempo".

El 20 por ciento de las personas del estudio consideradas como fumadores empedernidos desarrolló el Alzheimer 2.3 años más pronto que los que no lo eran. Los bebedores empedernidos desarrollaron la enfermedad de Alzheimer 4.8 años antes.

Tanto fumar como beber pueden tener un efecto físico directo sobre el cerebro, dañando las células y las sinapsis, que son las conexiones entre las células, dijo Duara. Aunque cualquier cantidad de cigarrillos es mala, porque aumenta el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y otros problemas médicos, existe un "poco de controversia" en torno a los bebedores empedernidos y el Alzheimer, señaló, específicamente sobre el significado exacto de la palabra "empedernido".

Los estudios han mostrado que beber con moderación puede tener un efecto beneficioso para la salud, al reducir el riesgo de enfermedades coronarias, apuntó Duara. Un influyente estudio realizado en los Países Bajos definió que beber con moderación consistía en tres o cuatro copas al día. "Consideraron que más de cuatro bebidas al día era excesivo", declaró respecto a los investigadores de Ámsterdam.

A pesar de esos hallazgos, "sugiero que más de dos copas al día probablemente no es una buena idea", dijo Duara. "Nadie ha demostrado hasta ahora que una o dos copas al día no sea tan bueno como tres o cuatro al día para proteger" la salud general.

Es difícil afirmar por qué el colesterol alto en sangre entre los 40 y 49 años debería predecir la enfermedad de Alzheimer a la edad de 70, pero un estudio de 9,752 hombres y mujeres de California detectó la relación, dijo Rachel Whitmer, científica investigadora de la división de investigación de Kaiser Permanente en Oakland.

El estudio halló que las personas que tenían niveles de colesterol total entre 249 y 500 miligramos eran una y media veces más propensas a desarrollar Alzheimer que los que tenían niveles de colesterol inferiores a 198 miligramos. Las personas que tenían niveles de colesterol total de 221 a 248 miligramos eran más de 1.25 veces más propensas a desarrollar la enfermedad.

"No podemos asegurar de manera definitiva que se debe a una relación de causa y efecto", dijo Whitmer. "Pero sabemos que los niveles totales de colesterol en la mediana edad predicen la enfermedad de Alzheimer más tarde en la vida. Sólo podemos decir que se trata de un factor de riesgo".

No es posible concluir a partir del estudio que el colesterol LDL, el tipo "malo" que ocluye las arterias, sea el responsable de la relación, dijo. En las décadas de los 60 y 70, cuando se reunieron los datos de los participantes, no se había hecho ninguna distinción entre el colesterol LDL y el HDL, el tipo "bueno" que ayuda a mantener las arterias despejadas.

"Los estudios que se hagan en el futuro necesitan abordar esa cuestión", apuntó Whitmer.

Mientras tanto, "las personas necesitan tomar en cuenta sus factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer aunque estén en los 40", aconsejó. "Lo que es bueno para su corazón también es bueno para el cerebro".

Más información

Puede informarse más sobre los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer en la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Ranjan Duara, M.D., director, Wien Center for Alzheimer's Disease, Mount Sinai Medical Center, Miami Beach, Fla.; Rachel Whitmer, Ph.D., research scientist, Kaiser Permanente division of research, Oakland, Calif.; April 16, 2008, presentations, American Academy of Neurology annual meeting, Chicago
Consumer News in Spanish