See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La realidad sobre la ingestión de alcohol disminuye el uso

Corregir las percepciones erróneas de los estudiantes acerca de la prevalencia reduce la práctica

Jueves, 6 de noviembre (HealthDayNews) -- Corregir las percepciones erróneas de estudiantes universitarios acerca de cuánto alcohol ingieren otros estudiantes ayuda a reducir el hábito de tomar, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill.

Una forma eficaz de hacer esto es continuar con programas de educación pública que informe a los estudiantes que los reportes de tomar alcohol en el campus en los Estados unidos son rutinariamente exagerados, que el alcohol puede causar serios problemas a la salud mental, y que los estudiantes no necesitan tomar alcohol para divertirse.

"Casi todos tenían percepciones erróneas sobre cuánto tomaban en realidad los estudiantes universitarios. Cuando se preguntaba a las personas que lo estimaban, casi siempre sobrepasaban la realidad", dijo en una declaración el doctor Robert D. Foss, director de estudios sobre el alcohol en el Centro de Investigación de Seguridad en las Carreteras de la UNC.

En 1997, Foss y sus colegas tomaron pruebas anónimas y voluntarias de aliento de alcohol mientras los estudiantes de UNC regresaban a sus residencias tanto en fines de semana como días de semana en la noche. Encontraron que dos de los tres estudiantes no tomaron nada incluso en los fines de semana y muchos de los otros estudiantes sólo habían ingerido unos pocos tragos.

De lunes a miércoles, por lo general, 85 por ciento de los estudiantes no ingirió alcohol.

En la próxima fase del estudio, los investigadores anunciaron sus hallazgos a estudiantes universitarios. Esto incluyó diálogos en sesiones de orientación de estudiantes de primer año, afiches y material impreso distribuido a las salas de cada residencia, junto con un incentivo financiero para estudiantes que repartía afiches.

Luego de conducir el programa de educación estudiantil, los investigadores nuevamente repitieron sus encuestas de análisis de aliento en 1999 y 2002.

"Lo importante es que en un número de medidas diferentes, los estudiantes que tomaban había declinado. El número de tomar alcohol según reportes personales era bajo, el número de tomar alcohol en exceso según reportes personales, que algunos llaman binge-ing, era bajo, y lo más importante los de concentración de la prueba de alcohol era bajos", indicó Foss.

"En el 2002, la proporción de estudiantes con alguna cantidad de alcohol había declinado en 15 por ciento, y la proporción con una concentración de alcohol en el aliento mayor de 0.05 era menos de 23 por ciento", comentó Foss.

Para el 2002, 91 por ciento de los que respondieron estaban al tanto del mensaje de "2 de cada 3" y 82 por ciento lo sabía. El estudio encontró que 51 por ciento de los estudiantes de primer año y 45 por ciento de todos los que respondieron quienes sabían del mensaje consideraban que representaba con precisión el hábito de tomar alcohol en UNC.

"El alto grado de conciencia y entendimiento del mensaje de "2 de cada 3" entre los estudiantes de UNC indica que el programa de normas sociales era exitoso en llegar al público al que va dirigido. La creencia elevada en la precisión de la campaña sugiere que el mensaje primario que especifica que en las fiestas los estudiantes ingieren poco licor, si alguno, se está aceptando más como la realidad de estudiantes que toman alcohol en el campus", sostuvo Foss.

Más información

Aquí puedes conocer más acerca de prevención de estudiantes universitarios que ingieren alcohol.

Fuente: Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill, comunicado noticioso, octubre de 2003
Consumer News in Spanish