Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Para los adolescentes, a menudo no hay recompensa

Estudio podría explicar conductas riesgosas

Jueves, 26 de Febrero (HealthDayNews) -- El comportamiento adolescente puede llevar los padres a mover sus cabezas y preguntarse qué podría motivar estas acciones riesgosas.

Resulta que en realidad toma tiempo, motivar a un adolescente, porque el centro de recompensa en el cerebro de éste no se desarrolla completamente y no es tan responsivo como el centro de recompensa de los adultos.

Esta es la conclusión de un estudio en la edición del 25 de febrero de la Journal of Neuroscience.

Y estos hallazgos podrían explicar por qué los adolescentes son más aptos de ingerir alcohol, usar drogas y tener sexo sin protección, ya que estas actividades requieren poco esfuerzo para recompensa aparentemente mayor.

"Los adultos motivación fácilmente activa en el cerebro", sostuvo el coautor del estudio James Bjork, investigador en el laboratorio de estudios clínicos en el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo. Pero, indicó: "tomaría incentivos excepcionalmente fuertes para hacer que los chicos tomen acción".

Bjork y sus colegas compararon escáneres de MRI de 12 adolescentes entre las edades de 12 a 17 con MRI de 12 adultos entre las edades de 22 y 28 años. Mientras pasaban por los MRI, se pidió a los voluntarios del estudio que jugaran un videojuego. Si podían golpear un objetivo en la pantalla, se recompensaba con 20 centavos, $1 ó $5. Si no podían atinar al objetivo, perderían el dinero.

Tanto adolescentes como adultos, las imágenes de resonancia magnética demostraron que en anticipación a una ganancia potencial, se activaron las secciones del estrato ventral, la ínsula derecha, el tálamo dorsal y el cerebro medio dorsal. Y el estrato ventral, que se cree que es el centro de recompensa en el cerebro, mostró activación incrementada a medida que aumentaba la cantidad de la recompensa para ambos grupos.

Pero, el estrato ventral derecho reflejó menos activación en adolescentes que en adultos. De acuerdo con Bjork, otras investigaciones han demostrado que esta área del cerebro es responsable de la motivación.

"Esa región del cerebro controla cuánto un organismo está dispuesto a trabajar para recibir una recompensa", sostuvo Bjork. "Los datos reflejan que los adolescentes están tan felices y emocionados en el prospecto de una victoria como los adultos, pero difieren en la dedicación de esfuerzos por esa recompensa".

Para los padres, estos hallazgos muestran que "podría haber una razón del desarrollo normal de por qué es tan difícil para los adolescentes salir del sofá", expuso Bjork. Además, manifestó, los hallazgos podrían explicar porqué los adolescentes desarrollan un comportamiento de riesgo como el uso de alcohol y drogas; ya que ofrecen una fuerte recompensa con poco esfuerzo.

El doctor Ramon Solhkhah, director de psiquiatría de niños y adolescentes en el St. Luke's-Roosevelt Hospital Center en la ciudad de Nueva York, asevero que los hallazgos "nos dan información acerca de cómo los adolescentes buscan recompensa en una forma diferente a los adultos".

Afirmó que es importante señalar que los cerebros todavía se están desarrollando, y no son sólo adultos pequeños. Los adolescentes rara vez consideran consecuencias a largo plazo, expresó.

"Su sentido del futuro se procesa de forma diferente al de los adultos. Trabajan mucho mejor con consecuencias a corto plazo, de manera que usar drogas podría ser más poderoso que las consecuencias a largo plazo", explicó Solhkhah.

Por otro lado, recomienda decir a los adolescentes cómo las cosas le afectarán ahora, en lugar de en el futuro. No digas a tu hijo que fumar va a causar cáncer pulmonar a los 30 años, recomendó, porque no significa nada para él. En cambio, enfócate en aquí y ahora. Por ejemplo, di a tus hijos cómo fumar puede manchar los dientes o dificultarle los deportes.

Más información

El Colegio de Ecología Humana de la Universidad de Minnesota ofrece consejos sobre el comportamiento adolescente. El Centro Distribuidor Nacional de Información para las Drogas y Alcohol discute la importancia de establecer reglas para los adolescentes.

Fuentes: James Bjork, Ph.D, investigador, laboratorio de estudios clínicos. El Centro Distribuidor Nacional de Información para las Drogas y Alcohol, Bethesda, Md.; Ramon Solhkhah, M.D., director, psiquiatría de niños y adolescentes, St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, ciudad de New York;. 25 de febrero de 2004, Journal of Neuroscience
Consumer News in Spanish